EL ENEMIGO INVISIBLE Y EL IMPOSIBLE


24 Agosto 2020


Título: El enemigo invisible y el imposible

Escribo estas líneas desde la voluntad de mantener la calma y no caer en la histeria colectiva que nos envuelve aunque se hace difícil. Se dice que los seres humanos a lo que más tenemos es a lo desconocido y esto es lo que está sucediendo. Ya he sobrepasado los sesenta años y parece que soy objetivo predilecto del dichoso virus. En toda mi vida y trayectoria profesional , precisamente en muchos ámbitos del sector sanitario en distintos países, jamas me había encontrado ante una situación como la que estamos viviendo y aunque preocupado, lo estoy mucho más por los seres queridos que por mi. Decir que sigo estupefacto pues como bien escribía Antoni Puigverd hace unos días, estamos batallando con dos virus, el biológico y el sociológico . El primero sigue siendo invisible aunque con los días lo empezamos a conocerlo más y así vamos añadiendo nuevas medidas para derrotarlo. El otro es un virus poliedrico pues es la conjunción del miedo, la manipulación, la tecnología, la ignorancia, la desconfianza y la desinformación.
El primero está dañando personas y provocando estrés en todo el planeta. “Cuando no sabe lo que busca, cuando encuentra, no sabe lo que encuentra”como dice el refrán y ahí estamos de momento, pero no tengo la más mínima duda de que lo derrotaremos. El otro virus es para mi peor, pues provoca pánico, criticas, desavenencias, enfrentamientos y enorme malestar en la sociedad , porque interfiere enormemente en la unión de esfuerzos de instituciones y gente de buena fe que queremos derrotar al virus invisible. Pero me temo que el virus imposible, anidara para muchos años entre nosotros y sus consecuencias si no ponemos remedio serán peores y a largo plazo. La culpa y la solución está en nuestras manos . Con el biológico, debemos actuar a pies juntillas de acuerdo con lo que nos recomiendan las autoridades sanitarias, juntos, alineados y unidos. En cuanto al segundo, por una vez, dejémonos de demagogias y populismos que no llevan a nada más que a crear desorden y caos que es lo que debemos rechazar de cuajo. Juntos lo conseguiremos, depende de nosotros.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s