Cartas a Alex: Desde el Templo del Sol . Vía @Marca

Titulo: Desde el Templo del Sol
Querido Alex, est vez te escribo desde muy lejos. Estoy siguiendo la pista de un periodista intrépido que en mi juventud como a millones de personas , me influyó y me marcó, Tintín. Originario de Bélgica, él ,no se refugió en su país sino que se aventuró por todo el planeta buscando y descubriendo temas de interés y hasta llegó a alcanzar la luna. Pues bien, este intrépido periodista también llegó al imperio Inca y al Templo del Sol. Yo también y desde ahí, he podido poner distancia con lo que sucede en nuestro país y te aseguro que desde lejos, todo se ve distinto y más cuando escuchas a gente que han vivido o viven situaciones muchísimo peores a las nuestras,que no entienden y preguntan y preguntan.Quizas Tintín nos ayudaría a resolverlo. No he encontrado a nadie que no se cambiaria por nosotros y ya ves hijo, seguimos eternamente insatisfechos. Uno de los paises que he visitado , ha sido Ecuador. Como puedes imaginar ahí hay muchísimos fans del Barça y Leo Messi es para ellos como el dios Inca y mucho más después de la exhibición que hizo en Quito hace unas semanas. Es curioso comprobar cómo los de fuera , valoran muchísimo más lo que nosotros tenemos y no apreciamos lo suficiente. Algunos darían todo por tener el Barça, a Messi, Iniesta, Suarez, Pique, Ter Stegen, etc en su país y nosotros lo encontramos normal, como si fuera fácil lo que hemos conseguido. Solo cuando nos falte lo apreciaremos como merece,será demasiado tarde, pero así somos los humanos. Lo mismo sucede con nuestra vida cotidiana , hemos dejado de apreciar lo que tenemos y olvidado lo mucho que nos ha costado conseguir un bienestar que pocos tienen. Es tan difícil llegar y tan fácil perderlo todo, a veces estúpidamente. Y eso viene al hilo de que también desde ahi, vi la carrera de este prodigio de Cervera, Lleida, llamado Marc Márquez. Casi me infarta, pero es que el es así, además de genio, es atrevido, un tipo con los pies en el suelo, humilde y muy simpático que disfruta con lo que hace, igual que Messi . Así, solo así, puedes ser el mejor, siendo feliz con lo que haces y disfrutar haciéndolo. “ Fill des-de molt lluny de casa i amb ganes de tornar per poder veure als teus germans i nebots, vull que sàpigues que la mamá i jo et recordem molt. T’estimo Alex”.

Anuncios

Cartas a Alex : ¿ Barça , el oasis catalan? Vía @ Marca 4/11/2017

Titulo: ¿Barça, el oasis catalan?

