Messi si es el Di Stefano del SXXI y quizas Di Stefano es ya el Messi del SXXp

Hoy Marca, publica en portada que Cristiano es el Di Stefano del siglo XXI. desde luego toda opinion es mas que respetable y mucho mas si lo que expresas es un deseo o un sueño. Soñar es gratis y mas que licito y mas si deseas algo que nomtienes,pero si vuelves al mundo real, lo que esta muy claro es que solo Leo Messi no solo ha emulado a Don Alfredo, sino que con todo mi respeto, ya le ha superado. Si todo va como es logico, pronto diremos que Di Stefano fue el Messi del SXX. En primer lugar, Di Stefano consiguio cambiar la historia del Madrid y hacerle el mejor equipo de aquellos años con diferencia. Messi tambien. Di Stefano era un jugador de y para el equipo. Messi tambien. El Madrid gano todos los titulos con Don Alfredo. El Barça con Messi tambien. Di Stefano hacia jugar y ganar al Madrid y el decidia los partidos cuando se ponian cuesta arriba. Messi tambien. Di Stefano era grande en la cancha y reservado y hasta huraño fuera. Messi es reservado y timido. Di Stefano es argentino . Messi tambien. Estoy seguro, muy seguro que si se le pregunta en la intimidad que no en catalan , pero si en argentino a Don Alfredo ,por quien cree que es su sucesor, dira sin dudar: Che, pero mira vos boludo, Messi, este pibe que nos machaca y convierte en facil lo,imposible. Seguro que Cristiano es un grandisimo jugador, pues claro. es logico que el Madrid busque una pieza angular en quien relanzar su dificil situacion deportiva. mas vale lo que ya tienes en casa que buscar algo desconocido fuera y si ademas ya ha hecho el ejercicio de desmarcarse de Mou que tiene fecha de caducidad, mejor que mejor. Que Cristiano es el mejor del Madrid con permiso de Iker, seguro, pero de ahi a decir que es el Di Stefano del SXXI, hay un gran trecho, años luz. Es mas, creo que con esta portada de Marca, se esta devaluando a Don Alfredo, pero ya se sabe, a veces hay que usar y tirar de todos los recursos al alcance para no naufragar. Para concluir, Cristiano es un magnifico jugador, pero jamas sera uno de los dioses del olimpo futbolistico como Di Stefano, Pele, Maradona, Cruyff y ahora Messi, probablemente ya el mejor de todos llos, no porque lo diga yo, sino porque a los halagos y opiniones a su favor por parte de muchisima gente muy cualificada y desde todos los ambitos y geografias, se le añaden las estadisticas oficiales y para nada subjetivas ademas de la multitud de records y records superados a lo largo de todos estos años. Balones de oro, Pichichis, Botas de oro con cifras de goles estratosfericas que estaran ahi muchisimos años, amen de los titulos alcanzados con su equipo que son todos y repetidos varias veces. Imagino que alguno pensara o me dira que con Argentina aun no ha conseguido nada. Bueno, nada no, algunos titulos menores y entre ellos la medalla de oro olimpica, algo que Don Alfredo no consiguio ni con Argentina ni con España. A todos por el mismo rasero. Por cierto, ni Maradona ni Pele ganaron la cantidad y calidad de titulos que tanto Di Stefano o el propio Messi han ganado con sus equipos. Lo que si esta claro es que a dia de hoy, sin lugar a dudas, el mejor futbolista del SXXI es Lionel Messi con diferencia, por no decir, de la historia. Para ratificar lo que digo y consolidar mi coherencia, adjunto a continuacion, Tribuna de Marca que escribi hace ya muchisimos meses

TRIBUNA MARCA
POR GABRIEL MASFURROLL
El Barça, como el Madrid del siglo XX
Han tenido que pasar 50 años para que un equipo vuelva a marcar hitos. Entonces fue el Madrid, gracias a Di Stéfano y a la pléyade de grandes jugadores que le acompañaron y le hicieron mejor, igual que él a ellos. Ahora, además de alcanzar todo tipo de récords, el Barça está consiguiendo algo que nadie jamás ha alcanzado: ser admirado por sus triunfos, pero mucho más por sus valores.
Hemos igualado al Madrid de los 60 en triunfos fuera de casa. También hemos conseguido el récord de puntos y de títulos en una temporada, un hito difícilmente
alcanzable pero no superable. Pero lo importante es el reconocimiento por cómo se gana, jugando un fútbol excepcional, con ambición ilimitada, pero con humil- dad y enorme respeto por el rival.
Hace un par de años dije que Messi era el Di Stéfano del siglo XXI, como ha asegurado Quique Sánchez Flores. El argentino es de sangre culé. Su cuna futbolística y su casa es el Barça y será así hasta que decida regresar a su otra tierra. Es el eje de un equipo histórico. Él y sus extraordinarios compañeros quieren más y eso ha provocado que Pep decida seguir.
Messi, como don Alfredo, es parco en palabras. Lo que tiene que decir, lo dice en el campo. Di Stéfano, considerado por muchos hasta hoy como el mejor jugador de la historia tampoco ganó un Mundial y nadie dudó de su supremacía. Ahora, los críticos con Leo son los mismos que alababan a La Saeta Rubia y que achacan a Messi que no ganar el Mundial debería haber impedido que le dieran el Balón de Oro. Amigos: o todos moros, o todos cristianos.
Claro, que todo depende del color del cristal con que se mira. Y el mío es azulgrana.

