Malditos los que provocan las guerras que llevan a la muerte. Via La Vanguardia by Henrique Cymerman

imageHENRIQUE CYMERMAN Rosh Haain. Corresponsal

Turistas belgas y francesas caminan entre tanques, ayer durante una parada de descanso en una zona cercana a la frontera de Gaza
Itai Eyal, de 18 años, terminó el bachillerato hace un mes como uno de los mejores alumnos del colegio; destacaba en la construcción de robots y enmúsica, y era un chico querido por todos sus compañeros. Su abuelo fue uno de los fundadores de las Fuerzas Aéreas de Israel, en los tiempos en que estas contaban con tres aviones. En cientos de ocasiones tuvo que arriesgar su vida, a veces tirando bombas con sus propias manos sobre los seis ejércitos árabes que atacaron el recién fundado Estado de Israel. Itai rememora que entonces eran sólo 600.000 judíos; muchos, supervivientes de los campos de exterminio.

“Entró en la mili hace seis meses y ya está en la guerra; ni en mis peores sueños me imaginé algo así”

En los primeros años de vida de Itai, la paz con los palestinos y con el mundo árabe parecía factible, a la vuelta de la esquina; pero cuando entró en el colegio ya los suicidas de Hamas atentaban en los autobuses y los centros comerciales de todo el país. Itai vio cómo de repente los trabajadores palestinos de nacionalidad israelí del poblado vecino de Kfar Kassem desaparecían de su ciudad, convirtiéndose la carretera en una frontera invisible entre los dos pueblos.

Ayer a las siete de la mañana, Itai llegó al centro de reclutamiento para empezar un servicio militar obligatorio de tres años. Eligió hacerlo en la unidad de tanques, sorprendiendo a toda su familia. “Tengo más los pies en la tierra”, explicaba a sus amigos que se acercaron el sábado a su casa en Rosh Haain, un barrio residencial de nivel medio-alto al norte de Tel Aviv, para despedirle. Durante la velada, él tocó la guitarra como un maestro y les decía que no se preocuparan; “ya os daré la lata cuando venga el fin de semana”, bromeaba.

Algunos de los que le rodeaban volvían de dos semanas de guerra en Gaza. Uno tenía heridas en la cara y en la mano, y todos ofrecían el aspecto de alguien mucho mayor que cualquier joven occidental de su edad. Una chica está en el curso de pilotos de combate. Otro joven, Amir, sopesa negarse a servir en Gaza o Cisjordania; sus amigos, aunque no están de acuerdo con él, le respetan.

La madre de Itai, Sigal, recuerda que cuando nació todos la tranquilizaron: “No te preocupes, cuando llegue a los 18 años ya no habrá guerras”. Delante de su hijo, Sigal, dueña de una escuela de baile, habla con serenidad, pero cuando él se va no puede evitar las lágrimas. Una de sus amigas, Einat, tiene a su hijo de 18 años rastreando dentro de Gaza en la unidad de paracaidistas. “Entró en la mili hace seis meses y ya está en la guerra. Ni en mis peores sueños me imaginé algo así. Me ha llamado y me ha dicho: ‘No te preocupes, mamá, nos cuidamos lo que podemos. Lo único que añoro es una ducha, porque hace mucho calor’”.

La hermana de Itai, Gal, de 23 años, estudia Ciencias de la Comunicación en la Universidad Sapir, muy cerca de la frontera de Gaza. Gal es activista a favor de la paz y miembro de las juventudes del partido centrista Yesh Atid. “Siempre había escuchado que caían cohetes en el sur de Israel, pero desde que estudio allí entiendo de verdad a lo que se refieren. Llevan 14 años así, padeciendo todos los días proyectiles lanzados desde Gaza y escuchando la sirena. Uno nunca se acostumbra. No te puedes duchar tranquilamente… Tendrías que ver cómo llegamos al refugio a veces”. Y añade: “Hamas no nos quiere aquí. Quiere que nos vayamos de nuestro país”.

