#labuenanoticiadeldia: Abidal

«Pedí que me indujeran el coma»
Abidal relata el duro proceso que pasó hasta volver a jugar con el Barcelona / «Perdí 19 kilos. Recuerdo que un domingo no podía soportar el dolor», explicó el defensa en la televisión francesa
Disminuye el tamaño del texto
Aumenta el tamaño del texto
Ser lateral va en los genes de Eric Abidal. Defiende y ataca en el terreno de juego pero traslada esa labor a la vida. Corta balones, evita goles rivales y a la mínima que puede sale pitando para marcar. Hace un año, disputó un partido vital y que ganó por muchos tantos de diferencia. Por estas fechas, se sometió a un trasplante de hígado y ahora disfruta del fútbol como lo hace de un día cualquiera.
Parco en palabras, poco se sabe sobre el proceso que ha pasado desde que le fue diagnosticado el tumor hepático en 2011 al trasplante al que se sometió o el trabajo de recuperación. Tampoco hace falta a tenor de los aplausos que le rindió la grada de La Romareda, que calcó el cariño ofrecido el domingo por el Camp Nou en su regreso a la competición ante el Mallorca.
El jugador del Barcelona, en una entrevista concedida al canal TF1 francés, expuso que fue intervenido en «cuatro o cinco ocasiones». «Tras la cuarta, los médicos se preguntaban cómo podía soportar el dolor», afirma sobre el calvario que pasó. El mismo que miles de personas anónimas a diario. La batalla hospitalaria, ésa en la que el título en juego es la propia vida.
«Hablamos de un trasplante [de hígado], pero de hecho, sufrí cuatro o cinco operaciones en un tiempo muy breve. Perdí 19 kilos. Nunca pensé en la muerte porque sé que es Dios el que decide», confesaba delante de la cámara Abidal sobre esos días en los que se tuvo que descalzar las botas, quitarse la equipación de fútbol y disputar otro partido fuera del terreno de juego.
«He sufrido. Recuerdo que un domingo no podía soportar el dolor. Pregunté a los doctores si podían inducirme el coma. Después de la cuarta operación, esos mismo médicos me dijeron que había una gran cantidad de líquido en el vientre y se preguntaban cómo podía aguantar el dolor», expuso el jugador sobre ese proceso tormentoso del que sólo su gente más cercana tenía constancia.
Abidal decidió que volvería a jugar. En verano anunció que sería a finales de 2012, pero recuperar el tono físico y volver a ser un futbolista de pleno derecho le llevó a tener que ejercitarse hasta llegar al pasado 6 de abril, cuando volvió al Camp Nou ante el Mallorca, 402 días después. Hace poco, en la presentación del libro Relatos solidarios del deporte del que es padrino, comentó que le gustaría seguir ligado al fútbol y renovar por el Barça, con quien finaliza contrato el 30 de junio. Ha retomado su rutina y, a sus 33 años, la quiere seguir manteniendo un buen tiempo.
«Mi objetivo sigue siendo el mismo: seguir haciendo mi vida, el fútbol. Creo que he luchado para poder terminar de una forma hermosa, es decir, sobre el terreno de juego», señaló en la entrevista televisiva. Ha sido un largo recorrido desde el 15 de marzo de 2011, cuando se le detectó el cáncer, a su regreso al campo. Ahora, la carrera es otra bien diferente.image

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s