La Opinion del presidente. Consell Social UAB. 27 noviembre 2017

La opinión del presidente
La universidad necesita a la sociedad, y ésta, a la universidad

Hace unos días, una vez más, bajo el entrañable cobijo de la Festa de l’Associació d’Amics de la UAB y con la presencia de la rectora Margarita Arboix y del presidente de l’Associació, tuvimos la oportunidad de entregar los premios anuales que concede el Consell Social de la Universitat Autònoma de Barcelona a personalidades o entidades destacadas cuya implicación social trasciende el mundo universitario.

Esta vez, el premio Universitat-Societat del Consell Social de la UAB fue para el doctor Bonaventura Clotet. El doctor Clotet, además de gran investigador, es un hombre transversal y poliédrico en el más sólido sentido de la palabra. Su capacidad para movilizar la sociedad y obtener recursos de todas partes, incluso de debajo de las piedras, para financiar la investigación sobre el SIDA, es comparable a los avances que ha conseguido en su laboratorio del hospital Germans Trias, adscrito a la UAB. Clotet es, además, alumni (exalumno) de nuestra querida universidad. Será, sin duda, uno de nuestros grandes embajadores para la puesta en marcha de Alumni UAB, que hemos creado recientemente y que pretende aglutinar a los más de 170 mil alumnos que han pasado por nuestras aulas en nuestros 50 años de vida, que cumpliremos el próximo mes de junio.

Por su parte, el premio Universitat-Empresa del órgano colegiado de participación de la sociedad en la universidad fue otorgado a la madre de los hermanos Roca d’El Celler de Can Roca, Montserrat Fontané, y a las parejas de los tres hermanos: Anna Payet, representante del restaurante en la Fundació Jordi Comas; Encarna Tirado, directora del espacio de banquetes y catering Espai Mas Marroch, y Alejandra Rivas, responsable de la heladería del grupo, Rocambolesc. El Consell Social ha querido reconocer “el significado de la su actividad profesional en el campo de la restauración y de la hostelería, en el marco de los valores del trabajo, del compromiso y de la pasión, por su aportación muy activa al proyecto de los hermanos Roca, ejemplo de excelencia en la investigación científica e innovación aplicadas a la gastronomía, y en reconocimiento a las silentes figuras femeninas que complementan y sostienen la excepcionalidad de la iniciativa Roca”.

Cabe destacar a la madre, Montserrat Fontané, como precursora e impulsora de la afición por los fogones de sus hijos, y gran cocinera. Además, con ella, sus nueras, que durante estos años han hecho mucho más que estar al lado de sus parejas: han colaborado y siguen haciéndolo para desarrollar un proyecto que nació de un pequeño bar-restaurante de carretera en las afueras de Gerona, que, hoy en día, a través d’El Celler de Can Roca, se ha convertido en una de las capitales mundiales de la gastronomía. Ellas, en la sombra pero siempre con un papel extremadamente activo, han sido no sólo el apoyo para la creación de un proyecto de prestigio mundial, sino coemprendedoras del mismo.

Es por ello que el Consell Social de la UAB ha querido premiar al Celler a través de sus mujeres: para destacar que ellas forman parte del emprendimiento, que los equipos son más paritarios de lo que a veces todos suponemos, que la importancia del trabajo en equipo es una marca de la familia Roca, que ellas y ellos son la punta del iceberg, y, finalmente, que la I+D, hoy en día, no se hace solamente en las universidades, sino que la sociedad es altamente proactiva. Y la universidad debe estar atenta al mundo empresarial, tanto para aprender como para aportar sus conocimientos y crear alianzas y todo tipo de fórmulas de colaboración, de los que, sin duda, se generará un gran valor añadido para la sociedad. La famosa transferencia debe ser de ida y, también, de vuelta.