Querido Alex, fíjate si estamos en estado de “shock”, que si retrocedemos unos pocos meses y nos vamos al mes de junio, recordaremos que el Barça estaba convulsionando. Habíamos perdido al “pequeño principe”, teníamos que cubrir su baja a contrarreloj. Los fichajes que debian ser un bálsamo,de costes estratosfericos y para más “inri”, el gran rival, el Madrid, nos daba un baño en la Supercopa en plena canicula estival. A partir de ahí, todo eran predicciones catastróficas, “as usual”, tanto en casa como especialmente fuera. Fin de ciclo, no sabemos fichar, falta de previsión, se irá Messi , bla, bla, bla. ¡Ah y para acabarlo de aliñar, la guinda: Resucita la oposición! Si, si, en el Barça siempre hay alguien que se autodenomina oposición, dispuesto a salvar la patria, cuando lo que suele suceder casi siempre es que al final, no tan solo no ayudan, sino que dividen y perjudican al club. Divide y vencerán……Lo mismo sucede en nuestra comunidad. Estamos divididos porque nos han dividido y lo peor es que nadie vencerá, todos estamos ya perdiendo y mucho.
Pero hete aquí que de golpe aflora la compleja, kafkiana y autodestructiva situación política en Catalunya y la gran pasión, el Barça desaparece como por arte de magia del foco, algo totalmente impensable. Yo mismo he perdido pasión e interés. ¿Por el Barça?¡ No para nada! Pero descubro que es importante y que no lo es y que nuestra vida, la paz y la concordia, de unos y otros, está amenazada. Es la punta de lanza de un incendio que lleva más de 30 años gestándose . De golpe aquella ciudad espléndida, cosmopolita, acogedora, admirada y terriblemente emprendedora, se convierte de un día para otro, en la capital de una comunidad que vive de sobresalto en sobresalto y asustada. De golpe es inhóspita, agresiva, insegura y todo lo que brillaba se convierte en opaco. Surge el temor y la sociedad sufre lo peor que puede sucederle,una división profunda. Afloran las pasiones, los sentimientos y las filias y las fobias se acrecentan. A pesar de que algunos tratan de mantener la calma, los odios se enconan y la tensión crece. Pero la ciudad aún es espléndida, aún sigue preciosa, pero ya no es acogedora por lo que muchos han decidido irse, propios y ajenos, e iniciamos un rumbo a lo desconocido . Destino Itaca o la Arcadia soñada, el sueño se convierte en pesadilla. Mientras, el Barça tiene al frente, de la institución y del primer equipo, dos hombres tranquilos, reflexivos y que no desatan pasiones, pero si rezuman sentido común y transmiten buen hacer y tranquilidad. Son además buena gente, buenos profesionales, han aprendido además el oficio de bombero ante tanto piromano suelto, aunque algunos de fuera no lo entienden y ese sigue siendo el problema entre los que vivimos en Catalunya y los que no. Radicalmente diferente. La gran paradoja es que los tremendos augurios pretemporada, donde los de siempre visionaban un cataclismo culé, mira por donde Alex, somos líderes en la Liga, en la Champions y el equipo va mejorando, sin hacer ruido. A su vez, nuestros rivales están lejos y además no juegan bien. Después de 25 años de una hegemonía futbolística que jamás habríamos soñado, tenemos una vez más, un equipo competitivo con el mejor jugador del mundo , nuestro “messias” a la vez que seguimos reclutando y formando nuevos apóstoles que de nuevo nos permitan predicar y difundir nuestra escuela futbolística, la del toque, la del control del balón, la escuela cruyffiana que además cuenta con la inteligencia futbolística y sublime del mejor de todos los tiempos. Esto dicho así, no parece fácil. Muy pocos entrenadores en el mundo podrían hacerlo y Valverde está demostrando que es capaz de hacerlo y además muy bien. Los focos de atención están puestos solo en la tremenda crisis política que estamos sufriendo. Fíjate hijo si es grave lo que estamos viviendo, que veo al Barça y estoy triste, gane o no, prácticamente me da igual. No debería ser así, pero ver y sentir lo que estamos viviendo, aparca pasiones profundas y enraizadas, pero poco importan ante la terrible situación que vivimos en Catalunya, unos y otros. Eso sí, contamos con Valverde, hombre discreto y muy querido respetado y admirado en todos los clubs en los que ha estado, que a su vez está haciendo su trabajo muy bien. Ojalá algunos de nuestros políticos, tuvieran su sensatez. Un extremeño, formado en el Pais Vasco y vivido en Barcelona. Sinceramente Alex, creo que tenemos un gran entrenador para años. Espero que en nuestra ciudad, en nuestro club, pueda seguir ampliando su especial colección de fotografías, afición que compartimos y solo deseo no sean fotos tristes. “Estic mes que segur fill que viurem uns bons anys de futbol i que el Barça tornarà a guanyar, però el que mes desitjo es que la pau torni al nostre entorn, que els interessos de les persones, tornin a ser prioritaris enlloc dels interessos partidistes i personals,que no ens separin ni las banderas ni els himnes i que la tolerància , la solidaritat i el respecte tornin a casa nostre. Això es molt mes important que qualsevol títol o victoria. T’estimo Alex.”

