CARTAS A ÀLEX: ESOS EXTRAORDINARIOS Y MARAVILLOSOS INVISIBLES. Vía Marca. 24/3/2019

Titulo: Esos extraordinarios y maravillosos invisibles

Querido Àlex, este pasado jueves 21,celebramos el día mundial del Síndrome de Down. Tras muchos años de esfuerzo, lucha y pedagogía, estamos consiguiendo que esta sociedad tan revuelta y con demasiados odios, al menos ha dejado de llamaros subnormales o mongolicos como sucedía hace no muchos años. Ojalá podamos conseguir lo mismo en otros ámbitos y empecemos a respetarnos todos un poco más .Y si, hoy no voy a hablar de Messi, ya lo han hecho estos días otros mucho mas autorizados y expertos que yo,aunque implícitamente, debo resaltar que Leo es uno de ellos, de esos invisibles maravillosos y extraordinarios, pero su genialidad le impide la invisibilidad. Quiero referirme a aquellas personas que realizan trabajos y actividades determinantes que a simple vista pasan inadvertidas, que parecen normales y no lo son, que son importantísimas para sus respectivas instituciones, empresas o en este caso equipos . Pero para ser más didáctico, voy a referirme a algunos jugadores de fútbol, en concreto de nuestro Barça, que si, son reconocidos como muy buenos, pero yo diría que son mucho más, extraordinarios y maravillosos pues con su talento, esfuerzo, cooperación, consiguen que el equipo sea mejor y sus compañeros también. Son gente discreta, humilde y muy profesional. Hablo de Busquets, Rakitic, Ter Stegen,Cillesen, Iniesta y me dejo más. Mi admiración y respeto a todos ellos pues su labor invisible muchas veces, suele ser determinante para el colectivo. No quiero acabar sin citar a nuestro entrenador, Ernesto Valverde. Inteligente, discreto y hábil. Algún día se irá, no será recordado por frases brillantes, sus títulos como los de otros pasarán a las vitrinas pero quizás sin leyenda, pero si con mucha elegancia y pedagogía. Gracias Mister. “Fill , el mon necessita persones com ells, valents però humils. T’estimo Alex”.

ALEX, SE LLAMABA ÀLEX. Vía Opnion La Vanguardia. 23/3/2019

Titulo: Alex, se llamaba Alex.
El pasado día 21 se celebró e Día mundial del Síndrome de Down. Desde que Alex nació en 1982, el mundo ha cambiado mucho y aunque a veces nos esforzamos en que parezca que para mal, en muchas cosas hemos mejorado. Por ejemplo en el ámbito de la integración, de la inclusion, estamos más cerca de conseguir la normalización. Hace no muchos años, a estas personas, algunos aún les llamaban niños aunque fueran adultos, también eran invisibles para demasiados y cuando se convertían en visibles, les llamaban subnormales .En aquellos años, hasta un afamado escritor catalán expresó en una entrevista en este mismo periodico que no tenía descendencia para no tener hijos tontos…Tuve la oportunidad de responderle en este mismo espacio, gracias a estas páginas dedicadas a la opinión de los lectores. Ahora, a pesar de vivir en un mundo convulso, lleno de contradicciones,odios y peleas tribales y sectarias, creo que podemos afirmar que en el tema de la igualdad,hemos progresado mucho aunque aún falta camino por recorrer. Les llamamos personas con capacidades distintas, pero seguimos sin acertar. ¡Todos tenemos capacidades distintas! No somos iguales, nadie es igual a otro, afortunadamente. Otra cosa es que busquemos la equidad y eso es de justicia y solidario, una obligacion social. Nuestro hijo nació con un cromosoma de más,un accidente de la genética. Algunos le llamaban mongolico, subnormal. Luego, mejoramos y pasó a discapacitado. Ahora les llaman personas con capacidades distintas. Yo solo se que se llamaba Àlex y era nuestro hijo. Ya han pasado 33 años desde que nos dejó, pero cambió nuestras vidas. Su magia nos permitió ver un mundo invisible que estaba ahí y no veíamos. Gracies per haber nascut fill, hm descobert molts móns invisibles gracies a tu. T’enyorem Àlex.