“Sabemos que ayudaste al Papa a organizar una oración por la paz, pero ¿crees realmente que la paz con Hamas es posible?”, me comentaban algunos de los jóvenes. Einat, la madre del paracaidista en Gaza, reconoce que su gran terror es que a mitad de la noche llegue la unidad que informa de la muerte de soldados, compuesta por una oficial, un psicólogo y un médico. “Les pedí a mis otros hijos, que son mayores, que duerman conmigo, porque no quiero estar sola si algo tan terrible ocurre”.

Todos hablaban del drama de Varda Pomerantz; durante años hizo carrera militar como jefa de la unidad que anuncia la muerte de un soldado a sus padres. Recientemente decidió retirarse porque ya no podía más; el desgaste emocional era enorme. Lo que nadie imaginó es que un día ella recibiría esa noticia. Su hijo estaba, junto a seis compañeros, en el carro blindado alcanzado el domingo pasado por un misil.

En su última carta, el hijo, Daniel, escribió: “No sé lo que se dice en una situación como esta. Si me estáis leyendo, es señal de que he terminado mi carrera. Pero al menos he luchado con honor y es importante que sepáis que he sido muy feliz. He tenido los hermanos y los padres más increíbles. Decirles a los compañeros que lucharon conmigo que también les quiero”.

Anuncios

La mala memoria del “molt honorable”