Anuncios

Cartas a Alex: Barça, 40 años de buen trabajo, son el secreto del exito (capitulo 1)

CARTAS A ALEX Gabriel
Masfurroll 26/01/2013
El secreto del éxito: 40 años de trabajo (I)
Querido Alex, escribo este artículo tras ver la victoria de mi Barça ante el Málaga en la Copa después de una dura y competida eliminatoria. Inicio hoy una serie de capítulos en los que trataré de explicar los porqués del éxito de este Barça irrepetible y legendario, un equipo que mantiene desde hace años un nivel de excelencia extraordinario, lo que nos permite vivir en un círculo virtuoso en el que el arte del fútbol, los sentimientos, los valores y los resultados económicos conviven en una armonía extraordinaria.
Este Barça actual de Vilanova no es igual que el de Guardiola. Ha evolucionado, introduciendo sus fórmulas para obtener su propia receta. No trata de copiar a Guardiola pero sí de respetar el estilo futbolístico y ADN culé iniciado a principios de los 70 con Rinus Michels y evolucionado a lo largo de 40 años. Lo importante ha sido ir añadiendo valor a este ADN, cada autor, en cada etapa, cada uno con su propia ingeniería genética y su sello, pero siempre en la línea marcada por el club, el fútbol total, el fútbol control.
La ventaja de Tito es su comunión de varios años con Pep. También que fue el entrenador, años ha, de muchos jugadores del equipo actual, entre ellos Messi, Pedro o Busquets. Algunos dicen que Tito no ha sufrido y que no ha vivido malos resultados. Cierto en parte. No ha padecido las inclemencias de los malos resultados, pero ha tenido que afrontar casi todo el inicio de temporada sin defensa. ¿Y qué me dicen de su problema de salud y cómo la está afrontando? Ni Tito, ni el club, ni la afición han dramatizado la situación. Lo importante era y es Vilanova y para Tito, lo importante es no mezclar las cosas. Señal de gran madurez.
Ja veus, Alex, aquest Barça fa que l’impossible sembli fàcil i que el futbol que juga sigui considerat un art pels que estimen aquest esport. T’estimo Alex.

Documento elaborado por el Dr Edwin Moses, Presidente de USADA sobre #LanceAmstrong y el doping en el deporte mundial. Important r

All U.S. sports need an anti-doping agency
The anti-doping program that brought down Lance Armstrong should cover our pro and college sports, too
Baltimore Sun
By Dionne Koller
January 20, 2013
Time will tell whether self-described “bully” Lance Armstrong’s interview with Oprah Winfrey can repair the good name he lost when the United States Anti-Doping Agency revealed the truth behind his carefully crafted “narrative” of survival and sports glory. For me, to forgive Mr. Armstrong or not isn’t the issue. Instead, Mr. Armstrong’s fall illustrates how effectively we regulate Olympic movement athletics in the United States, and how that model for regulation can enhance the integrity of college and professional sports.
Scholars have said that sports incorporate a society’s values. Indeed, Mr. Armstrong’s description of his “ruthless” desire to win could apply to many of our beloved sports figures, and they’d be respected for it. In the U.S., sports are considered an individual, private-sector affair, guided predominantly by the demands of the market. We are unusual in that we do not have a government ministry for sport. Our professional leagues and the National Collegiate Athletic Association enjoy considerable deference from courts and Congress, which hesitate to get involved in their regulation. The desire to win, coupled with a laissez-faire approach, often reflect United States sports at their best and worst. It is that desire that contributed to the crisis in the American Olympic movement that ultimately resulted in the formation of the USADA.
Previously, the United States Olympic Committee, charged with developing athletes for international competition, had responsibility for testing and sanctioning competitors for doping violations. This type of self-regulation, fraught with conflicts, led to many American medals and seemingly unforgettable Olympic moments. It was also built on many a fraud.
USADA was created in 2000 as a private, nonprofit corporation with the strong support of Congress. Its mission is to investigate, test and sanction athletes in accordance with the World Anti-Doping Code, which must be followed by every sports federation, as well as every nation that wishes to participate in the Olympic movement. USADA is fully independent of the USOC, and it is not a government agency. However, it is primarily funded through government grants, and it enjoys Congress’ endorsement as the “official” anti-doping agency of the United States. For this reason, the rules USADA enforces and actions that it takes have real significance — athletes who participate in Olympic movement sports must either abide by them or, like Mr. Armstrong, find themselves banned from the world of international sports.
An institution with this type of independence and authority does not exist in professional and college sports, where win-at-all-costs attitudes and self-regulation can lead to the type of corrupt decision-making that once tarnished the American Olympic program. As a result, Mr. Armstrong’s confession to Ms. Winfrey made me wonder what would happen if there was an organization like USADA that could unequivocally present the public with the truth about many of our beloved sports figures and institutions, and then have the power to take action.
For instance, imagine if USADA had authority over professional and college sports. If it did, there would not have been a cloud of suspicion over this year’s baseball Hall of Fame class. Instead, we would have long ago had real answers — and likely a far more productive debate about the players’ place, or not, in the Hall — because, as we eventually did with Mr. Armstrong, we likely would have heard from the players themselves. Although Mr. Armstrong’s description of his lack of remorse might leave one cold, his view that doping was “part of the job” in international cycling is critical to better understanding the sport, our enjoyment of it, and ultimately ourselves. Without the kind of firm and final judgment that USADA gave us on Mr. Armstrong, Hall of Fame candidates from baseball’s steroid era have been incentivized to keep denying and living in the shadows, and the game is far worse for it.
Similarly, imagine an independent agency whose mission it was to investigate and sanction college athletic programs. In sharp contrast to the NCAA, whose member-run, half-hearted attempts to self-police long ago lost legitimacy, a new entity could be created as a public-private partnership charged with ensuring that rule violations in college sports are thoroughly investigated and even-handedly punished. It could also hold institutions accountable for failure to abide by gender equity laws, failing to properly educate student athletes and subverting the academic mission of the school. Schools that wish to participate in intercollegiate athletics would have to follow the rules — or face the fate that has befallen Mr. Armstrong.
More than anything, the Armstrong example shows us that it is possible to regulate sports in a way that ensures no institution or athlete is too big to fail, and that the benefit of tearing down the facade of even our most revered athletes is gaining important truths about athletic culture. Such truth is badly needed in college and professional sports, and the fact that we don’t seek it says something about us. It’s time for Congress to use its power, as it has before, to help create an independent entity that can bring greater credibility to American sports so that they more often reflect the best of our human intentions and impulses, and not the worst.
Dionne Koller is an associate professor of law and the director of the Center for Sport and the Law at the University of Baltimore. Her email is dkoller@ubalt.edu.
*******************************************************************

