Destino: Hacia una nueva era mundial y un nuevo orden mundial / via Expansion 4-1-2013

Expansión
A FONDO Gabriel Masfurroll 04/01/2013
Destino: una nueva era y un nuevo orden mundial (Parte I)
Descubra Orbyt
Disminuye el tamaño del texto
Aumenta el tamaño del texto
Imprimir documento
Comparte esta noticia
twitter
Creo que los mayas no se equivocaron. Seguro que a más de uno le entrará la sonrisa al leer esta afirmación. Yo también era de los que sonreía. Quizás no era el fin del mundo como dramáticamente lo imaginaron algunos. La mayoría de los humanos, racionales y sensatos no lo creímos, pero algo flotaba en el ambiente, algo sucedía y aun sucede. ¿Coincidencia? “Chi lo sa”.
Quizás interpretamos mal lo que anunciaron los mayas. Quizás lo que anunciaron fue el fin de la Era actual, del estatus del ecosistema iniciado a finales del siglo XIX y consolidado en el siglo XX. Esta crisis no es tal, es mucho, muchísimo más. Aquello que empezó en agosto del 2007 con las subprimes ha sido la confirmación de que el “efecto mariposa” existe y es cierto.
Vivíamos en un mundo artificialmente sostenido por microsistemas ya obsoletos pero que los distintos establishments se encargaban de mantener vivos como fuere. Ahora todo se tambalea. Los países llamados avanzados están derrumbándose. Cada uno a su manera, pero todos ellos con un denominador común: son del todo insostenibles y los sistemas y estructuras que los mantienen están obsoletos y no responden a la realidad actual.
La vieja Europa sigue así, cada vez más vieja y en todos los sentidos. La población envejece y ni las inmigraciones recibidas ayudan. Esta Europa heterogénea que a finales de los 50 del siglo pasado decidió parecerse a EEUU lo intenta pero sin convicción. Queremos una Europa Unida, o al menos así lo decimos, pero con el egoísmo de “lo mío no se toca…”.
Giro
Siento decirlo pero en estos últimos años he cambiado de opinión. Los Estados Unidos de Europa son para mí una utopía. Hemos empezado la casa por el tejado. Lo mismo sucede aunque de forma totalmente distinta en los países musulmanes (no confundir con árabes). La revolución de primavera fue solo el detonante pero lo que apuntaba no fue.
La democratización que parecía iba a enraizar en todos los países que derrumbaron sus estados dictatoriales ha mutado utilizando la obsoleta democracia occidental hacia modelos autocráticos pincelados bajo el manto de democracias tuneadas. Los Hermanos Musulmanes están avanzando en casi todos ellos con una organización implacable y paciente. Se cae la vieja dicotomía entre chiíes y suníes.
Hoy dominan estados como Arabia Saudí y Qatar, que con su poder económico controlan el movimiento en la región. Se trata de volver a los orígenes haciendo desaparecer toda huella del colonialismo, aquel que se fraguó en los acuerdos de Sykes-Picot tras la I Guerra Mundial entre Francia y Gran Bretaña.
Quizás mi visión occidental me impide ver que el mundo musulmán se mueve por otros parámetros, otra visión, basada en una cultura y raíces muy distintas a las nuestras. Les recomiendo la serie de televisión Homeland, pues da que pensar.
Modelo
Dios me libre de creer que solo vale el mal llamado modelo occidental, el del colonialismo de los últimos siglos que aún perdura, pero con otras formas. El colonialismo ha existido siempre bajo distintas formas, como por ejemplo las invasiones en todas las épocas realizadas por todos los pueblos y razas, bajo el manto muchas veces religioso. No solo los occidentales hemos perpetrado barbaridades.
Otro orden mundial emerge en países tan dispares como China, India, Brasil, Rusia, Sudáfrica. Todos ellos muy distintos entre sí, pero con intereses comunes, al menos en el ámbito económico financiero. Cada uno distinto del otro.
China con una población enorme y afrontando una transición del comunismo maoísta a un capitalismo planificado. Una población que vivió un crecimiento demográfico brutal y que han controlado tanto que ahora también como en Europa, corre el riesgo de que la pirámide de edad se invierta. Lo nunca visto.
Muy recientemente ha cambiado la cúpula del Partido Comunista con ciertas turbulencias y más transparencia de lo deseado por su parte. ¡40 personas dirigiendo a más de 1.400 millones! No obstante hay que reconocer que no lo están haciendo nada mal aunque es una tarea ímproba, de titanes.
Sé que algunos criticarán las formas y el fondo de algunas acciones, pero déjenme que les diga que si gestionar una empresa ya es difícil, imaginen un país de cientos de millones de personas… En los dos próximos artículos trataré de explicar cuál es para mí el papel del resto de países dentro de este orden.
Presidente Wings4Busines y fundador de USP Hospitales

Anuncios

Un pensamiento en “Destino: Hacia una nueva era mundial y un nuevo orden mundial / via Expansion 4-1-2013

  1. Esto promete…sigue, sigue… Muy afortunado abordaje. Soy ignorante total en estos temas de economía mundial y espero que me aclares cosas con ese estilo directo y didáctico.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s