image“Once upon a time” o erase una vez…. Asi empezaria esta historia que no pasa de anecdota, pero cuyo fondo es mas profundo de la que puede parecer. Este articulo fue escrito hace mas de un año y he estado dormido que no durmiendo en la carpeta de “borradores”. La primera intencion fue publicarlo en un medio de comunicacion, pero pense que seria dificil. Luego me decidi por mi blog, pero algo me dijo que mejor esperar, que llegaria San Marti. Parece que estamos en puertas….
¿Parecio una simple torpeza o fue un acto premeditado?
Empezare por el final. Hace ya unas cuantos meses, fui, vaya, fuimos mi esposa Cris y yo, invitados a un magnifico evento organizado por AEGACA. Ya se que debo explicar lo que es Aegaca. Pues nada mas y nada menos que la asociacion de empresarios gallegos afincados en Catalunya. El evento, organizado por dos destacados ,exitosos empresarios y emprendedores gallegos como Julio Fernandez ( Filmax y Presidente de Aegaca) y Amancio Lopez ( Hotusa-Eurostars). Ambos consiguieron una convocatoria de lujo. Politicos de casi todo es espectro politico español, gallego y catalan y personalidades del mundo gallego en Catalunya asi como muchos catalanes amigos. Este evento que se realiza cada año es un magnifico modo de hermanar dos comunidades y culturas que conviven, se apoyan y diria que se han fusionado con exito.
Y ahi empieza la anecdota. Estabamos disfrutando del final de la tarde, viendo como el sol dejaba paso a la luna, en la esplendida terraza del Hotel Eurostars Gran Marina. En aquel momento , Cris y yo estabamos conversando con Anton Costas , economista y catedratico cuyo prestigio traspasa fronteras y gallego de pro ,en aquel momento aun futuro Presidente del Circulo de Economia con su esposa Montse. Estabamos disfrutando de una conversacion muy agradable e interesante. De golpe y porrazo, aparece por la puerta en entrada triunfal, a lo que siempre estaba acostumbrado, un ex mandatario de altisimo nivel , conocido, reputado y cuya autoestima sobrepasa los limites necesarios. Este ex gobernante cuya gestion no voy a evaluar pues solo el tiempo , la historia y los hechos, los conocidos y los aun no conocidos juzgaran, se dirige hacia nosotros y sin mas, con una mala educacion digna de su prepotencia, se interpone entre el profesor Costas , su esposa y nosotros dos. Se dirige y les saluda a ellos y a nosotros nos da la espalda y ni se digna a saludar ni a Cris ni a mi, como si no existieramos. Empieza una conversacion y con una desfachatez solo digna de el, nos desplanta y nos aparta asi, sin mas. Yo por educacion con el profesor Costas y su esposa, espero unos minutos, pero el “dios viviente” sigue en sus trece y sin inmutarse. A mi me da igual porque se como es y ya lo he vivido otras veces, pero Cris, mi esposa me agarra del brazo y me dice: “Vamonos Gaby, gente como este personaje es un maleducado y no merece respeto alguno ni un segundo de nuestro tiempo”y otras cosas que para no hacernos mala sangre, evito decir. Y nos fuimos.
Esta simple anecdota, no tendria la mas minima importancia, aparte de confirmar aquellos que decimos en catalan que ” de porc i de senyor s’en ve de mena”, sin lo que voy a contar a continuacion.
Hace casi 20 años , cuando empezamos nuestro proyecto empresarial USP Hospitales, tras un largo proceso de analisis , reflexion y durisimo trabajo, decidi, no sin darle varias vueltas,empezar el proyecto desde Madrid en lugar de hacerlo desde Barcelona. ¿Por que? Pues porque el sector empresarial/ financiero/ socio politico y la estructura logistica que necesitaba en aquellos momentos estaba mejor posicionada en Madrid que en Barcelona. Que mas hubiera querido yo que crear la compañia desde Barcelona en lugar de hacerlo desde Madrid donde tenia que desplazarme cada semana, distrayendo tiempo de mi familia y amigos. No obstante, debo decir que la decision fue acertada y ademas que me senti mucho mas apoyado no solo por Madrid, sino tambien por otras comunidades autonomas que por la mia propia….Realmente se cumplio lo de que nadie es profeta en su tierra. Creamos la primera cadena de hospitales privados a nivel estatal en España y durante los 6 primeros años , la central y sede social estuvo en Madrid. Pues bien, esta decision le sento a este entonces maximo gobernante y “servidor publico” catalan, a cuerno quemado. Eso si, en el desarrollo y puesta en marcha de mi proyecto que conocia de sobras, no tan solo no recibi apoyo alguno, sino todo lo contrario. Mi tierra, pues me siento muy catalan, tanto como el, pero de forma distinta y a la vez orgulloso de mis raices. pues bien, aquel gobernante no me ayudo en absoluto,sino todo lo contrario, pues él piensa que no ser “……ista” es no ser catalan. ¡Craso error!. Desde el principio, solo aprecie desinteres total y desde que decidi, entre otros motivos instalar la central en Madrid, primero recibi enormes presiones para que no fuera asi, que luego se convirtieron en desprecio y desplantes de todo tipo. Pero eso si, ni un apice de apoyo que ya no digo ayuda que ya me la busque por mi cuenta en otros lares.Debo decir que durante mas de 6 años fui obviado por este “molt honorable senyor” si asi puede llamarsele. Eso si, cuando la compañia crecio y se convirtio en lider y decidi de “motu” propio, abrir oficinas en Barcelona para poder mejorar mi calidad de vida y poder estar mas cerca de los mios, entonces si hubo algun acercamiento, pero eso si, por interes personal que no institucional. Como yo considero que la dignidad esta muy por encima de lo demas, me comporte con educacion, pero no con sumision, algo que otros no pudieron evitar so pena de ser maltratados y con riesgos evidentes. Aquel gobierno elegido democraticamente, se habia convertido en una aristocracia y tambien en una especie de oligarquia. O pasabas por el aro, o no eras nadie. Curiosamente en aquella epoca o eras “…….ista” o vivias en un getho social. EL SERVIDOR PUBLICO ACABO CREYENDOSE QUE LOS CIUDADANOS DEBIAN SERVIRLE A EL, QUE LOS PLEBEYOS NO SOLO ESTABAMOS A SU SERVICIO, SINO QUE LE DEBIAMOS RENDIR PLEITESIA, entre otras cosas. Curiosa evolucion de la democracia…Como el personaje es muy inteligente y listo, siempre supo como manejar los hilos para mantenerse en lo mas alto de la popularidad. Tambien, hay que reconocer que hizo cosas bien , algunas excelentes para Catalunya y tambien porque no, para España. Una cosa no quita la otra. No obstante, tantos años de poder, le endiosaron de tal modo que llego a pensar que estaba por encima del bien y el mal y que reinaba en Catalunya y su entorno se lo creyo aun mas y con ello ejercio. Se equivoco. Aunque aun algunos siguen prestandole atencion, en los ultimos meses han surgido noticias sobre su entorno que nadie se atrevia a mentar que ponen al descubierto que quizas no era oro todo lo que relucia.
Pues bien, este personaje que estoy convencido que añora en extremo el poder que tuvo y ya no tiene y que no sabe vivir apartado del establishment, aun sigue removiendo la cola y tratando de vivir de las rentas de su pasado politico. Este servidor publico empezo sirviendo, acabo creyendo que debia ser servido. No entendio que ERA EL QUIEN DEBIA ESTAR A DISPOSICION DE SUS CIUDADANOS Y NO AL REVES, al servicio de quienes pagabamos su sueldo.
Para concluir, les dire que antes de que abandonara su cargo, me permiti el lujo de escribirle y decirle, negro sobre blanco, lo que pensaba de el , de su comportamiento y su intento de desprecio hacia mi. No olvidemos que no ofende quien quiere, sino quien puede y el no pudo. Debo reconocer que quizas en un momento de debilidad y en proceso de descenso de su olimpo particular, me escribio una carta de disculpa que guardo como oro en paño para la historia. No obstante, sigue siendo genio y figura y no olvida a quien si supo plantarle cara, pues si algo tiene, es una memoria privilegiada.
Lo sucedido hace unos meses, no fue una torpeza, ni un descuido como pudo parecer a mas de uno, fue a proposito, con alevosia y saben que les digo, que me alegro, pues significa que holle en su propia historia. Dicen que el tiempo pone a cada uno en su lugar. Yo espero sentado,quiero verlo y me temo que los acontecimientos van llegando. Si solo alguno de los que me han contado sus historias personales hablaran…….
En fin, otra historia mas del torbellino en el que vivimos en nuestro pais. Una pena, pero asi nos va. Esta una una ridicula historia de alguien que fue elegido democraticamente y que acabo creyendose que era mas que el elegido por los ciudadanos, alguien que ha llegado a decir que su familia es una de las instituciones mas importantes del pais, de “su” pais. Esto es triste pero cierto y se que escribir estas lineas pueden provocar sarpullidos entre alguno de sus adictos, pero me da igual, ya es hora que alguien pueda decir libremente lo que piensa sin temor a ser amordazado o amenazado en cualquiera de sus actividades y en su tierra.,¡Faltaria mas!

