La importancia de conocer e interpretar la historia de un pais. Via Think Tank Civismo

LA POLÍTICA ECONÓMICA IMPORTA Francisco Cabrillo. Madrid 29/07/2013
Un país en quiebra
Descubra Orbyt
Disminuye el tamaño del texto
Aumenta el tamaño del texto
Imprimir documento
Comparte esta noticia
twitter
El mes de abril de 1557 Felipe II, que había accedido al trono el año anterior, declaraba su primera bancarrota, al no poder atender los pagos a sus acreedores. No fue, por tanto, el Rey Prudente el responsable de este desastre financiero. El país se encontraba en una situación insostenible por las enormes deudas que había contraído su padre, el emperador Carlos V. Cuenta Ramón Carande, el gran historiador de las finanzas de Carlos V, que pocos príncipes de la época fueron tan puntuales como él en los pagos a sus banqueros. Pero no había recursos en España para cubrir los enormes gastos del imperio y de las guerras en Europa. Cuando el nuevo rey necesitó más dinero, se dio cuenta de que ya no tenía ingresos libres para asegurar nuevas deudas y tuvo que suspender pagos y negociar con sus banqueros la estructura de los créditos existentes. Era el principio de una larga historia de diversos problemas financieros para la corona española.
No fue ésta la única bancarrota de Felipe II. En 1575 quebró de nuevo; y en 1596 lo hizo por tercera vez. Los tres monarcas españoles del siglo XVII tuvieron que declararse en bancarrota en algún momento. El siglo XVIII fue mucho más estable para las finanzas españolas y, hasta el año 1799, los reyes pudieron cubrir sus gastos sin mayores problemas.
Pero el siglo XIX fue testigo, de nuevo, de la inestabilidad financiera de la corona española. El país no era ya una gran potencia y su sistema fiscal no ofrecía, a menudo, los fondos que los gastos públicos requerían.
Muchas veces se intentaron arreglar las finanzas públicas. Y de hecho, el Estado español no ha quebrado desde el año 1866, ya que el repudio que el gobierno nacional hizo el año 1939 de la deuda emitida por la República durante la guerra civil española es un hecho sustancialmente diferente y no debe ser considerado como una bancarrota, aunque los propietarios de esos títulos perdieran la totalidad de lo invertido en ellos.
El establecimiento de un sistema monetario fiduciario, en el que es el gobierno quien decide la cantidad de dinero que se emite, cambió, en buena medida, el problema de las quiebras del Estado. Con tal sistema, el poder público puede obtener recursos sin tener que emitir títulos de deuda; y el valor de los ya emitidos –en moneda nacional– puede reducirse mediante la inflación. Por ejemplo, una inflación no prevista del 10% supone una reducción del valor real de la deuda en este porcentaje; y es equivalente, por tanto, a una quita del 10%. El general Franco abusó, muchas veces, de la emisión de dinero, pero era poco partidario de emitir deuda pública; y, por tanto, ésta era muy limitada en el momento de su fallecimiento el año 1975.
Hoy el nivel de la deuda pública española alcanza ya el 90% del PIB y todo indica que llegará al 100% en un plazo bastante breve. ¿Podrá el Estado pagarla? El problema es que esta deuda está emitida en euros, es decir, una moneda cuya emisión no controla el gobierno español; y esto implica que no se puede reducir el valor real de los títulos mediante una inflación decidida unilateralmente. El marco en el que se mueven hoy los gobiernos europeos se parece, por tanto, más al del siglo XIX que al de la segunda mitad del siglo XX. Es posible, sin duda, pagar la deuda; pero el esfuerzo requerido sería menor si pudiéramos engañar a los propietarios de los títulos emitiendo más pesetas.
Think Tank Civismoimage

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s