Carta de un pare a la selva filla. Vía La Vanguardia Opnion. By Manolo Suarez

El lector expone Carta d’un pare a la seva filla
m Sempre he defensat la cultura catalana, aquesta nació extraordinària on la barreja d’identitats catalana i espanyola ha estat un híbrid sensacional. Ho he viscut en el món de l’ensenyament, en el de l’esport i la ciència. Jo anteposo els valors de l’amistat, de la justícia social o la cultura als del teu nacionalisme separatista.
Heu convertit la vostra lluita en un conflicte entre catalans, perquè els nacionalismes són tots iguals, són excloents i el que no pensa com tu és un enemic. Coixet, Marsé o Serrat no són fatxes. És més, Rivera o Albiol també són catalans, encara que no t’agradi, com Évole, Colau, Borrell, K. Jornet, Iceta, Estopa, Núria Espert o el teu pare (per anomenar-te’n alguns que coneixes). Som majoria els que no sortim al carrer amb una bandera ni espanyola ni estelada, perquè els nacionalismes no ens agraden. La gran majoria dels catalans sabem que Catalunya és una nació i també la majoria volem tenir dret a decidir, altra cosa és que els que esteu defensant la independència sou minoria, ho éreu quan vau començar el procés amb el 47%, que us donava majoria al Parlament i el vau continuar amb el 38% que vau votar sí al referèndum. Quan digueu “nosaltres els catalans volem” o “el poble de Catalunya vol” us adjudiqueu una falsa majoria i la resta notem el mensypreu. Jo mateix em manifestaria a favor de la independència si les dues terceres parts del poble català la demanés. La democràcia, et recordo, és el que vol la majoria. Els convergents del PDECat ara de cop diuen que són tots independentistes perquè necessiten d’ERC i de la CUP per poder mantenir-se en el poder. L’impresentable PP us dona ales per continuar amb el vostre pensament nacionalista excloent. Junts pel Sí ha tingut competències suficients per millorar l’educació o la sanitat i no ho ha fet. Són amb els que ara et manifestes i confies que ho faran diferent? També deien que les empreses i bancs no marxarien i ja han sobrepassat les 1.300.
Heu anat massa lluny i ara s’ha trencat la convivència. No puc parlar amb tu d’aquest tema, ni amb certs familiars ni amics perquè la fragmentació social ja està feta. M’agradaria discutir amb tu sobre temes que considero importants, com el deteriorament de la natura, els avenços científics, l’educació o les desigualtats socials, però tot està aparcat. Supervivència (alimentarse, treballar…) i nacionalismes, no hi ha res més.
Som rics perquè vivim bé, a pesar de la crisi econòmica, però t’han fet veure que tot és un desastre, que la llibertat, la democràcia i les lleis, que s’han aconseguit amb molts esforços, no serveixen. S’han de millorar lleis i canviar governs però no intentar canviar un nacionalisme espanyol caduc, el de la unitat d’Espanya, per un altre també de pensament únic. Els arbres no et deixen veure el bosc i la nostra convivència serà pitjor. Estic molt trist. Quina pena.
MANOLO SUÁREZ Barcelona

Cartas a Alex vía @Marca 21/10/2017

Titulo: Triste tambien por Galicia
Querido Alex, hoy te escribo desde una Barcelona silenciosa, extraña, triste, angustiada, dividida, desconfiada y lo peor, endogamica y egoísta. Esta semana he visto con horror la tragedia que ha vivido Galicia, pero estamos tan asustados, preocupados y ensimismados en “EL TEMA” que no nos preocupan los demás. ¡Inaudito!Hasta en esto ponemos fronteras. En mi carta anterior te dije que no creía en banderas, fronteras ni himnos y si en las personas. He visto unos incendios terrorificos y aún en la lejanía he palpado el horror y la tragedia que han vivido muchos gallegos y el durísimo futuro que les espera. Desde aquí mi afecto y solidaridad. Nosotros en Catalunya, estamos a punto de incendiar tambien nuestra tierra, de otra manera y creo que de forma más cruel. Se nos llena la boca de pacifismo, pero compruebas que el odio va en aumento y debes surfear la vida como puedas o te dejen. Mientras, el Barça, nuestro Barça Alex, de la mano de un hombre discreto, humilde, pero sabio, está recomponiendo con paciencia e inteligencia, un equipo que a principio de temporada parecía roto y algunos daban por finiquitado, en un equipo que dará alegrias, hoy tan necesarias pero que son menos alegrías porque subyace la angustia , la fractura social y el miedo a lo desconocido. Dice el refranero que “cuando uno no sabe lo que busca, cuando encuentra, no sabe lo que encuentra”. Así estamos en esta preciosa tierra que entre todos acabaremos incendiando y no habrá marcha atrás. Que fácil es llamar a filas y lanzar la gente a la batalla y que difícil es luego reconstruir lo destruido y comprobar el triste legado que estamos dejando a las jóvenes generaciones. Para algunos los daños colaterales, merecen la pena. Insisto, siempre que no les afecten a ellos. Muchos, han tomado ya sus prevenciones pero claro, no lo han anunciado. Esa es su valentía. Patriotas son para mi, los miles de gallegos que salieron a apagar los fuegos y a ayudar a los que sufrían, no los que provocaron los incendios. Fill, saps be que estimo l’esport, que el Barça està a la nostre sang, però ara, només m’importa la salut, pau i armonia de la nostre gent. Tan se val de a on venim, tan se val com pensem, units som millors, fora fronteres, fora senyeres, les persones, la bona gent, la bona fe. Alex, no en deixis mai,et necessitem. T’estimo Alex”.

