Cartas a Àlex: Barça e Igualdad de género. Vía @Marca 28/7/2018

Titulo: Barça e igualdad de género.
Es curioso Àlex, pues vivimos en un mundo donde las noticias no solo vuelan a velocidad de vértigo, sino que las opiniones sobre las mismas , aparecen a velocidad de la luz y demasiadas veces nos confunden a todos. Ahora en que el 50% aproximado del planeta, las mujeres, están tomando consciencia colectiva de sus derechos y de la desigualdad que existe entre ellas y los hombres a casi todos los niveles y eso que aún no se ha profundizado en áreas geográficas, paises, religiones, regímenes políticos…..Quedan tantas cosas por hacer…Sin duda, vivimos en un mundo lleno de desigualdades. El género es uno de ellas, pero hay tantas mas…La raza, el color de la piel, las capacidades , los niños, los mayores y así, un sinfín. Hay enorme trabajo por hacer. Escribo todo esto porque cuando alguien intenta hacer algo en favor de algún colectivo en inferioridad, en demasiadas partes pero en especial nuestro país, somos canibales que saltamos a la yugular. El FCBarcelona, decidió hace ya un tiempo , empoderar las secciones femeninas y entre ellas el fútbol. Y lo ha hecho con acierto y éxito. Otros no, ni lo han intentado. Ahora en la gira estival por los EEUU, en especial por California, en lugar de darnos la enhorabuena por la iniciativa de llevar tambien el equipo femenino, críticas feroces por la discriminacion en el viaje. Cierto, pero también lo es que los pioneros del fútbol masculino, cuando empezaron con una mano delante y otra atrás y probablemente con menos confort que las jugadoras actuales, podian haberse quejado. Con ello no quiero decir que deban ser tratadas de forma desigual, pero si con equidad y esto significa no siendo denigradas, pero si tratadas como su actividad merece. ¿Os es que acaso, los equipos de tercera división que decidan hacer una gira deberan viajar con el mismo confort, privilegios y facilidades que Barça o el Madrid? Ni tanto ni tan calvo. Enhorabuena por la iniciativa, pero si creemos tanto en la igualdad de género, llenemos todos y todas, los estadios y paguemos por las entradas igual que hacemos con el fútbol masculino o exijamos los mismo importes por los derechos de television, que por cierto acabaremos pagando nosotros. Asi mejoraremos el estatus de nuestras mujeres deportistas. Ah y no olvidemos que en los EEUU el fútbol femenino tiene más prestigio y reputación que el masculino. Ahí están sus títulos. Por cierto Àlex, hablando de igualdad, no me canso de insistir en la liga Génuine, para jóvenes con capacidades desiguales, promovida por el Nastic de Tarragona y apoyada por varios clubs y en especial la LFP y su presidente Javier Tebas. Y no están todos los que son….”Fill , la vida es aixi. Veiem la palla al ull aliè però difícilment, la viga al propi. T’estimo Alex.

Cartas a Àlex: Mundial , me equivoque. Vía @Marca . 15 julio 2018

Titulo: Mundial: Me equivoqué
Querido Alex, te escribo a pocas horas del fin del Mundial de Rusia. Realmente la grandeza de este deporte es lo imprevisible que es. A pesar de que España fue eliminada demasiado pronto, aunque tal como nos autoflagelamos a 24 horas del comienzo, no podía suceder otra cosa, ya sabes, quien mal empieza….Añádele que Alemania y Brasil, todos ellos favoritos en las encuestas cayeron a las primeras de cambio. Solo Francia ha resistido. Pero debo desdecirme de mi carta del 17 de junio. He visto en este mundial, equipos luchando hasta la extenuación. Ha sido un Mundial donde los colectivos han brillado sobre las individualidades. El equipo y el sentimiento de unos colores han sido predominantes. El dinero ha brillado menos. Este torneo ha evidenciado el mundo en el que vivimos. Finalistas: Francia con un equipo en el que la mayoría de sus jugadores no han nacido en su país y de ellos, muchos son emigrantes integrados que sienten que representan a los suyos y estos son todos los ciudadanos de su país . El propio Mbappe que nació en el peligroso suburbio de Bondy, de madre camerunesa y padre argelino y colabora con Preiers de Cordees, una asociación que organiza actividades deportivas a chicos con discapacidades, como hacemos en la Fundación Àlex. Kylian ha decidido también, donar su bono por jugar con Francia porque cree que no debe cobrar por defender los colores de su país… El otro finalista, Croacia un país pequeño que sufrió hace no demasiados años, 15.000 muertos en el conflicto bélico de los Balcanes, una tragedia que los europeos no tuvimos arrestos de afrontar cómo hubiera sido necesario. Uno de los damnificados por esa guerra civil entre conciudadanos, Luka Modric, vió con 6 años cómo ejecutaban a su abuelo. Su familia vivió refugiada 7 años en medio de la violencia y las bombas. El fútbol fue su medio de escapar a la trágica realidad. Es por ello Àlex, que realmente he disfrutado como hacía años, viendo fútbol. Quizás no de gran calidad futbolística pero si humana. La final la jugarán hijos de inmigrantes, niños perdidos en la brutalidad de guerras brutales y estupidas. Niños que no tuvieron hogares, ni suerte. Probablemente esta es la magia del deporte y en especial del fútbol. Gracias a este mundial, he recuperado el romanticismo que creía había perdido. Da igual quien gane hijo, ha triunfado de nuevo el fútbol. Ojalá aprendamos la lección aunque me temo que demasiadas veces olvidamos aprender de la historia. “ Nino, tan de bo el fútbol i l’esperit que quasi be tots els equips han demostrat en aquest mundial sigui un exemple per els nostres fills i nets. T’estimo Alex.”