Cartas a Alex: T’Estimem Leo

CARTAS A ALEX Gabriel Masfurroll 26/07/2014
T’estimem Leo (1)
Foto famili Masfurroll + Messi
Querido Alex, desde hace unos meses me sorprendo leyendo críticas a Messi. Unas llegan de indocumentados que ni saben ni quieren saber. Otras de documentados malintencionados. Todas me enfurecen. Tenemos el mejor jugador de la historia, digan lo que digan unos y otros. Si no, que vean y comparen objetivamente lo que han logrado los cinco grandes de la historia. Luego decidan. Para mí está muy claro.
Pero este no es el motivo de esta carta Alex. Me gustaría explicarte algo que pocos saben de Leo. Muchos saben que llegó al Barça con 13 años, así como la ridícula historia de la servilleta. Pura anécdota. Pocos conocen las dificultades que durante años tuvieron que pasar Leo y su familia para llegar a la cima. Ahora todo parece un cuento de hadas, pero por el camino sufrieron desengaños, mentiras y muchas cosas más. Hablamos de un niño cuyo único deseo era triunfar en el fútbol, pero tenía todo en contra, menos cinco cosas que fueron decisivas para lograrlo. La primera, su familia, que apostó por él. La segunda, el don de Dios que recibió Lionel para jugar al fútbol. Tercero, la tenacidad de su padre que jamás se doblegó ante las dificultades. La cuarta, su amor por el fútbol. La quinta, algo que siempre es necesario, la suerte. Pero hay que decir que esta hay que perseguirla y ahí aparece Barcelona y todas las personas que intervinieron para que Messi recalara en el Barça.
La semana próxima seguiré, merece la pena. Demasiadas habladurías interfieren en la vida de un joven que está en su madurez futbolística y si todos le ayudamos, nos dará años de gloria.
Fill, els humans a vegades som crítics i amb els altres i poc amb nosaltres mateixos. Què fàcil és parlar malament, desqualificar, la majoria de vegades sense saber res del que parles. Una pena. T’estimo, Alex.