Este Consell Social de la UAB, que tiene la misión, entre otras, de revisar y controlar la correcta aplicación de los recursos públicos a la universidad —pues no debemos olvidar que provienen de los impuestos que pagamos los ciudadanos— también es la representación de la sociedad civil a la que la UAB sirve. El Consell Social no es sólo el inspector de los recursos, como más de una vez se ha dicho, que también. Este Consell trabaja en muchos ámbitos para aportar mejoras a la universidad y lo hace con verdadera vocación. Nos preocupa y nos ocupa la situación actual de las universidades públicas; en especial, obviamente, de la nuestra. Queremos no sólo mantener el nivel actual de excelencia, sino aumentarlo, algo que no es fácil con unos recursos menguantes año tras año. Queremos, finalmente, una universidad involucrada en su comunidad. Una universidad que dé respuestas a las necesidades de su entorno e, incluso, de los que están más allá de éste, si fuera posible.

Esta es una de las muchas misiones y actividades del Consell Social. Y no nos detenemos ahí. Después de 50 años de historia y más de 150.000 alumnos que han pasado por la UAB, hemos sido coimpulsores en la creación de Alumni UAB. También trabajamos para involucrar el ámbito de la investigación con la sociedad y el mundo empresarial. “Solo, irás más rápido; si vas acompañado, llegarás más lejos”, dice el refrán, y es así como pensamos desde el Consell Social. Quiero reivindicar, desde estas líneas, que no somos sólo un ente oficial e institucional, sino un grupo de personas muy heterogéneas que nos hemos unido para trabajar en favor de un bien común, la UAB, que nos sentimos parte de la institución y que también queremos que ésta no nos perciba sólo como los responsables del dinero. Nos esforzamos por ser y hacer más de lo que la ley ordena a un Consell Social. Ojalá algún día palabras como éstas no sean necesarias.

Quiero aprovechar estas líneas para desear unas felices fiestas a todos y a vuestros seres queridos. También, para desear que la paz, el respeto y el entendimiento regresen a nuestra tierra. El bienestar de toda la sociedad es el gran objetivo de todos. Seamos capaces de aparcar las diferencias y trabajar por una sociedad más justa y equitativa. Nada es fácil, pero, solo escuchando y tratando de hacer el esfuerzo de ponerse en los zapatos ajenos, conseguiremos recuperar la normalidad perdida en los últimos meses.

Gabriel Masfurroll
Presidente del Consejo Social

27 de noviembre de 2017

Anuncios

Barcelona: Si no sona la borsa , Barcelona es bona?

Titulo: ¿A QUIEN HAY QUE DAR LAS GRACIAS?
Voy a ser breve. He os recibido la noticia de que Barcelona ha sido eliminada a las primeras de cambio para obtener la sede de la Agencia Europea del Medicamento ( EMA). ¡Objetivo alcanzado! A su vez el turismo ha descendido considerablemente y sigue ;las empresas se van; otras empiezan a sufrir y mucho; la economía empieza a empeorar y solo es el principio; el paro empezará a crecer, la comunidad a sufrir las consecuencias y los conflictos sociales aflorarán . En los próximos años, observaremos como aquella ciudad próspera y llena de vida, destino deseado de ciudadanos de todo el mundo, ciudad envidiada por muchas otras, va a empezar a entristecer y a recuperar el gris de antes del 92. Este es el “Full de ruta” de algunos que empiezan a sonreír pues cuanto peor mejor. Ahora culparán a los demás a diestro y siniestro y se presentarán como los salvadores del desastre que causaron. Una pena. Luego se irá el Mobile World Congres y tantas otras actividades más y volveremos a ser una ciudad de segunda. No soy agorero, solo realista. Solo pregunten a los pequeños y medianos empresarios, que son muchos y verán. No nos cuenten historias no creíbles ni nos quieran convencer de un futuro mejor y espléndido. Ya vi la película de Stanley Kubrick, “2001 Odisea del espacio “, magnifica por cierto, pero casi nada se cumplió. Pues bien, lo nuestro no llega ni a película, más bien cuento de miedo. Y todo sigue igual. Hasta el “seny “ ha mutado en “rauxa” y seguimos pensando que solos somos invencibles y este es el grave error. Solo vas más rápido pero es arrancada de caballo, parada de mula. Juntos y unidos vamos mejor y llegamos mucho más lejos . Elijan.

