Ser un genio. By Miguel Ayuso. Via El Confidencial

Aprender de los mejores¿Qué hace a un genio ser un genio? Es una pregunta que nos hemos hecho a lo largo de toda la historia. Todo el mundo aspira a alcanzar la excelencia pero muy pocos la logran y, en la mayoría de ocasiones, no entendemos cómo una u otra persona ha logrado lo que ha logrado. ¿Cómo consiguióPicasso mantener siempre un altísimo nivel en su inmensa obra pictórica? ¿De dónde sacó el tiempo Stockhausen para componer un total 363 obras? ¿En qué momento se le ocurrió a Einstein formular la teoría de la relatividad?

Hay quien piensa que un genio nace, no se hace: sencillamente, tiene el talento para una actividad concreta y le basta con desarrollarla para alcanzar la excelencia. Pero esto es una visión muy simplista de la realidad y, además, como han comprobado numerosos estudios, falsa. No cabe duda de que un genio es talentoso por naturaleza, pero el talento no es ni de lejos ‘la característica más importante del mismo. Estos son las cinco cosas que, sin excepción, cumplen todos los genios. Y no todas son agradables para el común de los mortales.

1. Son curiosos e impulsivos

Para elaborar su libro Creatividad (Paidós, 2008), el profesor Mihaly Csikszentmihalyi entrevistó a 91 genios, de todas las disciplinas, incluyendo a 14 premios Nobel. Una de sus principales conclusiones es que las personas con mentes privilegiadas, que logran creaciones excepcionales, tienen dos cosas en abundancia: curiosidad y determinación. “Están absolutamente fascinadas por su trabajo y, aunque haya otras personas más brillantes, su enorme deseo de lograr lo que se proponen supone el factor decisivo”, asegura Csikszentmihalyi.

2. Lo importante no es la educación, son las horas que dedican a su especialidad

Solemos asociar el expediente académico con la excelencia, pero son cosas que no siempre están relacionadas. El profesor de la Universidad de California en Davis, Dean Keith Simonton, realizó un estudio en que analizó los expedientes académicos de más de 300 genios nacidos entre 1450 y 1850, entre ellos gente como Leonardo da Vinci, Galileo, Beethoven o Rembrandt.Determinó cuánta educación formal había recibido cada uno y midió sus niveles de eminencia a través de sus obras de referencia. Sus resultados fueron sorprendentes. La relación entre educación y excelencia, al trasladarse a un gráfico tenía forma de campana: los creadores más destacados eran aquellos que había recibido una educación media, algo así como una diplomatura. Los que habían recibido una mayor y una menor educación eran menos creativos.

Los creadores más destacados son siempre aquellos que más han trabajado en su especialidad y han dedicado su vida a ella
No cabe duda de que los genios más destacados seguían estudiando, pero eran autodidactas y, sobre todo, unos adictos al trabajo. “Los genios son todos iguales”, explicaba el crítico literario V.S. Pritchett, “nunca dejan de trabajar, no pierden un minuto. Es deprimente”. La realidad es que, sin esfuerzo, el talento importa poco. Los creadores más destacados son, siempre, aquellos que más han trabajado en su especialidad, han dedicado su vida a ella, han aprendido todo lo que se podía aprender, y han llevado su pasión al límite.

3. Son muy críticos con su trabajo

Según el psicólogo Howard Gardner, Premio Príncipe de Asturias de Ciencias Sociales en 2011, los grandes genios como Picasso, Freud o Stravinskytenían un patrón similar de trabajo, que se basaba en el ensayo y error: analizaban un problema, creaban una solución, la probaban y generaban una retroalimentación constante. “Los individuos creativos”, asegura Gardner,“emplean una considerable cantidad de tiempo en reflexionar acerca de lo que quieren alcanzar, si han tenido éxito o no y, si no lo han logrado, qué deben hacer diferente”.

Las mentes creativas son también las más metódicas.