La gran paradoja de nuestro mundo( Vision Personal). Via Expansion

Expansión Pro Orbyt.
VISIÓN PERSONAL Gabriel Masfurroll 05/07/2014
La gran paradoja de nuestro mundoimage

Comparte esta noticia
twitter
Hace años, cuando yo era un teenager, escuchaba como mis abuelos nos decían que no entendían los cambios que se producían en el mundo. El Mayo del 68 ya era historia y estábamos en la época hippy, la de la música beat y, en nuestro país, en la lucha contra la dictadura. Tanto ellos como mis padres me respetaron, y en muchos casos me apoyaron, pero lo más importante es que nos enseñaron a tratar de entender a aquellos que pensaban y actuaban de forma distinta. Había que respetar a los que respetan. Todo lo contrario respecto a los que van por la vida con la arrogancia del progresismo, destruyendo todo lo que se pone por delante y no aceptan las reglas aceptadas y aprobadas democráticamente como propias con el argumento de que son contrarias a sus principios. Quizás están en minoría y no pueden imponer sus ideas. Es una lástima, pero a esto se le llama democracia, para lo bueno y lo malo.
Hace algunas semanas asistí en Barcelona al evento anual que celebra la Asociación Independiente de Jóvenes Empresarios de Catalunya (AIJEC). Fue un evento precioso, excitante y motivador en el que pudimos comprobar cómo jóvenes de todo tipo, orígenes y circunstancias, expusieron sus proyectos. No eran niños bien, ni pijos que dirían los antisistema. Eran jóvenes que, con enorme esfuerzo, sacrificio, tenacidad y aversión al fracaso llevan años peleando por alcanzar sus propios sueños. Luchan contra el sistema, pero de forma distinta. Tienen que superar las enormes dificultades que supone crear algo desde cero. Y muchos crean empresas de enorme valor añadido. Son distintas a las de hace 50 años, a las de hace 30 años y distintas a las de hace 10 años, pero el espíritu es el mismo. Apuestan por innovar y buscar soluciones al mundo actual. Ellos crean puestos de trabajo para otros jóvenes y no tan jóvenes. Crean riqueza para su comunidad. Ellos ayudan a crear, a reformar un mundo nuevo. Son los precursores del cambio y luchadores sin fin por cambiar las reglas.
Reestructuración
Ese mismo día, y no muy lejos de El Born, donde se celebró el evento de AIJEC, otros jóvenes, de edades parecidas, se dedicaban en Sants a destruir todo cuanto se ponía por delante. Lo importante para algunos de estos jóvenes no era protestar, derecho legítimo si se hace de forma adecuada y con respeto, sino alterar y destruir todo. La gran paradoja es que, por desgracia, los medios de comunicación sólo dan importancia y visibilidad a los que destruyen, destrozan y protestan, y dan prácticamente nula visibilidad a los otros.
Estamos en un momento a nivel mundial en el que se avecina un cambio sociopolítico, y seguramente económico, muy importante. No se salva ningún rincón del mundo. Europa está rota políticamente hablando, y sólo nos une el euro y la aversión a otra conflagración bélica. China va a tener que afrontar años duros de cambio hacia la democracia. Varios países asiáticos están en pleno proceso de reestructuración. Latinoamérica se debate entre las dictaduras populistas y las democracias prooccidentales. África, la gran desconocida, puede ser el continente emergente de la segunda mitad del siglo XXI, pero veremos cómo afronta la colonización china. EEUU empieza a darse cuenta de que ya no es el imperio del mundo. Y en nuestro país, con la llegada de Felipe VI, todo apunta a que o nos renovamos o morimos.
Nos debatimos entre una crisis feroz que está haciendo estragos y el principio de equidad y solidaridad entre las distintas regiones que sigue sin funcionar, agravado por el “virus del Lazarillo de Tormes”; es decir, pretendemos ser muy estrictos en la aplicación de todas las normas, pero según para quienes. ¿Realmente nos creemos que el paro es del 25%? Ni de broma. ¿Y esto cómo se gestiona? ¿Es justo que la mayoría de ciudadanos debamos cumplir las normas so pena de ser penalizados y que otros pocos, pero muy ruidosos y violentos, gracias a esto, la violencia, puedan incumplir todo lo que les dé la gana sin ningún problema? ¿Qué pasaría si yo mañana, como “català emprenyat”, salgo a la calle y destrozo lo que se pone a mi alcance? ¿O si dejo de cumplir con mis deberes como ciudadano? Seguro que seré sancionado y probablemente con severidad. Pues bien, parece que hemos creado dos categorías de ciudadanos, los que cumplen y los que no. Los primeros acabarán pensando que son ingenuos. Los segundos crearán ejemplo y éste es fácil de imitar, pues además sus acciones son divulgadas en todos los medios. Si actúan con respeto, serán escuchados, si no, deberán ser castigados.