Cartas a Alex: Desde el Templo del Sol . Vía @Marca

Titulo: Desde el Templo del Sol
Querido Alex, est vez te escribo desde muy lejos. Estoy siguiendo la pista de un periodista intrépido que en mi juventud como a millones de personas , me influyó y me marcó, Tintín. Originario de Bélgica, él ,no se refugió en su país sino que se aventuró por todo el planeta buscando y descubriendo temas de interés y hasta llegó a alcanzar la luna. Pues bien, este intrépido periodista también llegó al imperio Inca y al Templo del Sol. Yo también y desde ahí, he podido poner distancia con lo que sucede en nuestro país y te aseguro que desde lejos, todo se ve distinto y más cuando escuchas a gente que han vivido o viven situaciones muchísimo peores a las nuestras,que no entienden y preguntan y preguntan.Quizas Tintín nos ayudaría a resolverlo. No he encontrado a nadie que no se cambiaria por nosotros y ya ves hijo, seguimos eternamente insatisfechos. Uno de los paises que he visitado , ha sido Ecuador. Como puedes imaginar ahí hay muchísimos fans del Barça y Leo Messi es para ellos como el dios Inca y mucho más después de la exhibición que hizo en Quito hace unas semanas. Es curioso comprobar cómo los de fuera , valoran muchísimo más lo que nosotros tenemos y no apreciamos lo suficiente. Algunos darían todo por tener el Barça, a Messi, Iniesta, Suarez, Pique, Ter Stegen, etc en su país y nosotros lo encontramos normal, como si fuera fácil lo que hemos conseguido. Solo cuando nos falte lo apreciaremos como merece,será demasiado tarde, pero así somos los humanos. Lo mismo sucede con nuestra vida cotidiana , hemos dejado de apreciar lo que tenemos y olvidado lo mucho que nos ha costado conseguir un bienestar que pocos tienen. Es tan difícil llegar y tan fácil perderlo todo, a veces estúpidamente. Y eso viene al hilo de que también desde ahi, vi la carrera de este prodigio de Cervera, Lleida, llamado Marc Márquez. Casi me infarta, pero es que el es así, además de genio, es atrevido, un tipo con los pies en el suelo, humilde y muy simpático que disfruta con lo que hace, igual que Messi . Así, solo así, puedes ser el mejor, siendo feliz con lo que haces y disfrutar haciéndolo. “ Fill des-de molt lluny de casa i amb ganes de tornar per poder veure als teus germans i nebots, vull que sàpigues que la mamá i jo et recordem molt. T’estimo Alex”.

Cartas a Alex : ¿ Barça , el oasis catalan? Vía @ Marca 4/11/2017

Titulo: ¿Barça, el oasis catalan?