Former U.S. Anti-Doping Agency chief: Disgraced cyclist Lance Armstrong’s rep DID offer donation
Armstrong strongly denied during the second part of his interview with Oprah Winfrey on Friday that anyone in his camp had offered the anti-doping agency a donation.
By Michael O’keeffe / NEW YORK DAILY NEWS
Saturday, January 19, 2013, 4:20 PM

Terry Madden remembers that day in 2004 quite well: Travis Tygart, then U.S. Anti-Doping Agency’s general counsel and now its chief executive officer, rushed into his office and told Madden that one of Lance Armstrong’s closest associates had just called to offer a sizable “donation” to the Colorado Springs-based agency.
“Travis received a telephone call from one of Lance’s closest representatives, who offered to make a contribution to USADA,”Madden told the Daily News on Saturday.

“Travis’ office was a five-second walk from my office and after the phone call he immediately reported it to me. Within 30 seconds I told him to call the representative back and decline the offer. We can’t accept donations from people we are currently testing or will be testing in the future.”
Armstrong strongly denied during the second part of his interview with Oprah Winfrey on Friday that anyone in his camp had offered the anti-doping agency a donation. Madden, USADA’s CEO from 2000 to 2007, had not commented on the record about anti-doping matters since he retired in 2007. But he’s speaking up now because he says Armstrong isn’t telling the truth and he wants to set the record straight.
“This is another personal attack on Travis Tygart and the United States Anti-Doping Agency,” Madden said.
Showtime’s “60 Minutes Sports” reported earlier this month that a representative of the disgraced cyclist had offered a $250,000 donation to the anti-doping agency. During an interview that was included in the segment Tygart confirmed the offer was made. Madden said he remembers the offer was between $200,000 and $250,000. “We informed our board of directors so they were aware of it,” Madden said. “They supported our decision.”
But when Winfrey asked Armstrong about the 2004 offer on Friday during their much-hyped interview, the embattled cyclist denied that it happened.
“That is not true,” Armstrong told Winfrey, wagging his finger. “In the 1,000-page reasoned decision they had issued, there was a lot of stuff in there. Why wasn’t it in there? Pretty big story. Oprah, it’s not true.”
USADA officials didn’t see the 2004 offer as an attempt to bribe or influence the agency at the time, Madden said. The donation incident wasn’t included in the explosive report USADA issued in October before it stripped Armstrong of his seven Tour de France victories and banned him from competition for life because it was “totally irrelevant”to the doping charges USADA leveled against Armstrong.

Madden declined to identify the representative who made the phone call to Tygart because of the federal whistleblower lawsuit filed by cyclist Floyd Landis that names Armstrong and several business associates as defendants.

Landis and another former Armstrong teammate, Tyler Hamilton, have said that Armstrong tested positive for banned drugs in 2001, claiming that International Cycling Union officials did not pursue a case because Armstrong paid off the sport’s governing body. UCI officials have denied that allegation, but they have acknowledged that Armstrong made a $100,000 donation for anti-doping efforts to UCI in 2002.
Kathy LeMond, the wife of Tour de France champion Greg LeMond, testified under oath in 2006 that she had been told that Armstrong’s longtime corporate sponsor Nike and Thomas Weisel, a banker who sponsored Armstrong’s teams, had wired $500,000 to a Swiss bank that belonged to former UCI chief Hein Verbruggen to cover up a positive drug test. Nike has denied the allegation.
LeMond made the shocking accusation during a deposition for a lawsuit filed by Armstrong against SCA Promotions, a Dallas company that indemnifies sponsors who offer prizes for athletic accomplishments. The company refused to pay Armstrong a $5 million bonus because of doping allegations. Armstrong sued SCA for the bonus, and the company settled for $7.5 million. SCA officials, however, are expected to demand their money back next week or file a lawsuit to pursue the issue.
Madden said it was easy for USADA to reject the offer from Armstrong’s representative in 2004: “It was just against our ethics,” he said.

Donando y invirtiendo : Analisis de las donaciones e inversiones en España ,basado en articulo de Pedro Nueno en La Vanguardia de 20/1/13

