Di Stefano y el Barça: La verdad jamas contada Via La Vanguardia

Los pa­pe­les del ca­so Di Sté­fano

La Vanguardia
25 de febrero de 2013

Hoy mismo la Hoja del Lunes publica en primera plana el acto de la firma [entrecomillado en el original] del traspaso de Di Stéfano del Millonarios al Madrid, como si esto fuera la firma del tratado de España con Estados Unidos, pongamos por caso. Lo curioso, repito, es que tal firma es papel mojado…”. Esta irrebatible conclusión sobre el polémico fichaje de Alfredo di Stéfano por el Madrid en el verano de 1953, que trastocó la historia del fútbol español y mundial, pertenece a una carta que el presidente de la Federación Española de Fútbol, Sancho Dávila, envió el 17 de agosto de 1953 a su superior, el delegado nacional de Deportes (DND) del gobierno franquista, el general Moscardó, conde del Alcázar de Toledo.
La recuperación de un dossier polvoriento de la secretaría general de Falange Española Tradicionalista y de las JONS, correspondiente a su sección técnica y con el epígrafe “Asunto: Di Stéfano”, permite remachar con más fuerza si cabe las conclusiones que ya se desprendían de las investigaciones más profundas que se han realizado sobre el robo de Di Stéfano al FC Barcelona. Todos los tejemanejes político-deportivos y la actuación descarada de Santiago Bernabeu, el presidente del Real Madrid, y de su mano derecha, Raimundo Saporta, en este caso quedaron al descubierto en el libro El caso Di Stéfano, publicado en el 2006 y fruto de una paciente investigación de Jordi Finestres y Xavier G. Luque.
La documentación que ahora sale a la luz, localizada por los mismos investigadores con la colaboración del periodista británico Sid Lowe, añade un sello de oficialidad a las maquinaciones que impidieron que el Barça reuniera a Kubala y Di Stéfano y abrieron la puerta a la formación del mejor Madrid de todos los tiempos. Un club que en 1953 había conquistado apenas dos ligas y se convirtió en el rey del fútbol con cinco Copas de Europa consecutivas gracias a la incorporación del genial futbolista argentino y al potencial económico que obtuvo a partir de 1947 con la apertura del nuevo Chamartín.
El dossier de la Falange –organización de la que dependía el deporte español en aquellos momentos– es contundente. Incluye copias y originales, según los casos, de documentos relativos al asunto. Todo arranca con un telegrama del general Moscardó, que se dirige al ministro secretario general del Movimiento, Raimundo Fernández-Cuesta, hermano del fundador del diario deportivo Marca. Le ruega “encarecidamente” que apruebe una orden prohibiendo el fichaje de extranjeros “para evitar actitudes y situaciones incómodas”.
La medida, como otras muchas que se sucedieron en ese momento, estaba pensada para que los dirigentes del FC Barcelona renunciaran a sus derechos y los compartieran con el Madrid. Tuvo un efecto colateral, las protestas de otros equipos españoles que estaban negociando con futbolistas foráneos. En el dossier de Falange consta la instancia de Manuel Torras Ventosa, en representación del Espanyol, en la que “expone” el grave perjuicio que sufre el club en su negociación para incorporar al chileno An-

drés Prieto Urrajola y “suplica” una excepción para su caso. En términos similares, documento también recuperado, se dirige el Valladolid para salvar el fichaje de Carlos Ducasse, para el que, aclara, no hace falta “utilizar divisas”, pues este era otro de los puntos de presión sobre el FC Barcelona: el pago efectuado al River Plate de Argentina para el fichaje de Di Stéfano. Como se narra con detalle en el libro antes citado, el encargado del control de divisas, Alejandro Bermúdez (presidente del Instituto Española de Moneda Extranjera), se convirtió en directivo del Real Madrid poco después del final feliz (para los intereses blancos) de todo el caso.
Preocupado por el cariz que tomaban los acontecimientos y el cierre de fronteras decretado por Moscardó y el ministerio, el presidente de la Federación Española de Fútbol hizo una pausa en sus vacaciones y se dirigió por carta al delegado nacional de Deportes. En este documento que ahora sale a la luz, Sancho Dávila (destacado falangista, emparentado con José Antonio Primo de Rivera) explica a Moscardó que está siguiendo el asunto Di Stéfano “a través de la prensa” y que supone “que este es principalmente el que ha motivado su telegrama”. Pasa entonces a “explicarle sucintamente” el caso.
Dávila parte, como todo analista neutral del caso, del llamado pacto de Lima, que estableció que Di Stéfano jugaba en Millonarios de Bogotá de forma ilegal y debía regresar a River Plate como muy tarde el 15 de octubre de 1954. Explica luego a su superior que Millonarios “no puede traspasar a Di Stéfano a ningún club del mundo sin permiso de River Plate de Buenos Aires, que es el club al que debe volver el 15 de octubre de 1954”. Comenta que el jugador “parece supera incluso a Kubala” y que el Barça “parece que ha conseguido la conformidad de River a partir de octubre de 1954” (hecho plenamente documentado), “y el Madrid ha logrado la conformidad de Millonarios desde ahora mismo. Pero… ni Millonarios puede traspasar sin permiso de River (que no lo da), ni el River disponer del jugador para cederlo al Barcelona hasta octubre del 54”.
A pesar del embrollo, Dávila opina que “la cosa es muy sencilla” y apunta: “Nosotros tenemos comunicaciones de la FIFA que aclaran el camino”. El punto de vista debía ser muy simple, según explica el presidente de la Española, cuando sentencia: “Hoy mismo la Hoja del Lunes publica en primera plana el acto de la fir
ma del traspaso de Di Stéfano del Millonarios al Madrid… Lo curioso, repito, es que tal firma es papel mojado, porque no tiene en primer lugar la conformidad del River y después, la autorización de esta Federación Española…”.
El presidente de la Española consideraba “papel mojado” el contrato con el que forzaron al Barça a compartir primero y a acabar cediendo luego sus derechos, legales y efectivos, sobre Di Stéfano. Sin comentarios.
Sancho Dávila redactó esta carta el 17 de agosto. Apenas un mes más tarde los presidentes del Madrid y del Barça firmaban el pacto de la vergüenza (Di Stéfano jugará a años alternos en cada club) y posteriormente se produjo la dimisión en pleno de la directiva azulgrana y la cesión de todos los derechos al Madrid. Un asunto “tan sencillo” como decía Sancho Dávila –que dejó la presidencia meses después– se había convertido en el cambio de camiseta más descarado de la historia del fútbol. En el dossier de la Falange constan otros documentos, como la carta de Sancho Dávila a su camarada falangista y ministro Raimundo Fernández Cuesta para mantenerlo al corriente del caso. Le explica que acudirá al pleno de la DND “de finales de mes en San Sebastián”. Fue donde Moscardó remató la estrategia para arrebatar a Di Stéfano al Barça, coincidiendo con el veraneo de Franco en el palacio donostiarra de Ayete y los consejos de ministros que se celebraban en San Sebastián.