Querido Alex, fíjate si estamos en estado de “shock”, que si retrocedemos unos pocos meses y nos vamos al mes de junio, recordaremos que el Barça estaba convulsionando. Habíamos perdido al “pequeño principe”, teníamos que cubrir su baja a contrarreloj. Los fichajes que debian ser un bálsamo,de costes estratosfericos y para más “inri”, el gran rival, el Madrid, nos daba un baño en la Supercopa en plena canicula estival. A partir de ahí, todo eran predicciones catastróficas, “as usual”, tanto en casa como especialmente fuera. Fin de ciclo, no sabemos fichar, falta de previsión, se irá Messi , bla, bla, bla. ¡Ah y para acabarlo de aliñar, la guinda: Resucita la oposición! Si, si, en el Barça siempre hay alguien que se autodenomina oposición, dispuesto a salvar la patria, cuando lo que suele suceder casi siempre es que al final, no tan solo no ayudan, sino que dividen y perjudican al club. Divide y vencerán……Lo mismo sucede en nuestra comunidad. Estamos divididos porque nos han dividido y lo peor es que nadie vencerá, todos estamos ya perdiendo y mucho.
Pero hete aquí que de golpe aflora la compleja, kafkiana y autodestructiva situación política en Catalunya y la gran pasión, el Barça desaparece como por arte de magia del foco, algo totalmente impensable. Yo mismo he perdido pasión e interés. ¿Por el Barça?¡ No para nada! Pero descubro que es importante y que no lo es y que nuestra vida, la paz y la concordia, de unos y otros, está amenazada. Es la punta de lanza de un incendio que lleva más de 30 años gestándose . De golpe aquella ciudad espléndida, cosmopolita, acogedora, admirada y terriblemente emprendedora, se convierte de un día para otro, en la capital de una comunidad que vive de sobresalto en sobresalto y asustada. De golpe es inhóspita, agresiva, insegura y todo lo que brillaba se convierte en opaco. Surge el temor y la sociedad sufre lo peor que puede sucederle,una división profunda. Afloran las pasiones, los sentimientos y las filias y las fobias se acrecentan. A pesar de que algunos tratan de mantener la calma, los odios se enconan y la tensión crece. Pero la ciudad aún es espléndida, aún sigue preciosa, pero ya no es acogedora por lo que muchos han decidido irse, propios y ajenos, e iniciamos un rumbo a lo desconocido . Destino Itaca o la Arcadia soñada, el sueño se convierte en pesadilla. Mientras, el Barça tiene al frente, de la institución y del primer equipo, dos hombres tranquilos, reflexivos y que no desatan pasiones, pero si rezuman sentido común y transmiten buen hacer y tranquilidad. Son además buena gente, buenos profesionales, han aprendido además el oficio de bombero ante tanto piromano suelto, aunque algunos de fuera no lo entienden y ese sigue siendo el problema entre los que vivimos en Catalunya y los que no. Radicalmente diferente. La gran paradoja es que los tremendos augurios pretemporada, donde los de siempre visionaban un cataclismo culé, mira por donde Alex, somos líderes en la Liga, en la Champions y el equipo va mejorando, sin hacer ruido. A su vez, nuestros rivales están lejos y además no juegan bien. Después de 25 años de una hegemonía futbolística que jamás habríamos soñado, tenemos una vez más, un equipo competitivo con el mejor jugador del mundo , nuestro “messias” a la vez que seguimos reclutando y formando nuevos apóstoles que de nuevo nos permitan predicar y difundir nuestra escuela futbolística, la del toque, la del control del balón, la escuela cruyffiana que además cuenta con la inteligencia futbolística y sublime del mejor de todos los tiempos. Esto dicho así, no parece fácil. Muy pocos entrenadores en el mundo podrían hacerlo y Valverde está demostrando que es capaz de hacerlo y además muy bien. Los focos de atención están puestos solo en la tremenda crisis política que estamos sufriendo. Fíjate hijo si es grave lo que estamos viviendo, que veo al Barça y estoy triste, gane o no, prácticamente me da igual. No debería ser así, pero ver y sentir lo que estamos viviendo, aparca pasiones profundas y enraizadas, pero poco importan ante la terrible situación que vivimos en Catalunya, unos y otros. Eso sí, contamos con Valverde, hombre discreto y muy querido respetado y admirado en todos los clubs en los que ha estado, que a su vez está haciendo su trabajo muy bien. Ojalá algunos de nuestros políticos, tuvieran su sensatez. Un extremeño, formado en el Pais Vasco y vivido en Barcelona. Sinceramente Alex, creo que tenemos un gran entrenador para años. Espero que en nuestra ciudad, en nuestro club, pueda seguir ampliando su especial colección de fotografías, afición que compartimos y solo deseo no sean fotos tristes. “Estic mes que segur fill que viurem uns bons anys de futbol i que el Barça tornarà a guanyar, però el que mes desitjo es que la pau torni al nostre entorn, que els interessos de les persones, tornin a ser prioritaris enlloc dels interessos partidistes i personals,que no ens separin ni las banderas ni els himnes i que la tolerància , la solidaritat i el respecte tornin a casa nostre. Això es molt mes important que qualsevol títol o victoria. T’estimo Alex.”