Hoy en LV, Pedro Nueno publica el articulo que añado a continuacion de estas lineas. En el plantea el porque en nuestro pais, no incentivamos las donaciones como se hace en los EEUU. Nueno expone ejemplos calrisimos de como podrian mejorar muchas instituciones como hospitales, universidades, etc. Yo a la donacion, le añadiria que deberia incentivarse beneficios fiscales para quienes inviertan en el pais. Invertir en la creacion de nuevas empresas o apoyando empresas en situaciones dificiles aportando capital para que puedan sortear la falta de circulante que vive la economia occidental y muy en especial la de nuestro pais. Dejenme que sea algo duro y quizas poco “polite”( educado). Sinceramente yompreferiria y mucho mas ahora pagar mis compromisos fiscales o al menos parte de ellos, aplicando mis oligaciones de forma directa, es decir, realizando donaciones a instituciones y proyectos que lo necesitan , pero sabiendo a ciencia cierta que el dinero llega directamente a quin lo necesita y yo decida, sin pasar por intermediarios que visto lo visto, se llevan a sus arcas particulares el dinero de los contribuyentes. Exactamente deberia hacerse con aquellos que aposta.ran por invertir en empresas del pais y estas inversiones pudieran deducirse. ¿No es mejor que los ciudadanos que puedan, inviertan en la creacion o recuperacion de empresas, recuperando puestos de trabajo que tanto faltan y se necesitan? ¿Por que no incentivamos a que aquellos que pueden y lo desean, realicen donaciones e inviertan en nuestro pais? En lugar de hacer tanta demagogia vapuleando a los que llaman ricos con animo peyorativo, los gobernantes deberian tratar de que aquellos que disponen de recusos , los apliquen en casa en lugar de coser a impuestos que por lo que parece no han sido demasiado bien aplicados segun se desprende de lo que va apareciendo en distintos medios en los ultimos tiempos……Ah y me parece que por desgracia, lo que se sabe, es solo la punta del iceberg y tambien que no hay area geografica que se salve de esta desgracia llamada corrupcion, con o sin independencia. La sensacion de algunos ciudadanos es de haber hecho el primo, porque tambien como decia hace unos dias tambien en La Vanguardia el profesor Sala i Martin, la evasion fiscal no solo afecta a los ricos y la corrupcion a los politicos, por desgracia, parece que todo ello esta arraigando en nuestra sociedad y la economia sumergida esta arraigando de tal forma que ya forma parte de la normalidad aunque el discurso politico vaya por otros caminos. Es una lastima, porque a medida quentranscurre el tiempo, en lugar de mejorar, empeoramos y en lugar de incentivar, penalizamos. Esto es como todo, tratamos mal al talento y a los que cumplen y miramos hacia el otromlado con los que hacen trampas. ¿Ante esta situacion cual es la solucion? Para muchos, en especial los jovenes, emigrar hacia destinos mas serios y justos. Por esto apoyo el articulo del profesor Nueno y añado el ambito de la inversion a un mejor trato fiscal. En nuestro pais como dice el Conseller Mas Colell, tenemos magnificos reursos naturales ( geografia, ubicacion, tiempo, talento, creatividad) que muchos otros no tienen y por lo que pagarian, vaya , pagan fortunas. Pues no dejemos que se escape el talento , pero tampoco el capital. En lugar de maltratar a quien tiene e invierte, incentivemosle. Veran como las cosas camian. Ah y en paralelo, limpiemos de una vez la porqueria que maltrata y mal administra los reursos que via impuestos pagamos los ciudadanos ( no todos) de nuestro pais.
Adjunto articulo de Pedro Nueno: Do­nan­do
Pe­dro Nueno
La Vanguardia
20 de enero de 2013

EE.UU. da un buen tra­to fis­cal a los que do­nan; ¿po­dría­mos apren­der al­go de es­to?. En Estados Unidos hay una gran tradición de donar dinero para apoyar proyectos de interés social: universidades, museos, hospitales, colegios, orquestas, centros de investigación e infinidad de causas. Estas donaciones permiten a muchos de estos proyectos funcionar como instituciones privadas, ya que cubren con las donaciones los déficits lógicos en sus presupuestos. Es muy difícil, por ejemplo, que una universidad pueda revertir todos sus costes a sus alumnos a través de las matrículas. Las donaciones tienen una gran variedad de formatos, pero en el fondo reflejan una gran responsabilidad social, un sentimiento generalizado de economía privada (nosotros nos sacaremos adelante, no lo hará el gobierno), y un cariño enorme hacia ciertas instituciones a las que agradecerles lo bien que se portaron en su día con el donante, lo que aportan a construir la imagen del país, o lo que pueden resolvernos en un apuro (un buen hospital, por ejemplo). Recuerdo una vez que tenía un programa conjuntamente con la Harvard Business School, mis colegas de allí sugirieron una tarde llevar a los participantes al Museo de Arte de Boston y allí descubrí que las guías del museo eran profesoras jubiladas de Harvard y lo hacían gratis. Menos mal que en el museo no vendían los cuadros porque, con su entusiasmo, aquellas señoras los habrían colocado todos.
Yo apoyo económicamente, de forma modesta, a mi alma mater, la Harvard Business School. Acabo de recibir el informe de lo recaudado en el 2012 de sus exalumnos, con cantidades, nombre, apellido y año y programa en el que se graduó cada donante. Sumando me sale que entre todos los miles de antiguos alumnos habremos donado unos 55 millones de dólares. La escuela está haciendo unos edificios nuevos e innovando en varias cosas. Hay alumnos excelentes, pero que no pueden pagar la matrícula y hay que becarlos. La escuela dará buena cuenta de esos fondos. Pero detrás de estas donaciones hay un cariño tremendo. Hay dos donantes que se graduaron en el máster en 1937 y dos de 1938 que son donantes repetitivos. Haciendo números me sale que han de tener 100 años o más. Pero los que quedan de la clase que se graduó en 1939, once, que rondarán los 100 años, entre todos han donado este año 38.851 dólares, aunque alguno, en el pasado, hizo una donación muy importante. En el informe entrevistan a algunos de sus donantes. Uno, que debe de estar en sus 90 años, ha donado más de un millón de dólares este año a la Harvard Business School, pero también ha donado a la facultad de Medicina de Harvard para una investigación que están haciendo sobre tratamiento biotecnológico del cáncer.
El Estado norteamericano da un buen trato fiscal a los que donan para estas causas. ¿Podríamos aprender algo de esto? ¿Podría Catalunya ser el Massachusetts de Europa, por ejemplo? Yo, que estos días recibo los datos de la que me cae encima de impuestos este año, tendría muchas ideas sobre dónde poner una buena parte de ello.