Cartas a Alex: Desde la tristeza y el miedo. Via @Marca 8/10/2017

Titulo: Desde la tristeza y el miedo

Querido Alex, te escribo probablemente la carta más difícil y triste de todas en estos nueve años. Esta vez lo hago desde nuestra ciudad, Barcelona, una de las más hermosas del mundo, destino y hogar de ciudadanos de todo el planeta, pero que desde hace unos días como toda Cataluña y diría que también España, viven inmersas en la tristeza , la angustia, el miedo y la incertidumbre. Todo ello ha sido provocado y lo digo tal cual, por un enfrentamiento político que se ha transformado en emocional y que está mutando peligrosamente hacia la xenofobia, el fanatismo y el odio. Las cosas nunca pasan porque si. Todo esto se veía venir, pero nadie creía que pasaría. Una vez más se demuestra que a pesar de vivir en un mundo hiperconectado, estamos más desconectados unos de otros que nunca. En la propia Cataluña vivimos en un estado de crispación entre todos nosotros y surgen fobias y odios por doquier que son fruto de la desinformación, la manipulación y las mentiras que son ya más fuertes que las verdades, triste pero cierto. Repite una mentira mil veces y la convertirás en una verdad, como dijo el nefasto Goebbels. Seguro que hay agravios que exponer, pero hablando se entiende la gente de buena fe. #hablemos, #parlem pero también #solucionemos, #solucionem. Queremos vivir en #paz, #pau y #respeto ,#respecte.
Alex, no quería decírtelo, pero estoy triste, muy triste, decepcionado y asustado. Me estoy dando cuenta y será porque a la vejez viruelas, que cada vez más,me importan menos las banderas, los himnos y los territorios y en cambio , muchísimo mas las personas. Estos días recibo palabras de afecto y apoyo de todo tipo de personas, todas partes y de creencias distintas, pero gente de buena fe que son la mayoría, no solo para mí y los míos, sino también para los catalanes, un pueblo de casi 8 millones de habitantes, plural, de todo tipo de origenes, raíces, opiniones y en su mayoría, generoso y solidario. Me niego a que ser catalan, sea utilizado de forma peyorativa. Nacimos aquí, nuestras raíces son fuertes, como las de las de otras fantásticas zonas de nuestro querido país y por ello también me niego a que algunos nos den lecciones de o de catalanidad o de españolidad. Creo en los hechos y ahí están. Tengo un enorme respeto y admiración por todos los pueblos y culturas y siempre trato de cumplir aquello de “donde fueres…” y mucho menos en las palabras y el caricaturizado bla, bla, bla de tantos. Palabras y gestos altisonantes están de moda, pero a veces traicionan a sus autores. Y termino con el deporte. Mándela dijo que el deporte tenía la capacidad de cambiar el mundo. ¿Vamos a decepcionar y contradecir las palabras de alguien que tras estar 27 años preso, supo perdonar y dialogar con sus enemigos y convertirles en aliados para conseguir un país mejor? El nos dio ejemplo, sigámoslo ¿De verdad merece Pique el trato vejatorio de algunos aficionados, no todos, por expresar sus opiniones? Yo creo que es doloroso ver como perdemos el norte por el fanatismo . Cada uno de nosotros deberíamos tratar de esforzarnos en entender y ponernos en los zapatos de los demás. Seguro que se han hecho cosas mal o muy mal, pero estamos a tiempo y en una terrible encrucijada. O salvamos nuestro entorno y convivencia que me atrevería a decir que es un privilegio que muchos pueblos anhelan y que nos ha costado ímprobos esfuerzos y sacrificios en alcanzarla o nos tiráramos por el precipicio arrastrando todo lo que podamos y sin importarnos los daños colaterales, porque estos no suelen afectar y tampoco interesar a los verdaderos artifices y finaciadores de estas situaciones que son expertos de moverse en las sombras, en la oscuridad. Les importamos un bledo, solo les interesan sus objetivos y las personas somos sus instrumentos y demasiadas veces solemos caer en la trampa. Es la historia de la humanidad. ”Fill, desde aquestes ratlles vull que sapigues que tinc, que tenim por i que quan esclaten situacions com aquestes, moltes vegades, paguen justos per pecadors, la gent pateix i les ferides queden per sempre. Espero que tots els nostres governants tinguin el sentit comú i el seny de pensar primer en la gent i després en els seus interessos i estratègies polítiques i partidistes . Ah i tan de bo sapiguem utilitzar l’esport com eina per solucionar aquest terrible conflicte i no com arma de odi, doncs a dia d’avui no sembla que el conflicte s’aturi,sinó ben al contrari. T’estimo Alex, molt, moltíssim, ajudants des-de a on estiguis”.