4. Son sacrificados, solitarios y, en ocasiones, neuróticos

Los genios están todo el rato pensando en su obra y esto tiene múltiples desventajas. Dedicar todo tu tiempo al trabajo implica un sacrificio inmenso y una merma en las relaciones sociales. Según Csikszentmihalyi, la mayoría de genios son marginados durante la adolescencia, en parte porque “su intensa curiosidad e intereses muy focalizados resultan extraños a sus compañeros”, en parte porque los adolescentes demasiado gregarios no están dispuestos a gastar tiempo, en soledad, para cultivar su talento. “Practicar música o estudiar matemáticas requiere una soledad temible”, asegura el profesor.

En ocasiones, el sacrificio necesario para ser un genio puede rozar lo patológico. La entrega puede tornarse en obsesión: las personas excelentes no son necesariamente felices. Basta ver el ascetismo que alcanzaron Freud, T. S. Eliot o Gandhi, o la soledad autoimpuesta que desarrolló Einstein. Muchos genios desarrollan, además, una personalidad neurótica: su trabajo les volvió maniáticos y egoístas.

5. Trabajan siempre por pasión, nunca por dinero

Los verdaderos genios se desviven por su trabajo y, en ningún caso se entregan a éste por dinero, sino por pasión y vocación. “Los artistas que han desarrollado su pintura y escultura por el placer de la actividad en sí más que por las recompensas extrínsecas, han producido un arte que ha sido reconocido socialmente como superior”, asegura el pensador y escritor Dan Pink en su libro La sorprendente verdad sobre qué nos motiva (Gestión 2000). “Además,son aquellos a los que motivaba menos las recompensas extrínsecas los que, finalmente, las recibían”. L

Somos lo que construimos. By Eduard Arruga, Antonio Duran-Sindreu, Jordi Giró, Jordi de Juan, Carlos Losada, Margarita Mauri, Josep Miró i Ardèvol, César Molinas, Ignasi Parody, Alfred Pastor, Ignasi Rafel, Emili Serra Fortuny, Francesc Torralba Roselló y Ramon Xifré@Construim

Somos lo que construimos

La plataforma de debate político y social Construïm ha decidido pasar a la acción.

Este es el manifiesto fundacional Estos últimos años un verbo ha recorrido todos los ámbitos de nuestra vida: el verbo destruir. Se han destruidopuestosdetrabajo, laconfianza en las instituciones, muchos valores básicos para la vida común. Se han destruido garantías sociales, prestaciones del Estado de bienestar, y se está a punto de destruir la paz social, la convivencia.

Ante esta realidad frustrante necesitamoslevantarotraqueilusione.

Ahora, necesitamos construir.

Empezar un proyecto nuevo pensado en positivo y fundamentado en la confianza. Esta introducción expresa el punto de partida de nuestra reflexión como grupo, como plataforma de pensamiento y acción de la sociedad civil, como Construïm.

Con un enfoque tomado de la intervención inicial del ex-primer ministro italiano Enrico Letta, en las jornadas organizadas por las fundaciones Konrad Adenauer y Miquel Coll i Alentorn, el pasado noviembre en Barcelona, que están en el origen de nuestro inicio como grupo.

imageAquellas jornadas tuvieron una singularidad bien útil para la sociedad: los ponentes no estaban adscritosaningúnpartidopolítico, aportaron buenos diagnósticos y respuestas a la crisis desde fuera de la lógica de los partidos, que no desde fuera de la lógica política, con la vista puestaenconstruirelbiencomún.

Aquel inicio ha tenido continuidad en encuentros regulares dirigidos a contrastar nuestros acuerdos fundamentales y, desde ellos, formular propuestas de políticas públicas.

