Barça, mucho mas que un club de futbol: Ayudando por la paz en Palestina e Israel

“Qui­zás la tác­ti­ca del ti­qui-ta­ca sir­va pa­ra ne­go­ciar la paz”

La Vanguardia
5 de agosto de 2013

No es ca­sual que una vi­si­ta que tar­dó tan­tos me­ses en pla­ni­fi­car­se se ha­ya rea­li­za­do, fi­nal­men­te, jus­to cuan­do se reanu­dan las ne­go­cia­cio­nes en­tre is­rae­líes y pa­les­ti­nos”, de­cla­ró ayer el je­fe de Es­ta­do is­rae­lí y pre­mio No­bel de la Paz, Shi­mon Pe­res, en la re­cep­ción que tu­vo lu­gar en la re­si­den­cia pre­si­den­cial de Je­ru­sa­lén al FC Bar­ce­lo­na. Y aña­dió con una son­ri­sa: “A lo me­jor ha­bría que usar la tác­ti­ca del ti­qui-ta­ca en las con­ver­sa­cio­nes y así lo­gra­ría­mos la paz”.

El pri­mer mi­nis­tro, Be­nia­min Ne­tan­yahu, que in­te­rrum­pió an­tes de lo pre­vis­to el Con­se­jo de Mi­nis­tros se­ma­nal pa­ra acu­dir a la re­cep­ción al Ba­rça, opi­nó que “el fút­bol es al­go uni­ver­sal que acer­ca a los se­res hu­ma­nos y el FC Bar­ce­lo­na, con su enor­me po­der y gran po­pu­la­ri­dad en Is­rael y Orien­te Me­dio, jue­ga un im­por­tan­te pa­pel”. Y apun­tó, mi­ran­do a los 22 ju­ga­do­res que es­ta­ban sen­ta­dos so­bre un es­ce­na­rio fren­te al pú­bli­co: “A lo me­jor Mes­si, Xa­vi e Inies­ta, en la me­sa de ne­go­cia­cio­nes, lo re­sol­ve­rían to­do… Aun­que me te­mo que es un po­co más com­pli­ca­do”. Tan­to el pri­mer mi­nis­tro co­mo Pe­res re­co­no­cie­ron a La Van­guar­dia que si­guen muy a me­nu­do los par­ti­dos del Ba­rça por te­le­vi­sión.

El pre­si­den­te del club, San­dro Ro­sell, re­cor­dó que to­do el mun­do ob­ser­va las ne­go­cia­cio­nes de paz y re­za pa­ra que el re­sul­ta­do sea po­si­ti­vo. “Nues­tra apor­ta­ción es una go­ta en el océano, pe­ro ha­re­mos lo que po­da­mos pa­ra con­tri­buir a la paz y pon­dre­mos un es­pe­cial hin­ca­pié en los ni­ños de Is­rael y Pa­les­ti­na que apo­yan al Ba­rça”, di­jo Ro­sell, que vio su­pe­ra­das to­das las ex­pec­ta­ti­vas y en­con­tró me­nos pro­ble­mas de los es­pe­ra­dos. An­tes del “vis­ca el Ba­rça” fi­nal, el pre­si­den­te azul­gra­na arran­có gran­des aplau­sos al ase­gu­rar: “Que­re­mos ser vues­tros ami­gos pa­ra to­da la vi­da”.

Por la ma­ña­na, los ju­ga­do­res acu­die­ron al lu­gar más im­por­tan­te pa­ra el pue­blo ju­dío, el lla­ma­do Mu­ro de las La­men­ta­cio­nes, la úl­ti­ma pa­red que que­dó en pie del se­gun­do Gran Tem­plo de Je­ru­sa­lén, des­trui­do en el año 70 por los ro­ma­nos. Fue­ron re­ci­bi­dos por el al­cal­de de la ciu­dad, Nir Bar­kat, y por el ra­bino del mu­ro, Sh­muel Ra­bi­no­vitch. La zo­na es­ta­ba ro­dea­da por mi­les de is­rae­líes ves­ti­dos con ca­mi­se­tas azul­gra­na y on­dean­do ban­de­ras del club. Mien­tras la co­mi­ti­va des­fi­la­ba ha­cia el lu­gar, sus se­gui­do­res co­rea­ban sus nom­bres a pe­sar de que la po­li­cía no les per­mi­tía ac­ce­der al re­cin­to. Los fut­bo­lis­tas, el equi­po téc­ni­co y la di­rec­ti­va se pu­sie­ron la ki­pá ri­tual y re­ci­bie­ron una ex­pli­ca­ción so­bre el sig­ni­fi­ca­do his­tó­ri­co del en­cla­ve, así co­mo pa­pe­li­tos y bo­lí­gra­fos pa­ra cum­plir con una de las tra­di­cio­nes he­breas más an­ti­guas: es­cri­bir una pe­ti­ción y co­lo­car­la en­tre las pa­re­des del mu­ro.