No es politica, son sentiments i emocions

Titol: No es política, son sentiments i passions
Desde siempre he tratado de entender el porque de todo lo que está sucediendo en el país y que cada uno entienda lo que quiera por país, lo respeto y respetaré siempre, pero exijo el mismo respeto que ofrezco. Somos muchos los que estamos exhaustos de lo que está sucediendo en Catalunya. He escuchado, leído una y mil veces opiniones de unos y de otros. Escucho muy a menudo que debe imponerse la razón y muchos apelan al seny. Pues bien , he llegado a la conclusión de que esto va a ser imposible. Esta situación ya no va de política, leyes o lo que se le parezca. Esta historia tiene un cariz muy distinto que es la que la hace y ojalá me equivoque, ingobernable y no es otra que el mundo de los sentimientos, de las pasiones y las emociones. Estas tienen orígenes, raíces e incluso destinos distintos. Si preguntáramos a la gente que quiere, espera , desea y como cree que será el futuro, nos daríamos cuenta de que en cada bando reina la heterogeneidad. Estem parlant de sentiments, de passions i fins i tot de ilusions, coses difícilment mesurables i gestionables. Imaginem que una parella decideix separar-se i t’en adones que les dues parts sempre tenen la seva raó, però el que mai un i l’altre arriben a conseguir, es entendre i comprendre el reials sentiments del altre. S’els poden imaginar, però la imaginació es lliure. Diuen que en aquesta vida es bo fer l’exercici de posar-te a les sabates dels altres,especialment si entres en confrontació. Doncs crec que ara, es el moment de intercanviar de sabates i fer l’esforç per el bé de tots i quan dic tots, som tots, per tractar de trobar la millor solució possible, que sens dubte no serà la millor per tots com individus però si com país. Polítics, no feu de polítics, actueu com ciutadans, intenteu gestionar i se que es difícil, la multi diversitat de sentiments i passions confrontades. Això marca la diferencia i demostra la qualitat dels líders que necessitem. Lo fàcil es la confrontació. Lo difícil es l’art de la negociació i el diàleg. Així sigui.

Cartas a Alex: Sentimientos y pasiones. Vía @Marca 26 septiembre 2017

Titulo: Sentimientos, pasiones
Querido Alex, hoy te escribo desde La Rioja. Mamá y yo nos hemos ido a celebrar algo especial. Desde aquí, alejado de la voragine que estamos viviendo trato de reflexionar sobre como el mundo está cambiando a velocidad de vértigo. Siempre he sido muy curioso, he tratado y me he esforzado en entender a los demás y respetar lo que no entendía. Hoy el mundo está revuelto, mucho y si, empiezo a entender. Aunque los humanos somos seres racionales, muchísimas veces actuamos por pasión, por sentimientos que tienen orígenes y raíces de lo más diverso e inesperado. Sabes Alex, que siempre repito que el futbol es un reflejo del mundo real y ahora estoy aún más convencido. Actuamos con pasión, surgen sentimientos que a veces hasta son encontrados. Ahí no vale la razón y pasa lo que pasa. Casi todo es gestionable, pero he llegado a la conclusión de que los sentimientos y las razones suelen ser incontrolables y es ahí cuando surgen actuaciones de la sinrazón. Este fin de semana jugamos contra el Girona, un partido histórico en el que estoy seguro provocará más de algún conflicto interno. Girona es y ha sido siempre tierra muy culé, ¿Pero que sucederá en este partido? Estoy seguro que muchas familias tendrán que optar por su Barça de toda la vida o su Girona emergente, de casa, de su tierra. ¿Guerra fraticida? “Fill, espero que sigui un bon partit a on la rivalitat no es converteixi en quelcom mes i a on les passions, les emocions i els sentiments de les dues parts puguin ser gestionats des-de el seny del que tan presumim els catalans i que a vegades uns no entenen i també nosaltres oblidem. T’estimo Alex”.

