#labuenanoticiadeldia

El otro equipo del baloncesto español
José Antonio Montero
Jorge Garbajosa
Amaya Valdemoro
Rafael Vidaurreta
Fernando Romay
FEB Garbajosa, Montero, Romay, Vidaurreta y Valdemoro se adaptan a una nueva vida laboral en las oficinas de la federación de baloncesto.
Descubra Orbyt
Disminuye el tamaño del texto
Aumenta el tamaño del texto
Imprimir documento
Comparte esta noticia
twitter

El trabajo de despacho te obliga a tener más paciencia. Ahora no hay partidos cada tres días, sino proyectos que a veces son a varios años vista”
Calderón, Navarro, Rudy y los hermanos Gasol. Hay pocos españoles que no se sepan de carrerilla el cinco titular de la selección española de baloncesto, pero fuera de las pistas hay otro quinteto de exjugadores que lucha por este deporte desde las oficinas de la Federación Española de Baloncesto (FEB). “Siempre he pensado que la mejor inversión para el crecimiento del deporte es el deportista, por eso quiero que sean una parte importante de nuestra estructura”, afirma José Luis Sáez, presidente de la FEB y la persona que ha apostado por José Antonio Montero, Fernando Romay, Rafa Vidaurreta, Jorge Garbajosa y Amaya Valdemoro en su tránsito de las pistas a los despachos.
¿Pero cómo es ese momento? “Es difícil que te digan que con 36 años ya no vales para algo. Se rompe una burbuja y la única forma de afrontarlo es tener claro que se ha acabado y tienes que dedicarte a otra cosa”, afirma Fernando Romay, que pasó por Puma y varias fundaciones hasta que hace 3 años comenzó a trabajar en la FEB como responsable de Relaciones Institucionales de su Fundación. Rafa Vidaurreta cuenta que el suyo tampoco fue un camino de rosas. “Cuando lo dejas, te das cuenta de tu nueva realidad y de que no estás formado, pese a que yo tenía una licenciatura en Comunicación. Mi transición fue dura porque estuve un año y medio en paro mandando el currículum. Al final, me llamó Estudiantes –equipo en el que jugó– para ser comercial en su Departamento de Márketing, donde aprendí mucho y pude compaginar el trabajo con un Máster en Gestión Deportiva en el Instituto de Empresa”, afirma Vidaurreta, que desde el año pasado se encarga del Márketing y la Promoción de la FEB y de la Copa del Mundo de 2014.
El caso de Jorge Garbajosa fue diferente porque como él mismo dice “me retiré a las 12:00 y ya tenía trabajo ocho horas después”. Campeón del Mundo y de Europa con España y jugador NBA en Toronto Raptors, Garbajosa está ahora encargado de las Relaciones Externas de la federación y de hacer de nexo entre ésta y la selección absoluta masculina. Se trata del mismo cargo que tendrá Amaya Valdemoro con la selección femenina, cuando deje el baloncesto tras el Europeo de este verano. “Tengo un poco de miedo porque mi vida va a cambiar un 100%, pero soy una privilegiada y tengo ganas de que empiece esta nueva vida”, dice la mejor jugadora femenina que ha tenido nuestro país.
Problemas y virtudes
José Antonio Montero es el director de Relaciones Internacionales y de la organización de la Copa del Mundo 2014. Este exjugador del Juventut y del Barça –fue director de Gabinete del Secretario de Estado para el Deporte en 2011– asegura que “la vida civil tiene más variables que no controlas que la de deportista y en ese sentido es más complicada”. Además, añade que “requiere mucha más paciencia porque aquí no hay un partido cada tres días, sino que trabajas en proyectos a varios años vista”.
De hecho, todos coinciden en que estaban “un poco perdidos” cuando comenzaron su nueva vida laboral, aunque su experiencia como deportistas profesionales también les ha ayudado y les ha aportado cosas. “Sabemos trabajar con estrés y llevamos el compañerismo a otro nivel porque sabemos que lo importante es el equipo”, afirma Vidaurreta. “Conocemos este deporte por dentro y creemos en él”, añaden Romay, Valdemoro y Montero, que cita también algunas características de los deportistas muy valoradas en las empresas como “la disciplina, la capacidad para tomar decisiones o el trabajo en equipo”. “El esfuerzo personal y la autosuperación están en nuestro ADN”, resume Garbajosa.
La FEB absorbe actualmente el tiempo de los cinco, aunque no les faltan proyectos de futuro. “Soy socio de algunas empresas y estoy pensando ampliar mi formación y sacar el título de entrenador”, dice Jorge Garbajosa. Vidaurreta y Montero también han tenido ya experiencias emprendedoras y no descartan repetir, aunque más adelante. Mientras tanto, la federación puede presumir de tener un quinteto de lujo también en sus oficinas.

Nuestra experiencia como deportistas nos aporta mucho en esta nueva vida. El esfuerzo personal y la autosuperación están en nuestro ADN”

Tienes el miedo de que tu vida cambia totalmente, pese a que todo el mundo que nos dedicamos al deporte sabemos que un día se acabará”

No hay muchos gestores deportivos que hayan sido deportistas profesionales y eso es una carencia. Haber vivido este mundo por dentro ayuda”

Es difícil asumir que con 36 años te digan que ya no vales para hacer algo. El deporte profesional es una burbuja que un día se rompe”image

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s