CARTAS A ÀLEX: LA VIOLENCIA EN EL FÚTBOL. Vía @Marca 8/11/2018

Titulo: La violencia en el fútbol
Querido Àlex, estoy viendo entrenar a tu sobrino Gaby. El entrenador acaba de parar el entrenamiento, los sienta a todos y les explica que están ahí para disfrutar de un juego, un deporte llamado fútbol, que se supone que les gusta y apasiona. Ha parado porque algunos iban a su bola, nunca mejor dicho y no hacían caso. La soledad del entrenador….. Les habla de respeto, de disfrutar del juego, de que no todo vale. Escuchan atentos y asienten. Dias más tarde juegan un partido contra otros niños y en el ambiente se percibe un halo de tensión. Los rivales, se presentan como enemigos y sus entrenadores y familiares, solo quieren ganar, si o si, como sea. Es fácil caer en la tentación y actuar como ellos. La tensión deriva en violencia que se contagia desde las gradas al campo. Estos niños, unos y otros, viven la gran contradicción de nuestro mundo. Por un lado, enormes esfuerzos de instituciones y personas relevantes por difundir el juego limpio, el respeto, la deportividad, pero el lado oscuro sigue ahí agazapado. Tambien, futbolistas muy relevantes e influyentes, no esconden sus malas prácticas y las ejercen públicamente. Verles, parece que actuar indebidamente no es malo y ahí surge la gran contradicción. Los valores que se le suponen al deporte son atacados frontalmente por el “todo vale para ganar” y es ahí donde y cuando, nuestros niños y niñas, no entienden cuál es el camino correcto. Desgraciadamente Àlex y como sabes que he repetido hasta la saciedad, el fútbol es el espejo del mundo real. No pasa nada en el fútbol que sea distinto a lo que sucede en otros ámbitos de la vida. ¿Cuál es el camino? No desfallecer y seguir insistiendo en que lo importante no es ganar, sino como ganas y hacerlo con respeto a tus rivales, promover el juego limpio y para ello, los que debemos predicar con el ejemplo somos principalmente la familia, educadores, monitores y entrenadores y por supuesto pedir a nuestros astros que sean un buen ejemplo, pues sus actos, acciones y actitudes valen más que miles de palabras.” Fill hem de seguir insistint, per conduir al nostres joves a millorar el nostre món, ara massa confús i convuls. T’estimo Alex”

CARTAS A ALEX: Va de profetas, reconocimientos y homenajes. Vía @Marca. 411/2018

Titulo: Va de profetas, reconocimientos, homenajes….
Querido Àlex, acabo de regresar de Londres donde he recibido un emotivo reconocimiento. Por supuesto, que reconozcan tu labor y trayectoria, es reconfortante y mantiene o sube tu autoestima y más si eso sucede lejos de tu tierra. Y a eso es a lo que voy. El refranero español es muy sabio, dice que nadie es profeta en su tierra y realmente es cierto. Ah y preocúpate si algún día en tu entorno te reconocen u homenajean porque quizás algo anormal pasa, quizás te queda poca vida y no lo sabes….Triste pero así es.Te decía Àlex, que fue muy emotivo, no solo por el propio reconocimiento que también, sino especialmente por poder recibirlo rodeado de personas queridas. Por supuesto la familia,mamá, tus hermanos y sus parejas y sus hijos, nuestros nietos, que por primera vez rompieron el estricto protocolo británico de 900 años y estuvieron presentes en la ceremonia y en la comida de gala. Verles ahí, enfrente atendiendo con atención, con los ojos como platos me emocionó. Quizás se acuerden de mayores del “avi”, de aquel día especial en Londres. Todo esto viene a cuento por los premios que los deportistas suelen recibir y que cada vez más son más numerosos . Está claro que sirven para difundir mas el deporte, pero lo desvirtúa un poco en mi opinión. Nadie, nadie, consigue nada sin un buen entorno que te apoye,especialmente cuando las cosas se ponen difíciles.La familia es esencial y un buen equipo de buena gente que te ayude, arrope y te haga mejor, es indispensable. Así pues, los premios individuales, son para mi un concepto que debería plantearse de otro modo. Los premios deberían difundir los valores colectivos y hacer pedagogía de la importancia del esfuerzo colectivo. Solos, no vamos a ninguna parte; bien acompañados podemos llegar al infinito. Desgraciadamente vivimos en una era hedonista y egolatra que no ayuda, pero debemos seguir peleando para mejorarlo. Por desgracia y la gran paradoja es que la estupidez suele estar muy segura de si misma y la inteligencia a menudo llena de dudas, cómo escribió Bertran Russel y ahora de nuevo, nos está está derivando a este mundo actual convulso, violento y peligroso en el que vivimos. Ojalá las jóvenes generaciones nos ayuden a recuperar las dudas y tomar mejores caminos y decisiones. “Fill, per un mon millor,necessitem que l’esport ademes de ser una industria próspera, sigui pedagògic i això només es consegueix amb el bon exemple dels millors. T’estimo Alex”.