UAB 50 años. (http://www.uab.cat/consell-social/)

Este es el quinto curso en el que tengo el placer, el honor y el orgullo de presidir el Consejo Social de la Universidad Autónoma, el órgano de participación (y de representación) de la sociedad en la universidad: la rótula que la integra a su entorno económico, político y social. Un actor que es garante del patrimonio de la institución porque así se lo encarga la ley, pero que es, también, un organismo con perfil y proyectos propios al servicio de la UAB, siempre en coordinación con el equipo de gobierno liderado por la rectora Margarita Arboix.

Este, sin embargo, no es un curso más. En un acto el pasado el jueves 21 de septiembre en el claustro del monasterio de Sant Cugat, iniciábamos la celebración del 50 aniversario de la Autónoma. Los asistentes escuchamos a Federico Mayor-Zaragoza y disfrutamos de los Comediants entre los capiteles románicos de los siglos XII y XIII. En ese cuadrilátero fascinante, costaba resistirse al tópico de marco incomparable. Estábamos donde teníamos que estar; ningún otro emplazamiento habría sido mejor porque estábamos en un espacio que tiene varias connotaciones. Por lo menos, cuatro.

Estábamos en el claustro en que, hace 50 años, se abrió el primer curso académico de la Universidad Autónoma de Barcelona; medio siglo después, es una de las universidades más grandes y prestigiosas del país, líder en los rankings. Una de las 200 mejores del mundo según el de Times Higher Education (THE), hecho público hace pocos días; sólo hay dos universidades españolas al frente de la clasificación, y ambas, públicas y catalanas.

Estábamos en un monasterio. Las primeras universidades están ligadas al mundo eclesiástico. “Rectora”, “claustro”… La terminología universitaria delata estos orígenes.

Estábamos en un claustro. En catalán, la palabra está documentada desde el siglo XIV, y significa “cercado, vallado”. Un lugar cerrado, hermético. Precisamente, lo que la universidad en general y la UAB en particular no deben ser nunca —y ya no son— ante el resto de la sociedad; sobre todo, ante la empresa y otros agentes activos estratégicos. Debemos ser abiertos, transparentes, líquidos, porosos. Somos la pieza de un engranaje: el conjunto de la sociedad.

Y, finalmente, estábamos en un edificio medieval que no sólo evoca la voluntad del ser humano de saber, sino, también, la voluntad colectiva de ser de este país.

No sólo ese marco —el claustro— era incomparable. El momento también es único. Para la universidad (especialmente, la pública, claramente infrafinanciada); para la Autónoma como auténtica universidad ciudad; para el país, sin duda. El futuro de la institución y el de la sociedad catalana están en manos no sólo de quienes ejercemos cargos de responsabilidad, sino de todos y cada uno de los miembros de estas dos comunidades.

Toca celebrar, que es justo y necesario, pero, también, trabajar. La UAB alcanza el medio siglo con tres grandes retos; junto al rectorado, el Consejo Social trabaja en ellos día a día. Hay otros, pero dejadme subrayar la transferencia, la pertenencia y la financiación.

Primer reto: la transferencia. No nos podemos permitir el lujo de que el conocimiento que generamos no cree todo el trabajo y bienestar posibles en la sociedad con su aplicación real. La universidad —ni esta ni ninguna— no puede ser impermeable o poco permeable a la empresa ni a otros sectores clave de la sociedad. Nunca enclaustrados, nunca cerrados; siempre abiertos. Pero, también, en la palabra “transferencia”, falta un adjetivo: “mutua”; es decir, de la universidad a la sociedad, y de la sociedad a la universidad. De ida y vuelta.

Segundo reto: la pertenencia. Los alumnos de la Autónoma siguen formando parte de la comunidad universitaria cuando terminan los estudios. Tenemos la responsabilidad de aportar valor a los ex alumnos (los alumni) y la oportunidad que aporten valor al resto de la comunidad universitaria, y que, además, así, los vínculos de universidad y sociedad se fortalezcan. Desde el Consejo Social, hemos impulsado la reciente creación de Alumni UAB. Sintámonos más orgullosos de ser, para siempre, UABers. Seamos embajadores de la marca UAB.