Algunos medios de comunicación se han hecho la legítima pregunta de quién promueve Construïm, fijándose en las personas que han promovido una iniciativa o una actividad, o acaso el trámite de crear la asociación. Queremos anunciar, aquí, con claridad quiénes somos los iniciadores y qué quiere ser esta plataforma. La cuestión primordial es elpropósitoparaelcualnacemosyel debate público sobre este proyecto, y no tanto de dónde vienen unos u otros. Construïm es una realidad quejustoempieza, abiertaatodaslas personasygruposquequieranparticipar, y surgida de una pluralidad de experiencias profesionales, de creencias y de vida, vinculadas por la vocación de servicio y por unos fundamentos comunes construidos desde el humanismo integral forjado en la cultura cristiana y en otros humanismos propios de la tradición cultural europea. Desde esta perspectiva e independencia, valoramos los fundamentos y la experiencia histórica de Unió Democràtica de Catalunya, que ha preservado y mantenido vivo un legado político de alcance europeo y mundial, pero no nos movemos impulsados por esta fuerza política, ni por ninguna otra. Nosotros somos nosotros, y esta es nuestra responsabilidad. Creemos imprescindible impulsar un cambio de las actitudes, las maneras, el lenguaje y las formas que utilizan casi por igual todos los partidos tradicionales y que, justamente, han provocado que hayan perdido la confianza de la ciudadanía. Hace falta un revulsivo para una política nueva basada en la práctica de las virtudes.

Para actuar, Construïm ha empezadoorganizándoseenunaplataforma, que se ha registrado como asociación para disponer de personalidad jurídica, y que llevará a cabo su asamblea plenaria cuando en pocas semanas estemos extendidos por toda Catalunya. También hemos registrado el dominio en internet y como partido político para evitar usos indebidos del nombre de la asociación por parte de terceros generadores de confusión, y para dejar la puerta abierta a poder incidir más directamente en la política del país.

Constatamos la urgencia de la regeneración política y la erradicación de la lacra de la corrupción y, en este cometido, dependemos no sólo de las leyes sino también del código ético de las personas. Y, por esta razón, sostenemos que la práctica política tiene que estar fundamentada en el olvidado ejercicio de las virtudes individuales en la vida pública. La honestidad es la mejor política.

“ Queremos contribuir a superar el actual debate de sordos, una situación que desgasta y agota ”

Los principales problemas que afrontanuestrasociedadsonelparo, laprecariedad, lasituacióndelaeconomía de personas y familias enteras, así como las dificultades de tantas empresas y autónomos para salir adelante. El paro es un estruendo dramático que sacude el país y nos deja una multitud de damnificados que reclaman con urgencia una solución enérgica, un plan de choque.

Consideramosquelaluchacontra lapobrezaesunaprioridadpreferente hasta erradicarla en su dimensión de grupo social, yreducirlaaunasituaciónexcepcional. Constatamos el crecimiento de la desigualdad con el agravante de que su dinámica nace más de situaciones de privilegio que de los méritos. Hay que cambiarlo.

Vemos que las instituciones necesarias para el buen funcionamiento de la sociedad y de la economía no van bien. Sufrimos un abandono y fracaso escolar y un paro juvenil que nos dejan sin futuro. Constatamos recortes injustificados en prestaciones básicas como la sanidad.

Sufrimoselmalfuncionamientodelajusticia por escasez de medios y por su ineficiencia. Vemos la incapacidad del Parlament para hacer una ley electoral que permita la elección directa de los diputados en un marco de proporcionalidad. Necesitamos una verdadera reforma fiscal basada en la justicia tributaria, que haga posible la sostenibilidad del Estado de bienestar, que financie nuestros derechos con nuestras obligaciones.

Nosafirmamosenlomejordelcatalanismo político que, en definitiva, ha construido la Catalunya moderna, y que expresa nuestra identidad en lengua, cultura, tradición, derecho civil y autogobierno, en una dinámica permanente de regeneración democrática, reforma y pactismo histórico; es decir, de busca de soluciones políticas por la vía del pacto y la concordia, la amistad civil aristotélica, base de toda política buena. Queremos contribuir a superar el actual debate de sordos. Es una situación que desgasta y agota, y dificulta construir una Catalunya más fuerte y mejor, capaz de convocar las diversas sensibilidades nacionales en el bien común, la pluralidad y la concordia, superando reduccionismos empobrecedores. Somos partidarios de dialogar y negociar bajo el principio que cualquier propuesta que articule el futuro institucional de Catalunya tiene que estar sometida a consulta de la ciudadanía catalana.