Copyright La Vanguardia Ediciones S.L. All rights reserved

Hacia un nuevo mundo : La era de Jano by John William Wilkinson via La Vanguardia 20/1/13

La era de Jano
John Wi­lliam Wil­kin­son
La Vanguardia – Dinero
20 de enero de 2013

Es­ta­dos Uni­dos pla­nea con­cen­trar el 60% de su flo­ta na­val en el Pa­cí­fi­co an­tes del 2020 No es ca­sua­li­dad que Si­li­con Va­lley y la em­pren­de­do­ra ciu­dad de Seattle es­tén en la Cos­ta Oes­te. No todos los dioses de la mitología romana eran calcos de las antiguas divinidades griegas. El dios Jano era genuinamente romano. Con sus dos caras mirando hacia ambos lados de su perfil, era el dios de las puertas, los comienzos y los finales. Se le invocaba al comenzar una guerra, y mientras esta durara, las dos puertas de su templo, una orientada hacia levante y la otra hacia poniente, permanecían siempre abiertas. Sólo se cerraron cuatro veces a lo largo de toda su historia.
Casi todos los imperios son bifrontes. El romano ciertamente lo era; y luego la Iglesia de Roma, que acabó partiéndose en dos. Luchar en dos frentes debilita, al tiempo que garantiza que las puertas del templo de Jano permanezcan largo tiempo abiertas. Desde la conquista de California, hace siglo y medio, EE.UU. no ha parado de invocar al dios romano. Pero aunque es cierto que su mirada bifronte nunca ha sido equilibrada, la situación geopolítica actual amenaza con forzar un significativo cambio de enfoque.
El secretario de Defensa cesante, Leon Panetta, ha escrito recientemente en la prensa que EE.UU. planea concentrar el 60% de su flota naval en el Pacífico antes del 2020, amén de un substancial incremento en el presupuesto destinado a preservar, e incluso fomentar, sus intereses en la región (el Atlántico ya no es lo que era).
Fueron españoles los primeros ojos europeos en contemplar, desde el istmo de Panamá, el océano Pacífico (Vasco Núñez de Balboa, 1513). Pero fue Magallanes quien lo bautizó, por la calma de sus aguas. Esa vastedad de océano que los polinesios habían surcado en sus canoas cual naves perdidas en el espacio, saltando de isla en isla como si fuesen estrellas, fue española durante los siglos XVI y XVII. Pese a no contar con instrumentos que les permitieran calcular con precisión la longitud, intrépidos navegantes como Elcano, Quirós o Torres hallaron la manera de llegar hasta Asia y traer de vuelta las maravillas de Oriente que, tras cruzar México y el Atlántico, llegaban a Sevilla, y de allí a Madrid, y quién sabe si al cielo. De aquellas hazañas queda poco más que unos nombres en el mapa: Filipinas, Marianas, Carolinas…
Muy en sintonía con Jano, los franceses y los ingleses irrumpieron en el Pacífico al inicio de la revolución industrial y a poco de estallar la Revolución Francesa. Sus naves pretendían ser laboratorios científicos flotantes, enviadas por la Europa de la Ilustración. Bougainville y Cook descubrieron el paraíso terrenal en Tahití, del que partieron ignorantes de que la sífilis que trajeron consigo significaba su fin.
Las ínfulas científicas acabaron en despiadadas conquistas. La crónica de cómo repartieron aquel mundo de fábula es tan trágica y sórdida como desconocida. Aprovecharon los ingleses la revolución y las guerras napoleónicas para hacerse con la parte del león. A fin de vaciar las atiborradas cárceles de la metrópoli, y sin que se les ocurriera otra manera de poblar su nueva posesión, convirtieron Australia en la colonia penal más grande y nefasta de la historia. Los franceses, deseosos de mantenerse en la carrera, enviaron a Nueva Caledonia miles de los comunardos que no fusilaron luego de aplastar la Comuna de París (1871). No tardaron en morir como moscas, abandonados a su suerte en medio de la selva, en compañía de los recién llegados rebeldes argelinos, tocados con sus turbantes.
Lo peor estaba aún por llegar. El ataque japonés sobre Pearl Harbour convirtió el Pacífico en un inmenso teatro de guerra. Pero nada más terminar las hostilidades, EE.UU. inició unos ensayos con bombas atómicas en el atolón Bikini. El inefable programa nuclear francés no concluyó hasta 1996, once años después de orquestar el funesto hundimiento del Rainbow Warrior, el buque de Greenpeace.
Dejando a un lado las pruebas de la bomba atómica, la presencia norteamericana en el Pacífico ha sido bastante más benévola que la de franceses o ingleses. Hawái es el 50.º estado de Estados Unidos desde 1959, sólo tres años antes de que allí naciera Barack Obama. De los seis a los diez años, Obama vivió en Indonesia, por razones familiares, antes de volver a Hawái, de modo que no cabe duda de que es un hijo del Pacífico. Es hacia allí donde dirige su mirada de Jano desde los ventanales de la Casa Blanca, al tiempo que se rodea de veteranos de la guerra de Vietnam, como, a partir de mañana, el flamante secretario de Defensa, Chuck Nagel, que luchó en la jungla junto con su hermano, Tom, salvándose el uno al otro en más de una ocasión. Por no hablar del héroe de guerra John Kerry.
De joven, Obama recorrió Europa, pero para su generación la Europa de las novelas de Hemingway o Scott Fizgerald ha perdido su atractivo; la Unión Europea, carente de toda épica, sólo sirve como plató para el rodaje de las empalagosas postales de Woody Allen. Atrae más un solo fotograma de Deborah Kerr tumbada en la playa de una isla paradisiaca en brazos de Burt Lancaster, que kilométricos metrajes de soldados americanos repartiendo cigarrillos y chocolate entre harapientos europeos atrapados bajo las ruinas de su civilización.
No es ninguna casualidad que Silicon Valley y la emprendedora ciudad de Seattle estén en la Costa Oeste, desde donde otean un futuro repleto de apasionantes juegos diplomáticos y comerciales con sus cada vez más cercanos vecinos asiáticos de la otra orilla. Querrán participar también Chile, Perú, Colombia y México, cuyas costas son bañadas por las olas del Pacífico.
Ha comenzado otra era de Jano. Las contracciones anteriores al inminente parto de un mundo nuevo sacuden el antiguo régimen en muchas regiones del orbe. Es pronto para saber si será con o sin dolor, o si acaso por cesárea. Puede pasar cualquier cosa. La espera se hace eterna. Entretanto, las puertas del templo de Jano permanecen abiertas.

