Las elites catalanas. By JA Zarzalejos. Via La Vanguardia

Las éli­tes ca­ta­la­nas

Interesante articulo que describe con acierto, la sociologia actual de una Catalunya en estado de shock, crisis, desconcierto y buscando algo que desconoce.

EL ÁGO­RA Jo­sé An­to­nio Zar­za­le­jos
La Vanguardia

Ga­llar­dón y Sáenz de San­ta­ma­ría han pe­di­do a los em­pre­sa­rios ca­ta­la­nes que pa­ren a Mas. Es­cri­be Cha­ves No­ga­les en su re­por­ta­je “¿Qué pa­sa en Ca­ta­lu­ña?” pu­bli­ca­do en el dia­rio Aho­ra el 26 de fe­bre­ro de 1936: “Pa­ra sa­ber más, pa­ra an­ti­ci­par al­go de lo que pue­da pa­sar en Ca­ta­lu­ña, ha­brá que bus­car, no en las ma­sas que gri­tan en­tu­sias­ma­das en un mo­men­to da­do y vuel­ven lue­go a sus ta­reas de siem­pre, sino a los hom­bres re­pre­sen­ta­ti­vos del pen­sa­mien­to de Ca­ta­lu­ña, por­que es­tos hom­bres, aun­que en Cas­ti­lla pa­rez­ca in­ve­ro­sí­mil, a ve­ces arras­tran tras ellos a la mul­ti­tud”.

El pá­rra­fo an­te­rior es la for­mu­la­ción de la teo­ría de la in­fluen­cia so­cial de las éli­tes ca­ta­la­nas, aun­que, co­mo sub­ra­ya­ba el pe­rio­dis­ta an­da­luz, “en Cas­ti­lla pa­rez­ca in­ve­ro­sí­mil”. En tér­mi­nos his­tó­ri­cos no es de­ma­sia­do dis­cu­ti­ble que la bur­gue­sía ca­ta­la­na aña­dió a la plu­to­cra­cia un gran aco­pio de pa­tri­mo­nio cul­tu­ral y lin­güís­ti­co, lo que le per­mi­tió ejer­cer un no­ta­ble li­de­raz­go po­pu­lar. Bue­na par­te de los ma­les del si­glo XX acae­ci­dos en el País Vas­co tie­nen que ver con el he­cho –igual­men­te his­tó­ri­co– de que su bur­gue­sía in­dus­trial y fi­nan­cie­ra, mi­ró más a Ma­drid y a Lon­dres que a su tie­rra, y elu­dió los fac­to­res cul­tu­ra­les e iden­ti­ta­rios. En el res­to de Es­pa­ña no hu­bo bur­gue­sías ver­te­bra­do­ras, sino aris­to­cra­cias y al­to fun­cio­na­ria­do en torno a la Co­ro­na, de mo­do tal que nun­ca se tra­bó una efi­cien­te em­pa­tía en­tre las cla­ses di­ri­gen­tes y las po­pu­la­res.

Qui­zás por esa in­fluen­cia so­cial de las éli­tes ca­ta­la­nas el mis­mo Cha­ves No­ga­les es­cri­bía tam­bién en el con­vul­so fe­bre­ro de 1936 –con la vic­to­ria del Fren­te Po­pu­lar– que “en Ca­ta­lu­ña no pa­sa­rá na­da. Es de­cir, no pa­sa­rá na­da de lo que el es­pa­ñol no ca­ta­lán re­ce­la. (…) En Ca­ta­lu­ña hay, por en­ci­ma de to­do, un hon­do sen­ti­do con­ser­va­dor que se im­pon­drá fa­tal­men­te”. El es­cep­ti­cis­mo so­bre el ca­rác­ter re­vo­lu­cio­na­rio del pue­blo ca­ta­lán del que se la­men­ta­ban los fren­te­po­pu­lis­tas ha­ce más de se­ten­ta años, es de al­gu­na ma­ne­ra pa­re­ci­do al que em­bar­ga aho­ra a mu­chos ob­ser­va­do­res del pro­ce­so so­be­ra­nis­ta. Creen que se im­pon­drá el “hon­do sen­ti­do con­ser­va­dor”, no tan­to de los ciu­da­da­nos cuan­to de las mi­no­rías di­ri­gen­tes. De ahí que Ruiz-Ga­llar­dón re­cla­ma­se el pa­sa­do día 11 a los em­pre­sa­rios del Puen­te Aé­reo que fue­sen ellos los que “pa­ra­sen” a Mas, y de ahí los tér­mi­nos en los que Sáenz de San­ta­ma­ría se di­ri­gió el jue­ves a los agru­pa­dos en Fo­ment.