Nos afirmamos en el europeísmo como vocación y como solución, y la necesidad de recuperar el legado y los ideales de los padres fundadores, Adenauer, De Gasperi, Schuman, porque Europa no es sólo un mercado. Es una unidad de sentido de vida en la cultura común, el bienestar, la fraternidad solidaria, la justicia y la libertad.

En Construïm llamamos a todas las personas y grupos con vocaciones parecidas a reunirnos y trabajar juntos para hacer un país nuevo y mejor, a desterrar todo lo que de negativo hay y aprovechar todo lo bueno que hemos hecho, porque estamos convencidos de que los catalanes somos capaces de construir un país mejor.

?

 

Antonio Garrigues: No podemos dejar el dialogo solo a los políticos. By Silvia Hinojosa. Via La Vanguardia

Garrigues Walker: “No podemos dejar el diálogo sólo a los políticos”

SILVIA HINOJOSA Barcelona
Antonio Garrigues Walker suele recomendar a los jóvenes que compren un globo terráqueo y piensen que podrían trabajar en cualquier lugar del mundo. Así limageo explicó ayer. Pero tener una mente global no está reñido con ocuparse de los asuntos locales. Garrigues lo hace, sobre todo si afectan a Catalunya, por la que dice sentir “admiración y envidia”. Y su reflexión sobre el problema del encaje territorial catalán es que sólo puede encararse con diálogo y voluntad de consenso, aunque debe ser un diálogo que implique a la sociedad civil. “El diálogo político ha eliminado todos los demás, pero no podemos dejar el diálogo sólo a los políticos”, aseguró ayer el veterano jurista, en el foro Barcelona Tribuna, promovido por la Societat Econòmica Barcelonesa Amics del País (Sebap), la Asociación Española de Directivos y La Vanguardia.

Garrigues defendió, en su intervención, la necesidad del diálogo entre Catalunya y España. Según dijo, “Catalunya no va a dejar su lucha por la soberanía y va a defender su identidad”, y “se equivoca” quien crea que la carpeta catalana “se puede solucionar con dos patadas”. Abogó porque todas las partes reconozcan errores, aunque ya anticipó que “no lo van a hacer”, y se mostró convencido de que hay un “auténtico deseo” de entendimiento entre Catalunya y el resto de España, aunque aconsejó a los catalanes que pierdan “su sentimiento de no ser comprendidos y no ser correspondidos”. Según dijo, “en España hay una admiración profundísima por Catalunya y auténtica envidia”, aunque reconoció que “a veces se manifiesta mal o de forma no civilizada”. Y añadió que “en Madrid hay una tendencia al dogmatismo y al simplismo que tiene que desaparecer”.

Garrigues también criticó abiertamente la querella de la fiscalía contra el presidente de la Generalitat por el 9-N: “La querella es una cosa mala. Intentar arreglar temas políticos por vías jurídicas es desconocer la realidad de los temas”, dijo. El veterano jurista fue presentado por otro abogado, Miquel Roca, quien dijo del invitado que es un “buen amigo de Catalunya”, que “conoce la realidad del país, la entiende y respeta, y que dice lo mismo aquí que en Madrid”. En el coloquio, Garrigues Walker compartió con Roca la complicidad de haber impulsado juntos la Operación Reformista en 1986, con la voluntad ya en aquellos años de romper el bipartidismo, explicó. “Lo que proponíamos estaba lleno de sentido y benefició a Catalunya porque se valoró la idea de que participara en la política española, pero no se entendió en el resto de España”, aseguró el veterano jurista, quien también lamentó que “la El veterano jurista detecta un “auténtico deseo de entendimiento entre Catalunya y España” ideología liberal sigue siendo mal entendida”. Antonio Garrigues, que preside la Fundación Garrigues y ocupa numerosos cargos en el ámbito institucional y académico, a escala internacional, habló brevemente de Podemos. Consideró al nuevo partido “un fenómeno lógico”, en un contexto en que el pensamiento político se ha distanciado de la ciudadanía, y que “hay que desdramatizar”.