Copyright La Vanguardia Ediciones S.L. All rights reserved

Cartas a Alex: Guardiola, una decision inteligente via Marca ,19/1/2013

CARTAS A ALEX Gabriel
Masfurroll
Guardiola: una decisión inteligente
Querido Alex, hace unas semanas nuestro amigo Pep decidió cuál sería su futuro profesional. Las cábalas y los visionarios no acertaron. Unos le situaban en el Manchester City por Soriano y Txiki. Otros, en el Chelsea, aunque no entiendo por qué. Los menos, en Italia y algunos pocos apuntaron al Bayern. Para mí la opción del Bayern es muy inteligente. Pep jamás piensa en el corto plazo aunque pueda parecerlo. Muchos no entenderán la decisión y se preguntarán por qué no la Premier.
El Bayern es un equipo que ha regresado a la cúspide en Europa, un equipo sólido que puede mejorar. La mentalidad alemana se adapta mucho mejor a Pep que la del Reino Unido. Alemania le ofrece a Guardiola mucha más privacidad, tranquilidad personal y familiar que Inglaterra. Apostaría que Raúl algo habrá influido.
A ello debemos añadir algo que a buen seguro habrá pesado en la decisión. El Bayern es un club de fútbol dirigido por futbolistas que, tras unos años de esfuerzo y buen trabajo, han devuelto al club a sus laureles victoriosos. Seguro que no es lo mismo saber que tu presidente es un colega, es decir, un ex jugador que normalmente entenderá mucho mejor todo lo que se haga, que un señor multimillonario que lo que pretende es ganar a corto plazo y si no es así, suele cambiar lo que sea sin atender a demasiadas razones.
Pep no tiene ninguna necesidad de ser un esclavo de lujo. Él ama el fútbol y en un club dirigido por futbolistas su labor puede ser más fructífera que en otros clubes con estructuras y políticas muy distintas. El dinero no lo es todo y si tienes la fortuna de poder elegir sin la presión monetaria, ¡bingo!
Además, ir al City era entrar en riesgo de colisión con el Barça y Pep ama a su club. En Múnich vivirá más tranquilo, será más respetado, su fricción con el Barça será mucho menor, sus jefes le entenderán y respetarán mucho más como colega que es, y seguro que conseguirá que el Bayern sea el segundo mejor equipo de Europa, pues ya saben cuál es el primero.
Guardiola en Múnich, además de entrenar y dirigir a su equipo, va a dedicarle tiempo también a aprender a dirigir un club. En el Bayern lo hará de la mano de unos ex futbolistas que primero fueron jugadores, luego entrenadores y ahora son directivos y dirigentes. ¿Me entienden, verdad? Pues al tiempo.
Desmiento y me río de desvaríos que dicen que no ha ido a la Premier por miedo a Mourinho. ¿No será que Mou no va a Alemania, país que le falta, por miedo a Pep? En serio, mi enhorabuena por la decisión y la elección realizada.
Pep, els que t’estimem i respectem, encara recordem i valorem amb felicitat el que vareu fer tots plegats, dirigits per tu. L’equip era molt jove i inmadur i et necessitava. Ara ja està consolidat. L’Alex i tots els Masfu’s et desitgem el bo I millor. Sort i salut, bon amic. T’estimo Alex.
@masfurroll

Triunfo de los mediocres By Forges( Antonio Fraguas de Pablos) ( muy de acuerdo con el)

FORGES

El triunfo de los mediocres

Quienes me conocen saben de mis credos e idearios. Por encima de éstos, creo que ha llegado la hora de ser sincero. Es, de todo punto, necesario hacer un profundo y sincero ejercicio de autocrítica, tomando, sin que sirva de precedente, la seriedad por bandera.
Quizá ha llegado la hora de aceptar que nuestra crisis es más que económica, va más allá de estos o aquellos políticos, de la codicia de los banqueros o la prima de riesgo.
Asumir que nuestros problemas no se terminarán cambiando a un partido por otro, con otra batería de medidas urgentes, con una huelga general, o echándonos a la calle para protestar los unos contra los otros.
Reconocer que el principal problema de España no es Grecia, el euro o la señora Merkel.
Admitir, para tratar de corregirlo, que nos hemos convertido en un país mediocre. Ningún país alcanza semejante condición de la noche a la mañana. Tampoco en tres o cuatro años. Es el resultado de una cadena que comienza en la escuela y termina en la clase dirigente.
Hemos creado una cultura en la que los mediocres son los alumnos más populares en el colegio, los primeros en ser ascendidos en la oficina, los que más se hacen escuchar en los medios de comunicación y a los únicos que votamos en las elecciones, sin importar lo que hagan, alguien cuya carrera política o profesional desconocemos por completo, si es que la hay. Tan solo porque son de los nuestros.
Estamos tan acostumbrados a nuestra mediocridad que hemos terminado por aceptarla como el estado natural de las cosas. Sus excepciones, casi siempre, reducidas al deporte, nos sirven para negar la evidencia.