Democratizar la democracia. 25 de julio 2018

Titulo: Democratizar la democracia
Hace unos días, cenando con mi buen amigo, el filósofo iraní Ramin Jahanbegloo, preparando un proyecto conjunto, salió a colación un tema muy interesante y que visto lo que estamos viviendo en casi todo el orbe, deberíamos afrontar. ¿Cambio de era? Quizás. ¿Populismos? Cierto. ¿Son iguales? No, pero todos ellos tienen el mismo origen. La democracia, el mejor de los imperfectos sistemas políticos de nuestro planeta, entró hace años en zona de confort y ya se sabe, es ahí cuando empieza a degradarse y las herramientas de la democracia mutan y se convierten en instrumentos del nuevo “establishment”, creado y amparado por ella misma. Es ahí cuando surgen las crisis. Es entonces cuando la democracia cae en manos de unos cuantos que se atribuyen la representación de los ciudadanos, que de buena fe buscan a través de ellos el ansiado bienestar. Los partidos políticos, representantes de los ciudadanos, acaban convirtiéndose en empresas que con el tiempo son prisioneras de si mismas. Al final, consciente o inconscientemente, anteponen demasiadas veces intereses partidistas a los de la sociedad que dirigen y deben administrar y es ahí,cuando entran en un bucle infinito del que pocos pueden escapar. Es entonces cuando surgen y se crean nuevas clases sociales difíciles de definir, pero clases al fin y al cabo. Inicialmente con poder político , derivando luego en poder económico y ese es el momento donde aparecen y proliferan las corruptelas. Es la historia de la humanidad. Ni son todos, ni es siempre, pero va en aumento y ahora se detectan más fácilmente. Y es ahí cuando surgen los populismos que no son nada más ni nada menos que una reacción a todo ello y que luego, con los años, acaban en lo mismo, eso sí, con algunas mutaciones producidas por el efecto reacción, que a simple vista les hacen distintos, pero cuyo destino suele ser el mismo sino peor y me refiero a los totalitarismos. Y en ello estamos. Abundan las palabras, los grandes y ampulosos gestos que son reproducidos y amplificados por las redes sociales y que tratan de reconvertir a un electorado agotado, desconcertado y decepcionado , captándolo para sus intereses electorales, pero eso suele durar poco. Lo único peligroso es cuando surgen las armas no convencionales para manipular a diestro y siniestro. La manipulación de las emociones en grado maximo. La mentiras ahora convertidas en “fake news” o posverdad. Las gesticulaciones exageradas o el “digo Diego donde dije digo”, sin rubor alguno. Todo vale. ¿Todo? No debería ser así, pero es y así nos va. El respeto, la tolerancia, la generosidad, el ponerse en los zapatos de los demás, está desapareciendo y si alguien lo intenta, es tildado de naif. Sinceramente estoy de acuerdo con mi amigo Ramin, recientemente entrevistado en La Contra de la La Vanguardia, en que debemos democratizar la democracia, pero requiere un esfuerzo ímprobo , mucha tolerancia, resilencia y algo inaudito, la renuncia de las clases gobernantes a anteponer los intereses propios ante los de sus ciudadanos, aunque piensen distinto. Este enorme y titánico ejercicio, casi imposible, sólo está en nuestras manos y es lo único que evitará confrontaciones mayores y daños colaterales que pueden llegar a provocar odios y heridas incurables. Ojalá jamás pueda decir, ya lo advertí.