Destino: Una nueva era y orden mundial (2) via Expansion 5/1/2013

Destino: una nueva era y un nuevo orden mundial (II)
Retomo aquí mis reflexiones acerca del fin de la era actual. Hablábamos de los países protagonistas del nuevo orden mundial. India, otra población de dimensiones parecidas pero con un sistema político y social totalmente distinto. La fuerte influencia anglosajona pervive y convive aun con la enorme diversidad cultural de un país con etnias muy dispares y con más de 600 lenguas que conviven (¡atención, España!) con armonía. Sé que me hablarán de las importantes y brutales bolsas de pobreza, lo sé y las conozco, pero es tan difícil para los humanos afrontar y resolver de verdad estas situaciones… No obstante, creo que con los años vamos mejorando, aunque probablemente más despacio de lo deseado. Es un país de contrastes, con una mayoría de población que vive en la pobreza, pero hospitalarios y parecen silentemente felices. Probablemente su religión influye mucho en ello.
Unas líneas para Brasil, para mí el país más rico del mundo en materias primas y con mayor futuro si no subyace a la explotación por la explotación que está viviendo, a la usanza occidental, que puede hacer que acabe estallando su burbuja. No obstante, ahí están. La clase media aumenta cada 3 años unos 10 millones de habitantes (¡como todo Portugal!). La estabilidad política es crucial. El trabajo iniciado por Lula y ahora en manos de Rousseff es vital. Ojalá no caigan en el efecto Venezuela, otro país riquísimo en materias primas pero en manos de gobernantes que dirigen al país con la bandera de los pobres de forma falaz, es decir, sin los pobres aunque lo vistan bien. Me recuerda a los descamisados peronistas y sus imitadores posteriores.
Por su parte, Rusia ha sido la transición brutal del comunismo al capitalismo en pocos años, donde el poder no cambió de manos, solo mudó su disfraz. Antes, la URSS era gobernada con el lema de “por el país”. Hoy el colectivismo comunista ha pasado a un individualismo capitalista feroz, pero las formas son las mismas. Un movimiento, una mutación muy curiosa e interesante. Los mismos con distintos collares. Para mí, salvando las distancias en el tiempo, es el regreso a la cultura de los zares, innovada y modernizada.
Finalmente Sudáfrica. Un país precioso, rico y que gracias a un efecto singular y único llamado Mandela, propició el cambio más espectacular de las últimas décadas. Mi gran duda estriba en pensar qué pasará cuando desaparezca este gran hombre que para mí es la piedra filosofal de esta armonía que permite que este gran país se mantenga estable. El día que Nelson Mandela desaparezca, ¿serán capaces de mantener el actual statu quo? Ésta es la gran incógnita y no me atrevo a dar respuesta pues, si no soy capaz de aventurar qué pasará en mi país, cómo voy a aventurar lo que pasará en Sudáfrica…
Me quedan otros ámbitos estratégicos como México, fantástico país pero con un problema enorme que debe resolver, como es su inestabilidad interna. El día que lo solucionen, México será imparable. Otros países latinoamericanos como Colombia, Perú y Chile están realizando grandes progresos y son focos de optimismo y estabilidad importante. Latinoamérica tiene una ventaja importante sobre Europa y EEUU, saben vivir surfeando las crisis. Para ellos forma parte de la normalidad y, a día de hoy, esto es una gran ventaja.
Me quedan dos zonas geoestratégicas importantes. Una de ellas son los Emiratos. Países muy, muy pequeños con poblaciones autóctonas muy reducidas pero con recursos tan esenciales y estratégicos como petróleo y gas. ¿Y cómo lo están manejando? Pues yo diría que con enorme inteligencia. Cambian recursos naturales por know how, talento, expertise. Pretenden convertir esta zona del mundo en un hub que conecte Asia con Europa, Oriente y Occidente y convertirse en punto de encuentro de ambos mundos. El proyecto es de una envergadura impresionante y requiere una inteligencia muy fina, pero en ello están. Están haciendo inversiones en infraestructuras espectaculares. Su único problema, y nada baladí, es mantener la estabilidad en la región, en donde Israel mantiene un pulso perenne con algunos de sus vecinos. Y el conflicto bélico sobrevuela desde hace años. Es curiosa la relación de este pequeño y luchador país con sus vecinos.
Probablemente, sabemos muy poco de todo ello y las claves son también la inteligencia fina que citaba antes. ¿Es un conflicto por resolver o irresoluble? Ésta es la gran duda y la respuesta creo que nadie la conoce. Quizás otra de las claves que muy pocos conocen son las relaciones comerciales que unen a países que nadie imaginaria.
Fundador de Wings4Business

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s