– Mediocre es un país donde sus habitantes pasan una media de 134 minutos al día frente a un televisor que muestra principalmente basura.
– Mediocre es un país que en toda la democracia no ha dado un solo presidente que hablara inglés o tuviera unos mínimos conocimientos sobre política internacional.
– Mediocre es el único país del mundo que, en su sectarismo rancio, ha conseguido dividir, incluso, a las asociaciones de víctimas del terrorismo.
– Mediocre es un país que ha reformado su sistema educativo tres veces en tres décadas hasta situar a sus estudiantes a la cola del mundo desarrollado.
– Mediocre es un país que tiene dos universidades entre las 10 más antiguas de Europa, pero, sin embargo, no tiene una sola universidad entre las 150 mejores del mundo y fuerza a sus mejores investigadores a exiliarse para sobrevivir.
– Mediocre es un país con una cuarta parte de su población en paro, que sin embargo, encuentra más motivos para indignarse cuando los guiñoles de un país vecino bromean sobre sus deportistas.
– Mediocre es un país donde la brillantez del otro provoca recelo, la creatividad es marginada –cuando no robada impunemente – y la singularidad sancionada.
– Mediocre es un país en cuyas instituciones públicas se encuentran dirigentes políticos que, en un 48 % de los casos, jamás ejercieron sus respectivas profesiones, pero que encontraron en la Política el más relevante modo de vida.
– Es Mediocre un país que ha hecho de la mediocridad la gran aspiración nacional, perseguida sin complejos por esos miles de jóvenes que buscan ocupar la próxima plaza en el concurso Gran Hermano, por políticos que insultan sin aportar una idea, por jefes que se rodean de mediocres para disimular su propia mediocridad y por estudiantes que ridiculizan al compañero que se esfuerza.
– Mediocre es un país que ha permitido, fomentado y celebrado el triunfo de los mediocres, arrinconando la excelencia hasta dejarle dos opciones: marcharse o dejarse engullir por la imparable marea gris de la mediocridad.
– Es Mediocre un país, a qué negarlo, que, para lucir sin complejos su enseña nacional, necesita la motivación de algún éxito deportivo.

ANTONIO FRAGUAS DE PABLOS (FORGES)

Cartas a Alex via Marca 12/1/2013

CARTAS A ALEX Gabriel
Masfurroll
Querido Alex, la concesión del Balón de Oro suele ser el epicentro de opiniones y discusiones desde el día en que se entrega hasta que se concede el siguiente. Me sorprenden, querido Alex, algunas actitudes infantiles que voy descubriendo. Que Messi es el mejor jugador del mundo pocos no fanáticos lo ponen en duda. Lo curioso es que algunos ya se afanen en presentar nuevos candidatos.
Últimamente, los contendientes suelen estar en la Liga española. Cristiano, Iker, aunque no sea su mejor momento y, depende de lo que haga La Roja, aparecerán nuevos nombres. Iniesta, Xavi, aunque éste despierta algún recelo, no vaya a ser que después de Luisito Suárez reciba el Balón de Oro otro jugador del Barça y además catalán… Es ridículo y por eso lo expongo con sorna, pero tristemente funciona así.
Algunos tratarán de convencer con argumentos peregrinos de que Messi ya no es el mejor jugador del mundo. En lugar de malgastar el tiempo buscando argumentos poco creíbles, dedíquenle el mismo tiempo a saborear el fútbol de este extraordinario jugador que no trata de ser ni el más guapo, ni el más rico, ni el mejor, sino jugar al fútbol como él sabe y conseguir que lo que para otros es algo extraordinario parezca fácil.
Leo quiere ganar siempre, pero su mayor anhelo es jugar al fútbol que es lo que le hace feliz. Si además consigue que gane su Barça y su selección argentina, para él es el éxtasis. El Balón de Oro le satisface pero lo considera el reconocimiento al trabajo de mucha gente porque sabe que sin su equipo, ni él ni nadie sería el mejor de la historia. Y tanto Cristiano, Iniesta o Xavi son extraordinarios jugadores, lo que revaloriza el premio a Leo.
Alex, en Leo fa feliç a molta gent de tot el món. Que sigui per molts anys! A disfrutar-ho. T’estimo Alex. @masfurroll

Destino: Hacia una nueva era y orden mundial (cap 3 y ultimo) 8/1/2013 via Expansion