Y tercer y último gran reto: la financiación. La universidad pública de este país requiere los recursos suficientes para llevar a cabo la tarea vital que tiene encomendada. No se trata de un gasto, sino de una inversión en nosotros mismos como sociedad, que la universidad ha de gestionar, obviamente, con austeridad y con eficiencia.

Esta sequía financiera se suma, en el caso de la UAB, a los que llamamos costes de ciudad: el campus de Bellaterra es único, singular, y exige un trato específico, diferenciado. Y también —y esto ya es cosa nuestra—, la Autónoma ha de sacar el máximo provecho de esta enorme infraestructura ante el cambio de paradigma universitario.

No duden que el Consejo Social hará todo lo que pueda y más para ayudar la Autónoma a tirar y a mirar adelante. No duden que haremos piña para que afronte el futuro sin olvidar nunca de dónde viene, aprendiendo de los errores del pasado y reforzando sus aciertos. No duden que cumpliremos nuestro deber de velar por la buena aplicación de los recursos públicos a la universidad. Ni duden que cumpliremos nuestro compromiso de facilitar el máximo acercamiento y la máxima integración de la sociedad en la universidad, y viceversa.

Claro que debemos continuar liderando la investigación, fomentando la emprendeduría, luchando por la equidad y la solidaridad, cuidando nuestros públicos. Pero lo haremos más y mejor, seremos mucho más útiles, si escuchamos el entorno, si colaboramos, si estamos muy cerca de todos los actores que nos rodean; cada uno, en su papel. Lo escribió Neruda: “Para que nada nos separe, que nada nos una”. ¡Por muchos años, por muchos éxitos, UAB!

Gabriel Masfurroll
Presidente del Consejo Social

22 de septiembre de 2017

CARTAS A ALEX: El virus de la cainitina ( La carta que no llegó a destino y fue devuelta al remitente)

Titulo: “El virus de la cainitina”
Querido Alex,regreso a Barcelona tras un atribulado verano, pero también lo ha sido para nuestro querido Barça. Llego a Barcelona pocos días antes del 31 de agosto, que parece el día D para los futboleros de bien, pues todo el mundo está pendiente de los fichajes. La paranoia colectiva creada por la salida de Ney, provoca otra exactamente igual en cuanto a incorporaciones. Llego a leer que el Barça no ha fichado a nadie…¿Paulinho, Semedo, Deulofeu, Dembele? ¿Fair Play financiero?¡ Y eso que importa!. Parece que ahora las leyes estan para incumplirlas o para interpretarlas como te parezca y no pasa nada. Todos son cracks, muchos jugadores que hasta estas fechas eran desconocidos, se convierten en estrellas fulgurantes y con precios desorbitantes. Marketing puro y buenos negocios para algunos. Se desata la locura y parece que todos somos expertos y sabemos quienes son los buenos jugadores que deberíamos fichar cueste lo que cueste y quienes deben salir porque no merecen estar en el club. Una locura colectiva más parecida a un sainete que a un proceso de fichajes serio y riguroso.Pero como te he contado en tantas ocasiones hijo , desde que nos dejaste, el mundo ha cambiado mucho. La individualidad está superando al equipo. Parece ya más importante ganar un Balón de Oro o los distintos premios individuales que se van inventando por doquier que los que son realmente obvios de un deporte colectivo como el futbol,donde lo que debe primar siempre es el equipo y ganar títulos como Liga, Copa , Champions amen de otros añadidos en los últimos años. Mas competiciones, más premios, mas dinero, mas locura. La sinrazón se ha apoderado de este deporte, pero no pasa nada. Tiempos modernos hijo, esto es lo que nos dicen. Por otro lado surgen los que se han quedado fuera de la fiesta y no han pellizcado nada. Ahí empieza el baile y en nuestro club, aparece la cainitina, virus que nunca se cura , solo a veces desaparece e imagino se hiberna hasta que vuelve a aparecer. Y ahí empezamos a autodetruirnos., pero como dijo Charlie Chaplin cuyo 125 aniversario celebramos hace tres días, “nada es para siempre en este mundo, ni siquiera nuestros problemas”. “Doncs be fill, volem ser mes que un club i a vegades, la desunió ens converteix en menys que un club i la culpa es nostre, només nostre . Desunits fem mes forts als nostres rivals . Trist però cert. T’estimo Alex”.