El mi­nis­tro y la vi­ce­pre­si­den­ta no ha­cían otra co­sa que se­guir la sen­da que ha mar­ca­do la his­to­ria: Ca­ta­lun­ya es el úni­co pue­blo de Es­pa­ña en el que la ecua­ción éli­tes-so­cie­dad-in­tere­ses ge­ne­ra­les in­ter­ac­túa de ma­ne­ra efi­cien­te. Pa­ra acre­di­tar­lo só­lo ha­ría fal­ta con­ta­bi­li­zar las oca­sio­nes en las que el en­tu­sias­mo po­pu­lar –en for­ma de ra­bia y agre­si­vi­dad– ha ce­di­do a prag­má­ti­cos acuer­dos. Por eso, el reite­ra­do Cha­ves No­ga­les –no muy ale­ja­do de Ga­ziel en al­guno de sus es­cri­tos más crí­ti­cos pa­ra sus con­ciu­da­da­nos– lle­gó a es­cri­bir que “en­tu­sias­mo no hay más que uno en Es­pa­ña: el de los ca­ta­la­nes”. Sos­tu­vo en­ton­ces que la vic­to­ria de las iz­quier­das en 1936 creó en Ca­ta­lun­ya “una su­ges­tión de triun­fo” tan fuer­te “que los arras­tra a to­dos, a los ven­ci­dos co­mo a los ven­ce­do­res”, sub­ra­yan­do el ca­rác­ter uná­ni­me de esa con­ta­gio­sa ale­gría.

¿Es­tá ocu­rrien­do aho­ra lo mis­mo? Mien­tras des­de Ca­ta­lun­ya se in­sis­te en que el se­ce­sio­nis­mo es un fe­nó­meno po­pu­lar au­tó­no­mo res­pec­to de las cla­ses di­ri­gen­tes, des­de Ma­drid las co­sas se ven de ma­ne­ra muy di­fe­ren­te. Ese se­ce­sio­nis­mo po­pu­lar, ba­sa­do en la ilu­sión su­pe­ra­do­ra de una te­rri­ble frus­tra­ción, se con­si­de­ra ex­plí­ci­ta­men­te alen­ta­do por la Ge­ne­ra­li­tat cu­yas me­di­das se­rían fac­to­res pre­ci­pi­tan­tes y ge­ne­ra­do­res de la an­sie­dad so­cial en Ca­ta­lun­ya. Ana­lis­tas ca­ta­la­nes crí­ti­cos con el desa­rro­llo de los acon­te­ci­mien­tos, co­mo Jor­di So­ler, no só­lo apun­tan a que los ar­gu­men­tos in­de­pen­den­tis­tas se “ba­san en la ilu­sión y en la fe” sino que en sus opi­nio­nes son los más ta­jan­tes y ro­tun­dos. “Hay dis­cur­sos del pre­si­dent que es­tán a un pa­so de la ver­bo­si­dad de Hu­go Chá­vez”, es­cri­bía el pa­sa­do do­min­go So­ler en El País. “No ten­go nin­gu­na du­da de que, lle­ga­do el ca­so, el BCE ofre­ce­ría a La Cai­xa y al Sa­ba­dell la li­qui­dez que pu­die­sen ne­ce­si­tar en re­la­ción con sus ac­ti­vi­da­des en lo que que­de de Es­pa­ña (…) pe­ro es muy du­do­so que hi­cie­se lo mis­mo con su ne­go­cio en Ca­ta­lu­ña” sos­te­nía, arries­gan­do, el eco­no­mis­ta gi­jo­nés Án­gel de La­fuen­te, en el mis­mo pe­rió­di­co el pa­sa­do mar­tes.

¿De qué ha­bla­mos en­ton­ces? ¿De sen­ti­mien­tos in­fla­ma­dos o de con­vic­cio­nes? Por­que en fun­ción de la res­pues­ta es­ta­re­mos en con­di­cio­nes de se­guir atri­bu­yen­do –o no– a las éli­tes ca­ta­la­nas su tra­di­cio­nal y rea­lis­ta in­fluen­cia so­bre los com­por­ta­mien­tos so­cia­les y po­lí­ti­cos en Ca­ta­lun­ya. La his­to­ria se desa­rro­lla de for­ma cir­cu­lar con co­yun­tu­ras nue­vas pe­ro en es­truc­tu­ras se­cu­la­res.

Copyright La Vanguardia Ediciones S.L. All rights reserved

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s