Mas y Rajoy, como en ‘Río Bravo’

Garrigues, con 80 años cumplidos, es hombre de muy amplia trayectoria y múltiples registros. Ayer comparó la falta de entendimiento entre Catalunya y España con el western Río Bravo, en que John Wayne quiere seducir a Angie Dickinson, pero no acierta cómo hacerlo. “Creo que pasa algo así, algo hemos hecho mal, pero no podemos imaginar hasta qué punto hay deseo de entendimiento”, aseguró. Preguntado por quién es Wayne y quién Dickinson entre los presidentes Mariano Rajoy y Artur Mas, no lo aclaró, pero mantuvo el tono distendido: “Deberían serlo los dos y un día vestirse de forma más atractiva, más sexy, y hacerse un comentario”, sugirió.

Pero en el arranque de su conferencia, Garrigues había abierto el foco hasta alcanzar todo el planisferio. Con una visión global, reflexionó que los países emergentes como India, China o Argentina no habían podido mantener el crecimiento por la crisis, y los países ricos crecen poco. También se refirió a la “vieja y decadente” Europa, e hizo un encendido elogio del liderazgo de la canciller alemana, Angela Merkel. “Ella es la que manda, y con legitimidad –aseguró–. Me encantaría darle a Merkel un homenaje europeo, es un espectáculo lo que está haciendo en la crisis de Ucrania”, dijo. ¿Y cómo cree que reaccionaría la Europa de Merkel ante la independencia de Catalunya?, se le preguntó a Antonio Garrigues. “Con preocupación, con la voluntad de no generar agravios comparativos, pero con inteligencia”, aseguró. En opinión del jurista, es una muestra de sensatez que la canciller no haya querido entrar en el tema catalán. “Llegado el momento, lo hará y Catalunya y España deberán tener muy en cuenta su postura”, vaticinó.

Los consejos del jurista Antonio Garrigues Walker valen su peso en oro. Otra cosa es que el destinatario le atienda. Durante su conferencia en el foro Barcelona Tribuna, Garrigues desveló que había enviado un libro muy especial a Mariano Rajoy y Artur Mas con toda la intención del mundo: (Conversación) Cómo el diálogo puede transformar tu vida, de Theodor Zeldin (Plataforma Editorial). Tanto el presidente del Gobierno central como el presidente de la Generalitat han remitido una carta de agradecimiento a Garrigues, pero confesó una profunda duda: “No sé si lo han leído”. Quien agradece la publicidad del libro es su editor, Jordi Nadal, que presente en la sala quiso sonsacarle a Garrigues consejos no para políticos, sino para sus hijos: “1. Cómprate un globo terráqueo y métele mano al mundo.

2. No le tengas miedo a nada. 3. Supera tu déficit digital, idiomático y ten mente global. Un ser humano es humano aunque no hable inglés, pero no es competitivo. Y 4. Vete de casa…”

Churchill. By Marius Carol. Via La Vanguardia

Churchill en tres episodios

DIRECTOR

Màrius Carol
Esta semana, el debate del estado de la nación ha permitido mesurar el nivel de nuestro parlamentarismo. Ha habido momentos brillantes, al lado de episodios manifiestamente mejorables. Y unas cuantas descalificaciones, que ponían de manifiesto que todos se jugaban algo.

Coincidiendo con tan intensas intervenciones, acaba de publicarse El ingenio de Churchill (Plataforma), que es una “ recopilación definitiva ” de las citas del ilustre político conservador, y al mismo tiempo premio Nobel de Literatura, dentro de las iniciativas por el 50.º aniversario de su fallecimiento. Elijo tres a modo de muestra.

1. En 1946, cuando Churchill estaba a punto de abandonar el Parlamento, fue interpelado por lady Soames : – Señor Churchill, usted está borracho, y lo que es más, está asquerosamente borracho.