Joan Maria Pou en record de Tataina Sisquella by Jordi Baste. Via La Vanguardia

Como todos las semanas Pou está en la tertulia deportiva, pero aprovecho este lunes para hablar sobre el libro de artículos (Un dia qualsevol) publicados en el Ara por su mujer Tatiana Sisquella. Tati murió hace unos meses víctima de un cáncer. Hablamos de cómo era Tati, de su capacidad de fotografiar el entorno con la palabra, de conversar… De golpe rompo el guion y le cuestiono sobre aquello que tenía más ganas de preguntarle a Joan Maria: ¿Y tú, cómo estás? La empatía es un valor a la baja y es necesario practicarla siempre. Me responde: “Destruido”. A partir de ahí conversamos (juro que no fue una entrevista) sobre el dolor que padece en la intimidad una persona introvertida como él, sobre cómo se plantea su futuro un joven viudo (palabra horrible) y sobre cómo se vive con esa ausencia insufrible. Pou se vacía (recomiendo escuchar sus reflexiones). Acabo y le agradezco esa sinceridad. Él me dice que esta especia de terapia le ha ido bien. La audiencia desborda entrañable complicidad. Definitivamente, es insoportable empatizar con su situación.

image

Cartas a Alex: “Hemos ganado o han perdido”. via Marca

Marca Orbyt.
CARTAS A ÁLEX Gabriel
Masfurroll 05/07/2014
Hemos ganado o han perdidoimage
Comparte esta noticia
twitter
Querido Álex, en verano suele llegar el clímax del deporte a nivel mundial. Los Juegos Olímpicos, o el Mundial. De nuevo afloran los patriotismos y los fanatismos. Por supuesto, es algo que sucede todo el año pues el deporte se ha convertido en el opio del pueblo. Ya sabes hijo, que suelo insistir en que el deporte es el reflejo del mundo. Quizás deba precisar, es solo la punta del iceberg. Estos días veo el Mundial y no solo los partidos, sino también me tomo mi tiempo para observar reacciones. Realmente el deporte es algo sociológicamente muy aleccionador. Antes de las competiciones, todos los equipos tienen sus fans. A medida que la competición avanza, unos ganan y mantienen a sus seguidores y los que pierden son condenados al ostracismo.
Es curioso ver como en cuestión de horas puedes pasar de ser idolatrado a defenestrado. Todo depende del resultado. En algunos casos, si pierdes, puedes alegar injusticia, pero al poco tiempo, estás fuera. Yo he llegado a la conclusión de que los equipos o deportistas tienen por lo general un 20% de fans pase lo que pase, otro 20% de detractores que siempre encuentran pegas y luego, suele haber un 60% de personas que siempre se decantan por el ganador. Lo mismo sucede en el mundo real. Por eso, tantas veces oyes aquello en las mismas personas en función del resultado: “Hemos ganado/Han perdido”… La vida i els éssers humans som així, anem cap a on bufa el vent, fill. T’estimo Álex.
@masfurroll