Cartas a Alex: Paralimpicos, deporte genuino

imageimageimageimageimageimageimageimageimage

Nuestro hijo

Nuestro hijo

Gabriel-Masfurroll-presidente-_54374073490_54115221152_960_640

Este próximo día 7 de septiembre, empezarán en Río, los Juegos Paralimpicos 2016. Los augurios como ya sucedió con los propios JJOO no son buenos, pero los deportistas van con la ilusión a tope. Los tambores y platillos reducirán sus decibelios. Los focos y las cámaras, lo harán en número e intensidad. Los patrocinadores,muchos desaparecerán y solo algunos, por convicción, pocos y más por obligación,ahí estarán. Si en los JJOO en algunas sesiones tanto en piscinas, estadios o canchas ya estaban vacías, ahora prefiero no imaginar que sucederá . Pero les aseguro que una cosa no cambiará y esa, es la ilusión de todos los atletas por competir y conseguir el mejor resultado posible y seguir mejorando.Aunque no da igual no tener cientos de cámaras, docenas de sponsors y millares de espectadores, estos deportistas demostrarán a un mundo a veces invisible, los verdaderos valores del deporte, aquellos del Baron de Coubertin. Los años de esfuerzos, no sólo para superar récords sino para luchar contra la propia adversidad, convierten el deporte en lo que debería ser y creo que por desgracia,nunca más será, en el instrumento idóneo para integrar y como dijo Nelson Mandela, para cambiar el mundo, aunque me temo vamos en sentido opuesto. Desde nuestra Fundación Alex (www.fundacionalex.org) nos orgullecemos de aportar nuestro pequeñísimo granito de arena. Dos regatistas que hace 8 años empezaron de la nada en nuestra escuela de vela adaptada en el club de Puerto de Andratx y que este año han sido seleccionados tras obtener la clasificación en duras competiciones por estos mundos de Dios, ya están en Río. Sergio Roig y Violeta del Reino son solo una pequeña muestra. Ahí tenemos también entre muchos otros, a nuestra líder indiscutible Teresa Perales con 22 medallas en distintos juegos. Son, somos muchos los que trabajamos en este sentido y cada vez más damos más importancia a este ámbito del deporte, más genuino y menos comercial, pero parecemos menos porque no es rentable y no luce como el otro. Eso sí y no tengo la más mínima duda, socialmente, el retorno que proporciona es enorme y lo puedo testificar a título personal . “No vull ser pessimista, però em temo que ja res serà ja com abans, però hem de lluitar perquè el verdader esperit del esport, representat per aquestes persones en els Jocs Paralímpics, sigui un exemple per tots ,perduri en el temps i arreli a la nostre societat”.

Anuncios