Copyright La Vanguardia Ediciones S.L. All rights reserved

Anuncios

Un pensamiento en “Di Stefano y el Barça: La verdad jamas contada Via La Vanguardia

  1. Ardua investigación? ¡¡¡Si ni siquiera citan el archivo o procedencia de los documentos!!! Habría que ver en cuantos archivos han estado los “G. Luque y Finestres”, a los que solo interesa vender su “definitivo! libro de 2006.

    ¿¿¡¡Ardua investigación?!! ¡¡Si estos documentos ya se conocían, de toda la vida!! Seguro que la búsqueda se limita a preguntar, ¿oye tenéis algo sobre Di Stefano? Si, en la caja tal, expediente tal. Accesible y conocido de toda la vida. Ja ja ja!!. Además, expediente citado recientemente y con algunos documentos publicados por Carlos Torras Dalmau en su último libro (a quién el sr. G. Luque ni cita)

    Y lo venden como gran descubrimiento, como siempre. ¡Napoleón envenenado! Ja ja ja. Qué vergüenza de periodismo!!Al menos Carlos Torras Dalmau si cita sus fuentes y sí es sincero intelectualmente, aunque como todos, su forofismo y apriorismo les lleva a malinterpretar y a no citar los documentos que no les interesa.

    Lo que ni Torras Dalmau, ni García Luque-Finestres citan son que este expediente “Di Stefano” solo trata sólo del problema creado por la anunciada norma la prohibición de fichar jugadores extranjeros, y se inicia con varias peticiones de clubs para que la medida no les afectara a sus recientes contrataciones de verano (Español, Valladolid, Valencia). Entre esas peticiones existe una conjunta del R.Madrid-Barcelona planteando el conflicto contractual y federativo a la Delegación Nacional de Deportes y Secretaria General del Movimiento (conflicto contractual y federativo que llevaba meses en la prensa, polémica que tenía ya bastante cansado a las censoras autoridades del régimen). O sea, petición conjunta en la que plantean el problema Di Stefano (por la que, de forma tácita, los presidentes da ambos clubs reconocen sus derechos mutuamente, y el conflicto federativo y contractual que conlleva).

    Lo que pasó es lo que todo el mundo sabe: que el Barça confió únicamente en su contrato con River (legalmente federativo), pero sólo podría jugar con los culés desde el año 1955, y el Madrid se inmiscuyó con el la cesión con Millanarios (sin licencia FIFA) y con un suculento contrato con el jugador (al que por cierto el Barça no trató muy bien durante su estancia en la ciudad condal). Es más que sabido: el Barça se confío, para ahorrarse pactar con Millonarios, alentó polémicas en los medios (como hoy en día siguen haciendo los culés) y el Madrid se inmiscuyó. Luego, con la firma del jugador por el Madrid, el Barça pataleó, acusó, montó espectáculos y encima propuso al Madrid un venta conjunta a la Juventus. Sí, efectivamente, el Madrid “robó” Di Stefano al Barça, que trató y negoció un asunto muy mediático y de calado federativo internacional muy mal.

    Recordemos que el Barça no tenía derechos federativos sobre el jugador hasta el año 1955, y nunca tuvo contrato laboral o profesional con el jugador.-

    En ningún Consejo de Ministros se trató este asunto. Sólo fue un Pleno de la Delegación Nacional de Deportes en San Sebastían, la que propueso el pacto salomónico para acabar con los desmanes de la prensa deportiva en este asunto,

    AYUDADA ESTATAL CONTRASTADA Y DOCUMENTADO, POR MOTIVOS POLÍTICOS, LA DEL FICHAJE Y NACIONALIZACIÓN DE KUBALA. Lo nunca visto!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s