“¡Cui­da­do con lo que es­cri­bís, nor­mal­men­te se cum­ple!”, gri­tó un ju­ga­dor. Tras ha­cer­se la fo­to de fa­mi­lia fren­te a las pie­dras mi­le­na­rias, los ju­ga­do­res se acer­ca­ron uno a uno, in­tro­du­cien­do su pe­que­ño pa­pel. Mes­si sa­lu­dó al pú­bli­co pe­ro no qui­so re­ve­lar el con­te­ni­do de su pe­ti­ción. Lue­go, du­ran­te un lar­go mi­nu­to, se acer­có a las pie­dras, ba­jó la ca­be­za y se con­cen­tró. Cuan­do con­clu­ye­ron, los miem­bros de la de­le­ga­ción vol­vie­ron a sus au­to­bu­ses y par­tie­ron ha­cia la re­si­den­cia del pre­si­den­te, don­de fue­ron re­ci­bi­dos por un cen­te­nar de ni­ños, hi­jos de los fun­cio­na­rios de la pre­si­den­cia is­rae­lí. Al prin­ci­pio es­tos man­tu­vie­ron el or­den, pe­ro rá­pi­da­men­te se lan­za­ron so­bre los ju­ga­do­res, que les fir­ma­ron sus ca­mi­se­tas y cua­der­nos.

An­tes del cli­nic en el es­ta­dio de Bloom­field de Tel Aviv, los fut­bo­lis­tas hi­cie­ron un pe­que­ño ca­len­ta­mien­to en el que fue­ron vi­si­ta­dos por Sa­ra y Be­nia­min Ne­tan­yahu, que, acom­pa­ña­dos por sus pro­pios hi­jos y por ni­ños en­fer­mos de cán­cer a los que apo­yan, se hi­cie­ron una fo­to con la que el pri­mer mi­nis­tro su­ma pun­tos an­te la opi­nión pú­bli­ca. Pe­ro el gran ac­to en Is­rael, al fi­nal de la tar­de, fue el cli­nic, don­de 14.500 ni­ños pro­ce­den­tes de to­do el país se con­cen­tra­ron a la es­pe­ra de sus ído­los. 10.000 de ellos fue­ron ele­gi­dos por el Mi­nis­te­rio de Edu­ca­ción por to­das las zo­nas de la pe­ri­fe­ria del país. En ca­da au­to­bús ha­bía un adul­to res­pon­sa­ble que só­lo les en­tre­gó las en­tra­das gra­tui­tas al es­ta­dio en el úl­ti­mo mo­men­to, pa­ra im­pe­dir al­gún in­ten­to de re­ven­ta (en in­ter­net ha­bía quien ofre­cía cien­tos de eu­ros pa­ra po­der par­ti­ci­par en el ac­to). 2.500 ni­ños lle­ga­ron a la ciu­dad in­vi­ta­dos por el Mi­nis­te­rio de De­por­tes y Cul­tu­ra, ya que jue­gan en li­gas in­fan­ti­les. Otros 2.000 (500 de ellos pro­ce­den­tes de lo­ca­li­da­des pa­les­ti­nas) lo hi­cie­ron am­pa­ra­dos por el Cen­tro Pe­res por la Paz, ya que par­ti­ci­pan en li­gas con­jun­tas de is­rae­líes y pa­les­ti­nos. Y los 40 más afor­tu­na­dos –en­tre ellos ni­ños dis­ca­pa­ci­ta­dos y au­tis­tas– par­ti­ci­pa­ron en el en­tre­na­mien­to con el FC Bar­ce­lo­na.

Vien­do la mul­ti­tud de ni­ños con­gre­ga­dos, el pre­si­den­te Shi­mon Pe­res co­men­tó al pre­si­den­te del Ba­rça y a és­te co­rres­pon­sal: “Mi­ra a tu al­re­de­dor y en­ten­de­rás la fuer­za del fút­bol y del de­por­te, y so­bre to­do por qué el Ba­rça és més que un club”.

Mejor equipo del mundo ( para los desmemoriados)

Mejor equipo del mundo ( para los desmemoriados)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s