CARTAS A ALEX: MÍA Y ONA ( Devuelta al remitente, cosas del verano………)

Titulo: Mía y Ona
Querido Àlex, mientras escribo estas líneas, ha nacido Mía, tu nueva sobrina, la primera hija de tu hermana Paola. Son vivencias únicas e irrepetibles, de emoción y sentimientos muy profundos .Tantos meses ocupados en su gestación y estos últimos días en desear conocerla ya y ver su hermosa carita. Es el milagro de la vida hijo. Pero otros sufren y lo pasan mal. Casi nadie se libra. Desde aquí,mi recuerdo para un buen amigo y su esposa que están sufriendo por su hija. Desde el silencio y el respeto estamos a vuestro lado, ahora y siempre. Nosotros sabemos bien de que se trata, lo vivimos en propias carnes, ¿ Verdad Àlex?. Se bien hijo, que debería hablar del Barça, de De Jong, de Griezman, de cómo afrontará el Barça y Valverde esta nueva temporada y el culebrón Neymar. De nuestro querido y admirado Leo Messi y la tierna anécdota vacacional contada por The Times. ¡Grande hasta en esto Leo! . La verdad Àlex, es que ante las cosas importantes, estas otras, se convierten en nimias.Lo cierto es que últimamente ,me ha preocupado poco el fútbol. Solo gracias a tu sobrino Gaby,”fanatico ma non tropo”,estoy al tanto de las novedades,de los equipos que se refuerzan, de las giras que se hacen para promocionar de todo y más, pues lo cierto es que esto se parece cada vez más a un zoco sofisticado. Y estoy preocupado porque repito lo mismo que decían mis abuelos : “No se donde llegaremos………” Ni yo, ni creo que nadie pues la espiral parece que tiende al infinito. Mientras, me divierto viendo buen tenis en Wimbledon donde habría que laudar la longevidad; buen golf en un British solo para europeos; buena natación en el Mundial donde los récords van superando los límites que parecían inaccesibles, como los de Phelps; y que decir de nuestras y nuestros waterpolistas  ambos finalistas del Mundial, geniales ; Le Tour que este año ha sido muchísimo más disputado de lo que algunos creían hace pocos días. Y finalmente quiero felicitar muy especialmente a Ona Carbonell, no tanto por sus logros que son impresionantes, sino por ser como es, humilde, sensata, reflexiva, solidaria y ejemplar. Con deportistas como ella, el deporte tiene futuro.”Gracies Ona, per ser com ets. Segur que seràs un gran exemple per en Gaby, la Clara i la Mía i tots els nens i nenes que fan esport .T’estimo Alex”