Prólogo Juan Antonio Samaranch para mi libro “Aprender de los mejores”. Ed Planeta

imageConocí a Gabriel Masfurroll en la década de los setenta, cuando era un teenager y practicaba la natación de competición. En aquellos años, la natación era para mí un deporte muy importante, pues me atrevería a decir que los Campeonatos de Europa de 1970 en Barcelona, en los que participé activamente, fueron una excelente piedra de toque de lo que luego serían los Juegos Olímpicos de 1992. Masfurroll estaba interno en la Residencia Joaquín Blume de Barcelona, dirigida por mi amigo Ricardo Sánchez. Con Gabriel compartimos buenos amigos, como Santiago Esteva y Mari Pau Corominas, nadadores que en su día fueron muy importantes para el deporte español. De Gabriel, Gaby, como le llaman sus allegados, no olvidaré una frase que me dijo siendo él todavía muy joven: <<Señor Samaranch, de mayor me gustaría ser como usted, alcanzar sus logros.Yo también amo el deporte y pienso que se puede hacer mucho por él.>> No me extrañó, pues, ver a Masfurroll en puestos de instituciones deportivas de primer orden. Al cabo de unos años, me reencontré con Gaby en su ámbito profesional. Dirigía en aquel momento la clínica Quirón de Barcelona. Desde entonces no hemos dejado de tener contactos periódicos. Nos hemos visto y escrito muchas veces. Aún recuerdo un precioso cuadro, expuesto en la sede del CIO en Lausanne, que me obsequió en una de las visitas. A lo largo de estos años he seguido, muy de cerca sus pasos. Aquella frase de que <<de mayor quería ser como yo>>, hizo que me interesara por su evolución tanto personal como profesional. Es obvio decir que Gabriel Masfurroll ha progresado muchísimio. De la nada se ha convertido en un destacado empresario que dirige una importante cadena hospitalaria ( USP Hospitales), a la vez que ha desempeñado distintos cargos en el mundo del deporte. Recuerdo sus primeros pasos como directivo en el F. C. Barcelona con José Luis Núñez.También es destacable su posición de chairman del Advisory Board de la NFL en España, todo un reconocimiento que simboliza su pasión por la empresa y el deporte, esencia del libro. Me siento muy honrado de poder prologar esta páginas, ya que en ellas se exponen de manera muy personal las relaciones que existen entre estos dos mundos que cada día convergen más y que tanto se necesitan. Para mí es un orgullo poder comprobar como ex deportistas ocupan hoy en día posiciones de responsabilidad en la sociedad, convirtiéndose en líderes de opinión y trabajando a favor del deporte. Además, Gabriel Masfurroll ha creado recientemente, junto a otros destacados socios, una empresa de management deportivo llamada Agency que es otra muestra palpable de su vocación empresarial- deportiva. No quisiera finalizar estas líneas sin agradecerle a Gabriel Masfurroll su cariño hacia mi persona durante estos años, en especial durante los meses difíciles que pasé en el CIO, pues fue entonces cunado pude comprobar el apoyo con el que contaba y dónde estaban mis amigos. Gaby fue uno de ellos y, además de sus cartas de aliento, también publicó en algún medio de comunicación artículos defendiendo mi gestión. Le deseo toda la suerte del mundo, algo que seguro nunca ha dejado de buscar, y recomiendo la lectura de este interesante y entretenido libro. En él encontrarán las experiencias personales de Masfurroll mezcladas con historias y anécdotas de personajes muy vinculados a la empresa y/o el deporte. Dos mundos que son una fuente de valor y riqueza en la sociedad de hoy en día.

Juan Antonio Samaranch

Presidente Comite Olímpico Internacional

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s