– Bessie, querida, usted es fea y, lo que es más, es asquerosamente fea. Pero mañana yo estaré sobrio y usted seguirá siendo asquerosamente fea.

2. En 1905, dijo la siguiente frase en una conferencia sobre la manera de gobernar : – En política, cuando dudes sobre lo que debes hacer, no hagas nada … cuando dudes sobre lo que debes decir, di lo que realmente piensas.

3. En 1948, poco después de que el laborista Clement Attlee le sustituyera como primer ministro, Churchill se apartó unos pasos al ver que se acercaba su rival al urinario de la Cámara de los Comunes.

–¿ Hoy estamos un poco distantes, Winston ? – Es que cada vez que los socialistas veis algo grande queréis nacionalizarlo.

Tres cosas definen a Churchill : el ingenio, la ironía y el dominio del lenguaje.

Tres elementos poco comunes en la política de esta hora.

Amor amortizado.By Sergi Pamies. Via La Vanguardia

El amor amortizado

Sergi Pàmies
Para asimilar la genuflexión provocada por el Congreso Mundial de Móviles quizás convenga abandonar fugazmente el recelo tecnofóbico para tratar de comprender el tsunami. Sorprende que el acontecimiento no propicie más reflexiones sobre las secuelas de semejante fiebre. Interiorizar el vértigo tendrá consecuencias y, con suerte, no todas serán nefastas. En la esfera doméstica, los cambios son notables. Tomemos a una pareja de clase media, de treinta y muchos o cuarenta y pocos años. Llevan quince años juntos y tienen uno, dos o tres hijos. Cuando se conocieron, el amor era su actividad prioritaria. Tanto, que los impulsó a vivir juntos. Con naturalidad, la pasión fue perdiendo fuelle. Para combatir el aburrimiento o por ley de vida, surgieron nuevas necesidades como tener hijos o ser esclavizados por una hipoteca.

Resultado: los cónyuges dejaron de ser lo más importante el uno para el otro y los hijos ocuparon, también de un modo natural, un espacio prioritario. Primero los hijos y después la pareja parecía un trato asumible. Luego se añadieron nuevos factores. La hipoteca modificó la ecología doméstica e inauguró el reinado de la responsabilidad y la intendencia. Una intendencia que fue fagocitando los espacios más vitales relacionados con la práctica afectiva. Arrastrados por la inercia, los cónyuges resistieron allí donde otros abandonaban. Primero los hijos, después la hipoteca, luego el trabajo y, al final, las brasas de un amor reconvertido en, ay, afecto.

El mundo que ofrecían los aparatos no exigía contraprestaciones afectivas o racionales

Sin energía ni autoridad para combatir los caprichos de los hijos, la pareja aceptó incorporar una mascota al reparto y el fichaje de un perro volvió a alterar la estructura de la tribu. La capacidad de integración de la pareja era proporcional a la facilidad con la que el amor se transformaba en fósil fundacional. Y entonces llegó la tecnología en forma de móvil y tableta. Lo que ofrecían no exigía contraprestaciones afectivas o racionales. Y tenía una fuerza seductora tan arrebatadora que permitía desatender parcialmente a los hijos, definitivamente a los cónyuges, peligrosamente a la hipoteca y circunstancialmente a la mascota. Para no despilfarrar energías reservadas a la tecnología en ingratas faenas educativas, convirtieron a los hijos en adictos a las pantallas. Miradlos: ahora toda la familia consume su aislamiento táctil-visual ante la mirada estupefacta de un perro que pronto será abducido por el internet (¿ iPet ?) de los animales. ¿ La jerarquía actual ? Primero el móvil y la tableta (con las aplicaciones de adulterio incorporadas y los cargadores correspondientes) y, a distancia, todo lo demás. ¿ Es una catástrofe o un progreso que nos hará más sabios ? No lo sé, pero cualquiera que tenga previsto enamorarse y aparejarse debería tener en cuenta que, aunque sea perfecto y multitask, un marido nunca tendrá las prestaciones de un teléfono ni podrá ofrecer los contenidos de una tableta