Expansión Pro Orbyt.
A FONDO Gabriel Masfurroll 08/01/2013
Destino: una nueva era y un nuevo orden mundial (y III)
Descubra Orbyt
Inicio aquí mi último artículo con reflexiones sobre el nuevo orden mundial que creo nos guiará en esta nueva era. Analizando el papel de los países protagonistas, no quiero olvidarme de EEUU. Aquel país joven, emprendedor, ágil, rico y heterogéneo, está perdiendo su frescura. Quiere parecerse a Europa y busca la fórmula del Estado del Bienestar. Además, su posición de país líder mundial le ha llevado a cometer errores que ahora está pagando. No obstante, a EEUU le queda su posición de liderazgo en la obtención y mantenimiento del talento. Seguirá liderando muchos años el ránking de país emprendedor. Solo falta que sepa mejorar su eficiencia, sí, sí, he dicho su eficiencia, pues su riqueza y su falta de necesidades acuciantes durante muchos años les ha permitido vivir en la abundancia de recursos. Todo parecía fácil. Ahora no lo es. Sólo que agudice su ingenio o importe talento en esta dirección, la búsqueda de la verdadera eficiencia, permitirá a este gran país seguir liderando la economía mundial, aunque eso sí, contra rivales duros de roer como China o el resto de BRICS.
Y finalmente quiero hablar de África, el gran continente olvidado. Yo creo en África y aventuro que será la gran apuesta de nuestro mundo en la segunda mitad del siglo XXI. Si consiguen desembarazarse de los colonialismos (ahora tiene el chino) que tanto daño les hicieron, recuperar sus culturas y añadir la riqueza y el talento de otras culturas y orígenes, pero no por la fuerza, sino por voluntad propia, pueden llegar a ser imparables. El mejor ejemplo y que otros países deberían mimetizar, es Ghana.
Éste es el mundo en que vivimos, donde nada es lo que parece y en el que impera por desgracia, de momento, el refrán castellano que dice: “El que no sabe lo que busca, cuando encuentra, no sabe lo que encuentra…”. Así estamos nosotros, sumidos en una tremenda crisis, buscando la salida, pero equivocándonos de puerta una y otra vez. Además actuando por desgracia con el sálvese quien pueda que no es otro que el paradigma del individualismo y egoísmo humano que suele acabar con situaciones de odio y rencor que en lugar de unir para hallar soluciones, lo único que hacen, es desunir, enfrentar y con ello agravar la situación. No soy optimista y la historia me cuenta que siempre, una crisis de identidad y valores acompañada por otra de tipo económico y social, suele acabar de forma traumática y con rupturas tremendas que dejan efectos colaterales injustos y en los que suelen pagar los menos culpables. Ojalá me equivoque, pero creo que ya me entienden, ¿verdad?
En conclusión, las fuerzas del destino nos conducen hacia una nueva era y un nuevo orden mundial que regirá este siglo XXI y quizás el siguiente. Los esfuerzos individuales de cada país, así como los vanos intentos colectivos de las grandes organizaciones de países, no impedirán en mi humilde opinión que las fuerzas que siempre han regido la historia de la humanidad cambien. Resistiremos un poco más o un poco menos, pero el cambio está de camino.
Los humanos creemos que somos más poderosos y capaces de conducirnos de lo que en realidad somos. Aunque suene catastrofista, no es así. Influimos, sí, pero poco. Cabe recordar las palabras de Churchill en la Cámara de los Comunes donde dijo: “Inglaterra no tiene amigos o aliados permanentes, tiene intereses permanentes”. Ésta ha sido la cultura que ha prevalecido durante décadas y, en mi opinión, está en su ocaso, pero ¿hacia dónde vamos y cuál será el destino? No lo sé, pero sí tengo claro que en unos años, sobre el 2025, se habrá configurado un nuevo orden mundial y nosotros, todos, cada uno a su manera, deberá asumir su papel y una vez más ejecutarlo lo mejor que sepa.
Siento que estas líneas puedan parecer algo frívolas y poco consistentes, pero así lo veo y así lo cuento. Me cuesta, hasta a mí me parece increíble, pero al tiempo. Hemos exprimido el sistema y orden actual y el propio mundo necesita el cambio. Las circunstancias que vivimos, los distintos movimientos que todos ejercemos y los propios flujos existentes que soy incapaz de describir, nos conducen al cambio.
No es la Apocalipsis, sinceramente es un cambio para mejor, pero como siempre se producirán pérdidas colaterales y sufrimientos injustos. Así ha sido siempre la historia de la Humanidad y así seguirá, espero que para bien de todos.
Dicen que todo tiene un porqué y en este caso parece que una vez más, hemos agotado el modelo. Creo en el destino, podemos ayudar pero el camino está trazado. De nosotros dependerá que seamos capaces de hacer una mejor o peor transición.
Fundador de Wings4Business

LEARNING FROM THE BEST, Juan Antonio Samaranch’s foreword

I first met Gabriel Masfurroll in the seventies, when he was a teenager and a competitive swimmer. At that time, swimming played a very important part in my life because the European Championships held in Barcelona in 1970, in which I participated actively, were an excellent yardstick for the Olympic Games of 1992.

Masfurroll was living in the Residencia Joaquín Blume in Barcelona, run by my friend Ricardo Sánchez, and we had good friends in common such as Santiago Esteva and Maria Paz Corominas, swimmers who in their day were key figures in Spanish sport.

I shall never forget something ‘Gaby’, as his friends call him, said to me when he was still very young: “Mr. Samaranch, when I grow up I want to be like you and match your achievements. I also love sport and believe I can do a lot for it”. It comes as no surprise to me, then, to see Masfurroll holding positions of responsibility in leading sporting institutions.

A few years later, I met up with “Gaby” again when he was head of the Quirón Clinic in Barcelona.

Since then we have kept in touch on a regular basis. We have met and written to each other on numerous occasions and I recall a beautiful picture, on display at the headquarters of the Olympic Committee in Lausanne, which he gave me on one of his visits. I have followed his career very closely over these years and that phrase “when I grow up I want to be like you”, made me take a keen interest in both his personal and professional development.

It is clear that Gabriel Masfurroll has progressed a lot. From nowhere he has become an outstanding businessman, running a large chain of hospitals (USP Hospitales), and has also held several positions of responsibility in the world of sport. I remember his first steps as a director of F. C. Barcelona under José Luis Núñez. He was also Chairman of the NFL’s Advisory Board in Spain, underlining his passion for business and sport as reflected in this book. I feel very honoured to be able to write the foreword to this book which describes, in a very personal way, the relationship between these two worlds which are becoming ever closer and need each other so much.

I am very proud that former sportsmen and women now hold positions of responsibility in society and have become respected policymakers working on behalf of sport. Gabriel Masfurroll has recently created, in association with noted partners, a sports management company called Agency, further proof of his dedication to bringing together the worlds of business and sport.

Finally, I would like to thank Gabriel Masfurroll for his friendship all these years, especially during my difficult time at the IOC, when I discovered whose support I could count on and who my true friends were. ‘Gaby’ was one of those friends and not only did he send me letters of encouragement but he also wrote articles in the press defending my position.

I wish him all the luck in the world and highly recommend this interesting and entertaining book which includes Masfurroll’s personal experiences in addition to stories and anecdotes of people with close links to business and/or sport. Two worlds which are a source of value and wealth in today’s society.

 

 

Juan Antonio Samaranch

Marquis of Samaranch

Honorary President for life of the International Olympic Committee

June 2004